ROYCITO CHADERTON NO ENTIENDE Y A ELIITAS JAUA LE DA PENA AJENA

junio 25, 2013

ELIAS JAUA CONTRA DIOSDADO CABELLO

VELLUDO Y SEXY

   A veces es mejor quedarse sentado y callado…

   Explicando el por qué a Venezuela le va tan mal en política internacional (la zona en reclamación casi la perdimos, el la ONU y en la OEA toda propuesta nuestra queda sola y ahora los chinos quieren cogerse el petróleo), Roy Chaderton, que uno no sabe exactamente qué es dentro del Gobierno (dicen que embajador ante la OEA, ¿pero para eso no necesita saber sobre los países de la OEA?), exclamó en unas declaraciones que él, personalmente, “No veía ningún motivo racional para que Santos recibiera a Capriles”, refiriéndose al encuentro del presidente colombiano con el líder de la Oposición venezolana. Eso todavía les duele, debe llevar el frasquito de árnica en el bolsillo. ¿Y este señor, que no ve motivos, es un canciller que gana una boloña de reales, y yo que sólo soy un empleado público, y a quien la cosa le parece obvia, gano cien bolos por encima del sueldo mínimo? ¡No me parece justo! ¿Por qué no cobra él, con sus evidentes nulas capacidades, el sueldo de miseria que gano yo?

  Señor Roy Chaderton, Colombia en boca del señor Santos, en UNASUR, fue una de las naciones que deseaba poner bajo protesta los oscuros resultados electorales donde el CNE le dio la corona a Nicolás Maduro, negándose a un reconteo de las boletas (igualito que en el Mister no sé que vaina que hubo hace poco en República Dominicana); allí, Nicolás Maduro se comprometió a que si no le recibían con cacerolas y rechiflas en esa reunión haría el reconteo, luego no lo hizo como debía (cómo Jorge Rodríguez decía que debía hacerse). Nicolás Maduro engañó a Santos, ¿tenía o no algo que consultar entonces el gobierno colombiano con aquel que exigió el reconteo? Por Dios, señor Chaderton, eso está de anteojito, no es mecánica quántica ni los principios físicos básicos para crear una lluvia de adrones en un súper colisionador. Intente concentrar una o dos neuronas y verá que había un motivo válido para que Santos se reuniera con Capriles, aunque ese motivo no le guste a usted. Que es un punto totalmente distinto. Tal vez, el irracional en sus posturas, sea usted, ¿no se le ha ocurrido?

……

   Pero si las declaraciones de Roy Chaderton fueron tristes, son entendibles (es un hombre viejo, la mente ya no está tan activa en gente fondona que no lee ni hace nada), las del Canciller de la República, Elías Jaua, si que no tienen excusas. Que después del viaje a Roma ese señor dijera: “Hay unos que hicieron el ridículo pero feo en el Vaticano”, fue terrible. Es cierto, pero no tiene perdón que lo exprese en voz alta; por mucho que odie al señor Maduro en esa guerra de herederos (ah, ya imagino al difunto diciéndole a cada uno “tú eres el mío, a ti te nombraré jefe”; ¡tan malvado!), fue este quien violó la ley y falsificó la firma del presidente Chávez para nombrarle en ese alto cargo, uno designado, porque por elección de la gente, Elías Jaua no gana nada. Y está bien, fue una ridiculez, sabemos que el señor Maduro considera que las vacas son sagradas, es parte de su religión, así que eso de besar mano y llamar Padre y pedir oraciones a Su Santidad, sonó a hipocresía, pero al señor Nicolás Maduro no le quedaba otro remedio.

   Arruinada Venezuela como está, tiene que pedirle a los que cortan el bacalao que le ayuden a conseguir préstamos, no con los chinos que ya exigen hasta la mesa de planchar, sino con Occidente, donde cobran pero más disimuladamente. Hay que entender que el pobre señor Maduro está como Pedro Picapiedra cuando se hacía pasar por un rey de la Europa Oriental llegado a Piedradura a pedir ayuda financiera, lo que le falta es que se ponga de pie en la ONU, con su gran saco, el bigotote, la voz engolada, las hojas mecanografiadas en grande para que no se confunda, y diga: El pueblinski misnki, está murinski de hambrisnki; necesitamos platinski.

   Tenga piedad, señor Jaua… Bueno, si no la tuvieron con el difunto…

OSCAR SCHEMEL Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Julio César.

EL SUPER HEROE QUE HACIA FALTA

junio 25, 2013

GENTE QUE SE PICA

SUPER GAY

   Azotaine era candela pura…

   Ciudad Morbo contaba con el súper héroe perfecto, al fin; no sólo la acción del hampa había descendido en las calles sino que muchos delincuentes habían sido detenidos. El valiente y sexy putito, allí donde el mal atacara, caía por igual sobre uno que sobre varios delincuentes, sin importar lo enormes y rudos que pudieran ser. Llegaba frente a ellos, fusta en manos, y les ordenaba quedarse donde estaban. Y se quedaban, porque ese tío en cuestión, o los varios sujetos a la vez, le detenían y comenzaban a azotarle las nalgas para verle estremecerse, para oírle gemir agudo y ronco mientras se excitaba meneándolo, para verle las marcas sobre las redondas nalgas. Fusta y manos iban y venían mientras Azotaine se tensaba y babeaba abundantemente por boca y tranca. Extasiados, rotándoselo sobre las rodillas para darle más, los pillos perdían la noción del tiempo, efecto causado por el poder del súper héroe, y eran detenidos cuando la policía llegaba atraída por los gritos, gemidos y pedidas de más que lanzaba el valiente súper héroe. Así les atrapaban, aunque… Bien, a veces exhalaba tanto su poder, que también la policía se quedaba y le daba.

PASA

Julio César.

TRABAJO RELEGADO

junio 25, 2013

TORTURA

COMICS GAY

   Eran agotadores…

   Cada vez que alcanzaban la altura de crucero, el capitán tenía que probar, a fondo, a los asistentes de vuelo. La compañía se lo exigía. Y le gustaba su trabajo, se les metía con todo, pero… el tiempo pasa y el hombre se cansa de probar a esos jovencitos, por triste que suene. Este era el tercero, aún faltaban dos nuevos y otros dos que deseaban les repitieran sus pruebas. Por eso, como buen jefe, ha aprendido a relegar funciones. Dentro de poco sería el ingeniero de vuelo quien les examinara; y, a veces, uno o dos pasajeros de confianza ayudaban también. El trabajo se hacía y los muchachos quedaban bien examinados, casi agotados… Pero sólo por un rato.

PENA

Julio César.

EDWARD SNOWDEN… ¿EL ESPIA QUE VIENE DEL FRÍO?

junio 24, 2013

DESTITUIDO FERNANDO LUGO

EDWARD SNOWDEN

   Y nunca mejor expresado. Estando en Rusia se corrió el rumor que estaba volando rumbo a Venezuela… cosa que dudo. Pero ojalá pudiera, para que se ponga a salvo, así sea relativamente; viendo viejas películas de espías uno se maravilla con los sutiles venenos y las explosiones dirigidas, por lo tanto, seguridad seguridad, no hay. El tipo tiene un aire a lo James Bond, ¿verdad? Claro, es difícil saberlo por una imagen, pero sus acciones hablan de cierto idealismo en su proceder (esté bien o mal encausado); algo no le pareció correcto y lo denunció. Además, parece tener carisma, ¿será seductor como el agente inglés de tantas y tantas películas?

   Pero en serio, debo comenzar aclarando que me solidarizo totalmente con Edward Snowden, el ex agente de la CIA que acaba de echar al pajón a sus jefes, individuos que en nombre de la “seguridad” espían a todo el mundo, escuchando conversaciones, interceptando correos y mensajes. Está bien, en la lucha contra el terrorismo todo vale, y se entiende, no se le puede dar descanso o tiempo de reacción a los que sueñan con llegar y matar a decenas de inocentes “exigiendo un mundo mejor y más justo” (rara vez, armas en manos atacan un puesto militar, a gente que les puede responder; no, van solapadamente a matar mujeres y niños, y eso en todas partes del mundo); pero de ahí a vigilar a toda la población hay un paso diferente, que a menudo lo dan los regímenes o aquellos sujetos que controlan tal o cual institución y desean no sólo eternizarse sino imponer su manera de mirar el mundo. Ahí está John Edgar Hoover y la era de terror que inició con los datos que manejó con el antiguo FBI. Ese tipo de amenazas y chantajes, de cacerías de brujas, es inaceptable parea cualquiera con algo de sangre en las venas.

   Aquí en Venezuela era práctica corriente, el extinto presidente Hugo Chávez alentaba el espionaje, los teléfonos pinchados, exponiendo luego los vigilados al vilipendio cuando hacían públicas las escuchar ilegales a través de los medios de comunicación en manos del G-2 cubano (nunca jerarcas mafiosos, delincuentes tramando secuestros o jefes de las drogas; no, siempre políticos y periodistas de Oposición), hasta que se les dio una notoria probada de su propia medicina. Fue brutal la exposición en toda su magnitud de lo basura que era, de Mario Silva, el gran inquisidor y acusador del régimen, expuesto para comenzar como agente de un país extranjero, y las cosas que denunció de Diosdado Cabello, el siniestro destructor del modelo democrático venezolano, fueron lapidarias.

   Pero volviendo al tema de inicio, si el gobierno de Estados Unidos espiaba a sus conciudadanos, estos están en el derecho de saberlo, después de todo se votó por Obama en contra de lo que representaba Bush y su república cercada de pretorianos en aras de “la seguridad”. Si Obama se vio obligado a ello debe explicárselo al pueblo norteamericano y que este comience el gran debate sobre si es ético o admisible, o no. Porque, como ya señalé, de “escuchar” para prevenir es muy fácil pasar a llamar a tal o cual personaje para obligarle a cambiar su línea editorial o sus posturas públicas cuando molestan o incomodan al Gobierno, o si así lo considera el jefezuelo de un cuerpo de inteligencia. ¿Quién le da el derecho a un oscuro personaje a decidir por sí mismo qué es libertad o no? Semejante facultad no puede estar en manos de una sola persona, o un pequeño grupito tipo logia, menos si se mueven en las sombras y no se sabe si usan ese poder para meter presa, por ejemplo, a una juez que les molesta; tal potestad debe recaer sobre la opinión pública, la colectividad que lo discutirá en foros y universidades. La tenebrosa era de Joseph McCarthy es prueba de la locura llevaba a la paranoia nacional (al menos no levantaron campos de concentración). ¿Qué el Estado vigila grupos irregulares que amenazan con violencia y muerte? Perfecto, ¿pero que se escuche a todo el mundo para controlar la opinión y lo que piensa cada quién? ¿Que es esto? ¿Cuba? ¿China?

A FAVOR DE SNOWDEN

   Por ello aplaudo y apoyo a este señor de apellido tan complejo, Snowden, por arrancar el infame manto con el cual se cubrían tales operaciones ilegales, porque si un gobierno conspira contra su gente, ¿qué se puede esperar como no sea el imperio de la ilegalidad y la injusticia? Sin embargo, y volviendo al título, dudo que sea cierta la versión de que venga para acá, a menos que sea como lugar de tránsito… O que se le esté tendiendo una trampa para detenerle.

   El régimen venezolano no es ahora el de hace pocos años, la locura a todos los niveles, así como la incompetencia y corrupción del gobierno de Hugo Chávez nos ha sumado en una horrible crisis que cuesta entender a los que aquí vivimos, fuera de Venezuela debe ser casi imposible de asimilar. Durante doce años entraron en la caja del Gobierno, por un lado, cuantiosas cantidades en dólares, cifras jamás vistas desde la fundación de la patria, todo a una sola cajita en manos de Hugo Chávez primero, no se sabe de quién ahora, y del otro lado no salió nada, ni obras, ni hechos, nada que no se sostenga por sí mismo sino despilfarrando más y más dinero. Nicolás Maduro, presidente proclamado por el CNE, necesita desesperadamente quién les preste dinero para comprar comida en lo inmediato y pagarle a los empleados públicos, no queda para más allá de tres o cuatro meses, pero nadie nos quiere prestar porque por una parte se les sabe ladrones, y ahora se duda de su legitimidad, de que cualquier compromiso que firmen se sostenga más allá de unos pocos días y luego sea desconocido.

   Los chinos y rusos ya no quieren tierras o compañías eléctricas. Exigen PDVSA. Tal y como lo predijo Rafael Poleo hace catorce años, ganándose insultos de todo el mundo, de Gobierno y Oposición, hoy demostrándose que sólo él sabía de lo que hablaba y los demás harían bien metiéndose las lenguas donde no les dé el sol. Pero como el gesto en sí, entregar la petrolera, sería una confesión abierta de fracaso y traición, Nicolás Maduro tiende lazos con el Departamento de Estado norteamericano, cosa que los atorrantes muestran como un éxito revolucionario y no como la humillante claudicación que los demás sabemos que es (qué Obama diga que es el legitimo), al tener que bajar la cabeza ante quienes se acusó de todo en el pasado; todo en busca de cierto “aval” para ver si llegan nuevos préstamos que impidan que el hambre estalle en toda su magnitud y no como ahora que se medio disimula. Transitando el mismo camino, reconocimiento y apoyo, se fue al Vaticano a besarle la mano al Papa y jurarle que él era un buen muchacho, acto que al mismísimo Elías Jaua le pareció que fue hacer el ridículo bien feo; y lo fue, pero era necesario someterse, humildemente, para poder pedir ayuda.

   No creo que si ese señor, Edward Snowden, viene en busca de asilo, y aunque se lo ofrezcan, sea una proposición sincera o posible (sería más prudente mirar hacia el Ecuador, como hizo mister Wikileaks). Ahora el régimen no puede contravenir al Imperio si les exige entregarle, le necesita para traer las malas marcas de comidas que llevamos a la mesa, y eso pesará más que quedar mal delante de todo el mundo (¿no reculó y entregó a un peligroso narcoinsurgente de las FARC el mismo Hugo Chávez cuando Uribe Vélez le amenazó con hacer públicas las transcripciones de los papeles de un jerarca de las guerrillas?). Lo otro es más preocupante. Qué todo no sea más que un ardid para detenerle al bajar del avión y entregárselo a los norteamericanos sin mayores rollos. Hay que preguntarse por qué otros (chinos y rusos, por ejemplo) no ofrecieron el asilo. Ya algo así se vio cuando El Salvador detuvo y entregó a los comisarios Vivas y Forero a quienes Hugo Chávez deseaba condenar.

   Por dinero, y necesidad, baila el perro.

ESPERAMOS POR EL SEÑOR MANDELA

Julio César.

LA SUERTE DEL JEFE

junio 24, 2013

EXTREMO

ENORME BOCADO

   Era bueno que fuera un chico goloso…

   ¿Qué es un abuso de autoridad? Indudablemente. Antes, por cosas que le pilló en los vestuarios, se le acercaba a la hora del almuerzo, discretamente en los baños, con un ronco, autoritario y ultrajante: “Vamos, perra, es hora de tu comida. Ponte de rodillas y abre bien esa boca”; la cual le llenaba de… carne. Luego comenzó a alimentarle en el desayuno y durante las meriendas también, lo que no estaba tan mal ya que según parecía, cosa que le avergonzaba un poco, nunca terminaba de saciarse. Luego todo hizo explosión, comenzó a darle de comer cada vez que se le antojaba, con bofetones y “las perras no opinan” cuando cuestionaba el momento o el lugar, obligándole a caer y usar la boca. Otros ya les habían pillado y debía atenderles también. Ahora, de dueño y jefe, pasó a perra que complace por un buen pedazo de carne dura y jugosa… Y nunca había sido tan feliz.

TECNICA

Julio César.

TENTACION

junio 21, 2013

GENTE QUE SE PICA

MUSCLE HOT

   ¿Hasta dónde bajaría esa cintura de pantalón?

   Sonríe malvado, el joven y guapo sacerdote se ha quedado con la boca abierta, igual que los ojos, cuando le ve, y eso que no ha comenzado a transpirar bien todavía, momento cuando queda cubierto con gotas de sudor que le hacen brillar, al tiempo que por el esfuerzo del trabajo tiene la respiración agitada, subiendo y bajando su poderoso torso. Siente, más que ve, la mirada del otro sobre sus hombros, acariciándole los bíceps, atrapándole los pectorales y bajando. Sabe que el curita está mal desde que llegó a terminar las reparaciones de la cerca de la Casa Parroquial. Llevan dos días así, él exhibiéndose descaradamente, sabiendo que cuando el sacerdote desaparece en el cuarto de baño y sale agitado, piensa en él. Seguramente también cuando va de noche a su cama, apresurando sus oraciones para poder dar rienda suelta a sus fantasías. Sin embargo aún se resistía a llegarse, con voz fallosa y mirada suplicante a rogarle que le dejara tocarle y lamerle por todos lados. Pero eso no duraría mucho, se dice pillo, la cintura de sus pantalones pronto caerían más, dejando ver sus ralos vellos púbicos por delante y las dos tiritas de su hilo dental rodeando su cintara, antes de desaparecer atrás. Eso no fallaba, el curita lo vería y caería de rodillas, sumiso y humilde… y le haría tragar duro la ostia.

EL SUPER HEROE QUE HACIA FALTA

Julio César.

DE PRUEBAS Y MALENTENDIDOS

junio 21, 2013

…METABOLISMO

TIOS GAY

JUSTIFICACIÓN DE AMIGO

Julio César.

EL LADRON QUERÍA ALGO

junio 21, 2013

MAL OJO PARA PAREJAS

FORTACHON EN BIKINI

   ¿Acaso no intimida ya armado como anda?

   Si alguien del Gobierno está llevando las cuentas de las carretadas de muertos que han ingresado a la morgue de Bello Monte desde que inició el programa Patria Segura, seguro está deprimido y es candidato al suicidio. ¡Un plan que les falla! ¡Otro más! Aunque a esos no les afecta, con tantos guardaespaldas están “cubríos” (dicho en chavista). Hace poco, llegándome a un hospital en Cotiza, escuché de un malandro que se sube a las camionetas, saca una pistola y dice que no quiere gritos ni locos, que no quiere joyas ni celulares, que abran las carteras y suelten la plata, que quien no tenga ni cincuenta bolos puede pasarla mal. La mayoría de la gente refunfuña pero la roban. Es que pistola mata protesta… entre otras cosas. Una joven enfermera, echando su cuento personal, dijo que ella estaba en una de esas camionetas, en la última hilera, y que cuando el sujeto entró ella palideció, medio lloró y el corazón se le detuvo. Que un señor a su lado de dijo que no le diera nada, que esa pistola era falsa, y él se quedó mal encarado sin sacar nada, igual que otros hombres. Todavía nerviosa, contó que mientras el sujeto se acercaba a ella le temblaban las piernas y le estaba dando de todo. Riéndome le dije, seguro que querías darle algo, lo que fuera, cincuenta o cien bolívares, para que no se molestara el señor ladrón; pobrecito, ¡trabajaba tanto! Ella, casi ladrando de risa, reconoció que si, que tenía unas ganas locas de meter la mano en la cartera y darle dinero.

BASURA Y ESCUELA

Julio César.

NOTA: El antivirus decía actualizar, lo hice y el desastre. Cuidado con el Security ese. Lo tengo todo bloqueado.

EL ÚLTIMO SACRIFICIO DE SAM… CORREGIR

junio 16, 2013

ESCUELITA Y TAXI AL INFIERNO

LOS WINCHESTER

   El círculo se cierra…

   ¿Qué se puede decir del último episodio de la octava temporada de Supernatural, 8×23 – Sacrifice? ¿Que fue genial, intenso, emocionante, desconcertante y que nos dejó con ganas de más? Eso ya se ha dicho y ha sucedido, la serie nos tiene acostumbrados a esta calidad, pero esta vez casi superan en dramatismo el final de la tercera temporada, con Dean cayendo muerto y siendo torturado en el Infierno mientras llama a Sam, y en intensidad al final del cuarto, donde Ruby se ha revelado en toda su importancia y maldad, Lucifer levantándose y comenzando el Apocalipsis. Este, sin afectaciones tan directas o importantes, fue igual de bueno. Me quedé con la boca abierta y el corazón palpitante.

JARED PADALECKI

   Y  de todo y todos, Crowley malvado, Abbadon terrible, Naomi atrapada en el mal actuar de los arcángeles, Metatron desatado cuan Ruby (parecía menor en importancia de lo que luego resultaría), Castiel repitiéndose en sus errores, las luces en el cielo, de todo lo más increíble fue la actuación de Jared Padalecki, en esa escena donde Sam Winchester cierra definitivamente la brecha que le separaba de su hermano mayor. La dura y vehemente interpretación de Jensen Ackles y de su Dean Winchester, fue también para el recuerdo, pero él ya nos tiene acostumbrado a ser bueno, por eso lució mejor el Jared/Sam.

LA CITA DE LA COMISARIO

   Comienzo diciendo que cuando vi a la comisario Jodi sentándose frente a Crowley para una cita, sentí un retorcijón de estómago, ese demonio se comporta realmente encantador, pero todo sabemos que es una basura. Y ella es alguien a quien los hermanos salvaron. La hechiza y está mal, y si moría yo iba a estar peor que cuando cayó Sarah. Pero el Rey del Infierno la usa para obligar a Sam y Dean a ceder, y estos lo hacen, le entregarán la tabla sobre los demonios y no continuarán las pruebas. Buscan con Kevin la roca, escondida bajo un gran letrero con una imagen del diablo, fue tan gracioso, igual Kevin, quien explica que alucinaba cuando lo hizo. Parece que su parte ha terminado, le entregan la llave de la baticueva (era hora), y todo indica que los Winchester se someterán al vil chantaje. Se encuentran con el arrogante demonio, intercambian insultos pero finalmente acceden.

DEAN VS CROWLEY

   Dean quiere firmar el trato (¿y se habría besado con Crowley?, me pregunté en ese momento), pero el Rey quiere que sea Sam, el que estaba realizando las pruebas. Están leyendo una y otra vez el contrato, Crowley se ve impaciente y controlador, cuando Dean se le arroja encima y le esposa. Crowley cree que puede escapar pero está atrapado con un hechizo. El Rey y el cazador intercambian golpes y la peor parte se la lleva el demonio, momento que disfruté increíblemente (merecía más), pero qué habilidad la de Crowley para asimilar los momentos que le tocan, reconocer que a puñetazos, Dean le gana. Pero lo que vino luego fue lo que me dejó con la boca abierta, el plan no era únicamente detenerle para salvar a la gente que ayudaron en el pasado y a las cuales el demonio amenazaba… No, Crowley se había convertido en la tercera prueba, el demonio que sería “salvado”, quisiera o no. Realmente reí con eso, e inmediatamente crucé comentarios con una amiga; ¡cosa más grande!, cómo dirían por ahí.

ANGELES AL ATAQUE

   Por su parte, Castiel está inquieto, seguramente sintiéndose algo culpable por las tareas que tiene que realizar para ayudar a Metatron a cerrar el Cielo, este le habla de los sacrificios que tienen que hacerse para un bien mayor, ¿podía sonar más falso? La siguiente prueba, donde le aclara al otro ángel que no deberá matar a nadie, es quitarle el arco a Cupido, uno de esos querubines que cuidan del amor. Pero Naomi se entera de sus andanzas, no de su plan, pero si que está con el escriba de Dios, cosa que le interesa grandemente. Cuando los ángeles vienen por Metatron, logrando llevársele, a Castiel le dejan ir, no sin que este ayude al cantinero del lugar donde atrapan al otro. El ángel está desesperado, ha quedado solo, tiene una tarea que cumplir (buscar el arco de Cupido), pero no conoce la tercera prueba. La solución es simple y lógica, buscar a Dean para que le ayude.

   Metatron es llevado a la silla de interrogatorios de Naomi, quien no entiende nada, ¿por qué aparece ahora después de mantenerse oculto durante siglos?, ¿cómo se deja capturar así?, ¿qué hacía con Castiel? Metatron tiembla, se ve que no es muy recio pero es irónico; con sus juguetitos de tortura, la mujer (que parece es un arcángel), está segura de vencerle y saber toda la verdad. Este punto también me intrigó, que pudiera ser tan fácil el capturarle; claro, ¿quien podía imaginar en ese instante lo que ocurriría luego? El hombre está enfermo de rencor contra ella y el resto de los arcángeles, un día fue el escriba de Dios, estuvo en su presencia, se sintió amado y todo era perfecto en el Paraíso, pero luego el Padre se va y los arcángeles lo convirtieron todo en un estado de sitio. Su resentimiento era parecido al de Lucifer.

   Aunque Crowley aúlla y patalea, los hermanos le conducen a una vieja iglesia desierta, Sam no sabe cómo se purifica la sangre, en especial la suya (cosa que me inquietó cuando lo vi, ¿acaso no corre por sus venas sangre de demonios?), y Dean le habla de la confesión de los pecados. Sam se siente incómodo y desconcertado con la idea, y Dean le aconseja que comience hablándole a Dios de Ruby, de cuando soltó a Satán y la vez que le dejó en el Purgatorio. De manera ligera, y rápida, Dean se paseó por los viejos éxitos del menor de los Winchester, quien los encajó con un gesto. Fue extraño verle intentar comunicarse con Dios. Cuando están a punto de comenzar el gran exorcismo, aparece Castiel, quien habla de sus planes para cerrar el Cielo, dejando a ángeles y arcángeles allá, y cosa rara, Dean no le riñe por seguir su propia agenda, sino que  se aviene a ayudarle, casi forzado por Sam quien está seguro de poder con Crowley a solas. Cosa que me pareció una locura.

ANGEL Y PROFETA

   Antes de ir a la caza de Cupido, Dean y Castiel buscan al profeta, ahora tiene que traducir la tabla del Cielo. Kevin se molesta, pasó muchos trabajos para traducir tres pruebas y ahora quieren que comience otra vez después de decirle que estaba fuera. Quiere su vida, pero Castiel le dice que nunca la tendrá, que sólo dejará de ser profeta cuando muera. Fue un tanto cruel y violento en sus exigencias, pero más tarde habría que recordar que siempre se pone así cuando mete la pata.

   Lo último ligero antes de llegar a lo grave. En un bar, uno donde a Castiel le tienen consideraciones porque ayudó al cantinero, el ángel y Dean esperan la llegada de Cupido. Están ellos dos, el cantinero y un cliente. Castiel hacia algo y cando vuelve a la barra ve a Dean bebiendo. Pregunta algo como ¿bebiendo en el trabajo?, y Dean responde con algo muy de la serie Supernatural, ¿qué programa has estado viendo? Entra un mujer cargando unas cajas de bebidas, disculpando al otro repartidor, Dean susurra ya comienza (el ataque de Cupido que atará a la mujer al cantinero, o al cliente), el hombre de la barra, solícito la ayuda, ganándose un “es grato ver a un caballero”, de parte de ella. Me hizo gracia el comentario de Dean, que le recordaba los primeros minutos de todas las películas porno que ha visto. Y es verdad, todas comienzan más o menos así. El caso es que la sonriente mujer toca a ambos hombres, cantinero y cliente, y sale del lugar dejando a Dean desconcertado, ¿es todo?, ¿y el ataque de Cupido? Este llega cuando cantinero y cliente responden igual a una promoción de televisión, se miran, se sonríen y el cantinero con voz suave le dice que la próxima va por la casa. La cara de chasco de Dean es la de siempre cuando estas cosas ocurren (y la serie tiende a brindarnos momentos algo inesperados), no así Castiel, quien no ve nada curioso en los dos hombres tocados por la Cupido, y proponen que salgan a cazarla. Casi se le va encima, con violencia, si Dean no interviene. Los tres hablan y ella les entrega su “arco”.

   En este punto aparece frente al cazador y su ángel una angustiada y afligida Naomi, denunciando un siniestro plan de Metatron, el cual ha enloquecido. Castiel no quiere creerle, empeñado como está en acabar con ese régimen malvado que los arcángeles impusieron a la partida de Dios. Convencida de no lograr nada, o poco, con él, Naomi acude a Dean, advirtiéndole que Metatron no le dijo todo, que la última prueba, la que ya Sam lleva rato de iniciada termina con la muerte del ejecutante. Castiel desconfía, Dean duda (¡se trata de Sam!) y desea que Kevin investigue más. Se separan los tres… y el desastre.

SAM WINCHESTER

   Sam continúa el exorcismo soportando las palabras de Crowley, sus ataques e insultos. Pero se nota que algo comienza a afectarle cada vez que el menor le inyecta su sangre. En un momento dado que este se descuida, el demonio le muerde feo en la muñeca, uno no entiende bien el alcance del gesto hasta que el Rey del Infierno usa la sangre para el conocido hechizo de comunicarse con otros demonios, como nos mostró Meg en la primera temporada. Suena desesperado cuando pide ayuda, alertando que el Rey está en peligro.

ABBADON LA MALA

   Su oración es efectivamente respondida por el Infierno ya que aparece Abbadon, toda mal remendada, que le trata con sorna. Crowley todavía parecía creer que la mujer venía a ayudarle y le exige que le salve. Ella le golpea ferozmente, decidida a cambiar las cosas por allí, es la hora de la Reina. Sam aparece, hay una lucha y el menor aprovecha un descuido para un ataque de frente y la demonio escapa bastante vapuleada.

LA AGONIA DE CROWLEY

   Crowley inicia entonces un diálogo extraño, casi patético, felicitando a Sam por la pelea y felicitándose a sí mismo como si lo hubieran hecho juntos. Una nueva dosis de sangre y llegamos a la gran interpretación de Crowley, quien se derrumba, delira, es un personaje oscuro que enfrenta sus miedos, sus maldades. Se veía lastimero, derrotado y angustiado. Casi olvidé por un segundo lo que le hizo a Sarah y al chico del Wendigo. ¿Una dosis más y habría estado curado? Creo que si. Pero no ocurre porque Dean regresa y le ordena que pare o morirá. Sam cuestiona en la balanza si no es un precio bajo por el cierre del Infierno, pero a Dean no se lo parece, ni lo quiere.

ABRAZO WINCHESTER

   Aquí ocurre un enfrentamiento de dolor donde Jared Padalecki dio muestras de ser un actor que ha crecido como tal, capaz de transmitir, no es únicamente un tipo alto con buen físico o perfecto para escenas amenas, fue totalmente convincente y emotivo. Sus palabras rotas, el tono dolido, todo era perfecto. Sam dice que lo hará, que cerrará el Infierno y le dará la bienvenida a la muerte porque ya está cansado. Que cuando se confesaba a Dios tan sólo pedía una oportunidad para ya no seguir fallándole a Dean. La escena vale la pena verla varias veces, pero en sí es la confesión de un Sam angustiado por saberse no merecedor de su hermano a quien ha defraudado, que lo mejor que puede hacer es una buena obra y morir para no decepcionarle otra vez, para no encontrar nunca más el reproche en sus ojos, para no verle (y esto es cumbre, hace un mea culpa muy suyo) dejándole a un lado prefiriendo a un ángel o a un vampiro antes que a él. Y este punto es importante porque cierra un planteamiento muy extraño que la serie presentó al inicio de esta temporada, que a mí me afectó, pero me encantó, aunque muchos fans no pudieron lidiar con ello, o tal vez no supieron cómo, lo que podría hacer que no se entendiera cabalmente el alcance de la escena y las palabras del menor de los Winchester en ese momento. Su redención.

   Mientras Dean siempre lo dio todo por Sam, aún su alma, este le abandonó y traicionó al inicio de esta etapa, y no conforme con eso, sin disculparse, se alió con otro cazador en contra de su hermano. Esos eran los hechos presentados aunque cada quien deseara interpretarlos como mejor le gustara (como si por creer por siglos que la Tierra era plana la aplanó aunque fuera un poco), queríamos creer que había algo más, que Sam si intentó algo parea salvarle, que era imposible que en verdad le hubiera dejado atrás de esa manera… aunque el mismo Sam dijo que no hizo nada. Pero la temporada transcurrió y no quedó otra alternativa que reconocer que en efecto, no hizo nada por su hermano mayor. Simplemente siguió adelante con su vida, deseaba recuperar algo de normalidad, y tal vez por eso (aunque el programa nunca lo planteó, no se atrevieron a llegar tan profundo), deseando normalidad, se paseó por a idea de abandonar la caza y la lucha contra lo sobrenatural… y para que eso continuara así, Dean debía seguir donde estuviera (que fue lo que más me molestó, que no intentara saber si estaba en el Cielo). Una vez que este vuelve, toda esa codependencia se inicia de nuevo, pero era lógico que se distanciaran, ¿quién le da la espalda a un sujeto así para que le cubra?

   Fue un camino largo y doloroso (para los fans), pero Sam termina entendiendo que lo importante es la familia y la tarea, en este caso cerrar el Infierno. En aras de ello, para que vuelvan a la carretera juntos, debe desaparecer Benny, el vampiro que ayudó a Dean (el cual demostró, transcurrida la temporada, que nunca tuvo malas intensiones, lo que no es tan sorpresivo, cuando Dean le da ese abrazo en el primer episodio, se sabe, los instintos de Dean nunca le fallan en esas cosas, es una constante del programa), y la separación de Sam de Amelia, la mujer de la cual se enamoró (una pareja bastante sosa por cierto). Pero eso, personalmente, me parecía una reconciliación pegada con saliva de loro, algo que no aguantaba una vapuleada, eso nada valía, y en ese episodio donde Benny es dejado atrás y Amelia abandonada, Dean culpado y responsabilizado de que Sam le dejara donde le dejó, me atreví a sugerir que eso no corregiría nada (…SUFRIMIENTO DE LOS FANS), que los hermanos debían unirse por una tarea que exigiera sus fuerzas conjuntas, algo tan grande que Dean debiera trabajar con Sam, y que este debía sacrificarse de alguna manera por su hermano (no dejando a Amelia, tenía que ser algo mortal, de vida o muerte), notándose que estaba dispuesto a hacerlo, y que conllevara una disculpa sincera, de corazón, que Sam dijera que lamentaba haberle fallado, que no quiso abandonarle y que le pesa todo lo ocurrido.

   A su manera, Sam lo dijo en esta escena, donde él como personaje, y Jared como actor, se lucieron. Prefiero morir a vivir sabiendo que te decepcioné. De cierta manera, cuando piensa que es mejor continuar con el exorcismo, no parece hacerlo por cumplir su misión, tan sólo para escapar de su propia culpa. Dean, es decir Jensen Ackles, voz ronca y demandante, enfática en sus planteamientos, estuvo como siempre, como una Meryl Streep que cada año en nominada al Oscar por excesivamente buena. Él pone el punto sobre una i que siempre ha estado ahí para quienes seguimos la serie, que para él, por encima de Sam, su hermano menor (ese que sacó de una casa en llamas a los cuatro años), no hay nada más importante. Cuando John le ordena matarle si algo oscuro le domina, Dean no lo hace aunque Meg le poseyó y mató gente, y cuando se arriesgó a que el Apocalipsis llegara antes que dejar que Anna le matara, lo demuestra. Y Dean se lo expresa, no ha habido, no hay ni habrá nada antes que el bienestar de Sam, que por Sam, para que siga viviendo, cuando el momento lo exigió, mató a Benny, su amigo, y por Sam le permitirá a esa basura (Crowley) continuar viviendo y ser. ¿Qué tal? Dean fue emotivo e intenso como siempre, Sam estuvo fuera de su lote ordinario.

LA TRAMPA DE METATRON

   Castiel llega al Cielo, decidido a cerrarlo, tan sólo para encontrar muerta a Naomi y caer en una trampa de Metatron, quien le ata a la silla de interrogatorios. Por un segundo creí que le mataría cuando le hiere en el cuello, pero tan sólo es para extraer su gracia, parte de las pruebas para sus planes, va a expulsar del cielo a todos los ángeles y arcángeles, quitándoles sus poderes (creo entender, ¿o fue sólo a Castiel?), obligándoles a vivir alejados de toda gracia en el Paraíso como él tuvo que hacer. Creo que fuera de Naomi no era su plan asesinar a nadie, quería que vivieran y sufrieran; a Castiel le dice que regresará como humano, que conozca a alguien, que tenga una familia y que viva, y que cuando muera y vuelva al Cielo le cuente su historia. ¿No es un personaje diabólicamente fiel a sí mismo? Y si, Castiel se equivocó en grande. Otra vez.

DEAN MIRA AL CIELO

   Y así presenciamos un gran final de temporada, otra gran final, Sam sabiendo que aunque interrumpida, lo que le come por dentro no ha cesado, casi cayendo si Dean no le sostiene contra un auto, y es allí cuando observan los portentos, es sintomático que exclamara un bajito “Cass”. Kevin, en la baticueva, oye alarmas y ve agitándose todos lo indicadores de esos equipos viejos que parecían los que John Connor iba a destruir en Terminator 3 para evitar el Juicio Final, todos avisándole al profeta de un suceso increíble, de un acontecimiento tal que jamás ha ocurrido antes en toda la historia de la humanidad o tal vez de la Creación misma.

CASTIEL Y LA CAIDA

   Castiel aparece sin fuerzas, con cara de “dolor de bola”, y también el eleva la mirada. Está ocurriendo, una de las mejores tomas montada por el programa, luces en el cielo, luces precipitándose, personas que vienen en picada…

LA CAIDA DE LOS ANGELES

   Ángeles que perdieron su gracia. Ángeles caídos y la Tierra llenándose con ellos. ¡Qué momento! Ahora el mundo de Supernatural está llena de monstruos hambrientos de humanos, demonios malignos, leviatanes insaciables, nazis nigromantes, villanos comunes… y ahora ángeles. ¿Tendrán poderes? Según Metatron, Castiel no los tiene. Ahora es un hombre como todos. Y debo confesar que estoy engolosinado con el planteamiento que queda para la nueva temporada. Pasaron dos cosas que esperaba y que temí jamás ocurriera en la serie: Sam se redimió frente a Dean y Castiel es ahora otro hombre, con sus debilidades y limitantes, alguien que además cargará con la culpa de lo ocurrido nuevamente en el Cielo (para variar, es como otro Dean), aunque, en sana lógica estricta, la culpa fue de Naomi y los arcángeles que hicieron del Cielo una prisión, sembrando rencores y resentimientos, debieron saber que alguien iría algún día a cobrarles (es algo interesante en la naturaleza humana, los autócratas cuando controlan todos los poderes se exceden y luego les sorprende cuando se les quiere apartar de un poder que creían suyo por derecho, y más cuando les aplican la misma regla que usaban), pero mucho me temo que no será visto así por los caídos, Castiel será responsabilizado. ¿Qué será de Crowley? Parecía terriblemente afectado, el exorcismo casi a punto de tener éxito. ¿Volverá a ser el infame Rey del Infierno o tener algo como recuerdos de su alma le impedirá seguir ese camino? Se parece al planteamiento de Ángel, la serie, el vampiro con alma que ya no podía causar dolor. ¿Qué pasará con Sam? ¿Se manifestará algún cambio en él por las pruebas inconclusas? ¿Se llenará la baticueva de gente que no sabe para dónde ir o qué hacer… como en la serie Ángel?

   El episodio fue intenso, cargado de dramatismo desde el inicio con el temor a la muerte de la comisario, pasando por las acostumbradas sorpresas que dan los Winchester al cazar a Crowley, cosa que sin embargo sorprendió. Las interpretaciones de Jensen Ackles, Mark Sheppard y Jared Padalecki, en especial la suya, estuvieron por encima de lo esperado. La acción no decae ni cuando hablan, ya sea Sam con sus dudas y Crowley con sus puyas, o Metatron dejando salir su resentimiento contra Naomi, o el mismo Dean con Castiel en aquel bar. Cosa rara, el tiempo pareció dilatarse para que todo entrara, aunque, como pasa a veces con los finales de la serie, dejan demasiado para el último programa. También pasó cuando nos enteramos, por fin, del gran plan de los leviatanes en la séptima temporada, convertir a toda la humanidad en comida. No dieron tiempo a digerir tan macabro y ambicioso plan. Y sin embargo hubo dos cosas que no me gustaron de este capítulo, y una de toda la temporada.

AMANDA TAPPING SG1

   Naomi. Amanda Tapping, que había pitando muy bien esta temporada, termina siendo totalmente desperdiciada. A la luz del final, resultó un personaje lineal, era lo que decía, una hija de perra que haría perradas para proteger el Cielo, o su control sobre él. No hubo sorpresa, traiciones dentro de la traición. Y su muerte fue indignante, verla caída sobre ese escritorio fue bufo. Al final no supieron qué hacer con ella, no hubo un episodio donde le pateara el trasero a Dean, no causó el impacto que si lograron personajes como Ruby, Uriel o Zacarías. Con ella ocurrió lo mismo que con Dick, en la séptima temporada, que jamás despuntó por falta de libreto, o, la más desperdiciada de todos los personajes en la serie, Eve, la madre de todas las cosas. Me dejó un mal sabor de boca el pobre papel de Amanda Tapping, una de mis preferidas, en mi serie consentida.

ALAINA HUFFMAN

   ¿Lo otro que no me gustó? Que Abbadon perdió su cuerpo remendado, Alaina Huffman era una actriz de ojos increíblemente expresivos, así como esa mueca sonrisa de mujer de malas pulgas. Abbadon regresará, pero no en ese cuerpo remendado. Y a veces los personajes pierden con el cambio. La primera Ruby me gustaba más que Genevieve Cortese, aunque esta era más bonita. Pero la otra tenía un rictus cuando trataba con Dean, algo de “pobre diablo, voy a patearte”, que agradaba. ¿Lo que no me gustó de toda la temporada? Que no volvió el alfa vampiro, como nos prometió en la séptima. Fuera de esos detalles, el episodio fue brutal. Ya quiero ver qué ocurre con los ángeles aquí, ¿qué será de Sam y Crowley? ¿Se sumergirá Castiel en las drogas, el alcohol y el sexo hippie por la culpa? Espero que si con el alcohol, pero con Dean para sostenerle, teniendo que cargar con él y protegerle. La espera no será corta, una amiga de la casa, A, dice que será para octubre. Y no es cosa de ponernos a esperar que el tiempo vuele, ya lo hace demasiado, porque después de octubre, automáticamente será diciembre.

   ¿Qué me pareció la temporada? Ya lo comentaremos, ¿no, amigos?  

Julio Cesar.

NOTA: Esto pensaba subirlo en viernes, pero he tenido problemas con el portal, se congela al extremo que debo apagar y reiniciar. Creí que era mi computadora pero ya me ha pasado en otras dos. No lo sé, tal vez el grupo esté meditando, o no, terminar con estos espacios. Así me pasó con otro blog.

SABOTEO

junio 16, 2013

COMUNICACIONVELLUDO EN CAMARA

   Abrió una página para complacer a las nenas, pero sólo llaman los amigos para que se sobe, al aire y con juguetes, del culo la pepa…

¿MADUREZ?

Julio César.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores