LA GUERRA DEL GOLFO

el-tragon.jpg

   Cuando se hace lo que se quiere, la cara es un poema…   

   Como ya he dicho, los nuevos celulares con sus cámaras son una maravilla. De mi último viaje a Nueva York, para discutir con un pana sobre unos libros que iba a enviarme pero que no llegaron, traigo esta muestra. Lo sorprendí al entrar a su oficina recibiendo una cálida y babeante atención sobre su virilidad. El tipo, cuya boca iba y venía con gusto, fuera de sorber con más fuerza, ni me vio.  

   -Roberto, ¿qué haces? –gemí, asombrado, con la mirada clavada en ese carajo que gruñía ahogado en la séptima gloria.  

   -Ayudo a este pana, JC. Matt estuvo en la guerra del Golfo y como que pasó mucha hambre. No puede estar sin una buena pieza de carne en la boca y sin una abundante ración de leche para tragar. ¡Le encanta! Ahhh… sí, bebé. Trágala toda, como tanto te gusta…  

   -Coño’e madre. –le gruñí, tomándole una foto para ustedes, mis amigos.- Con razón no terminan de llegar mis paquetes a Caracas.  

   -Déjate de vainas y sácate el paquete, que eso es lo que le encanta a Matt.  

   -Hummm… bueno… 

MI AMIGO ROMÁN

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: