MOMENTO Y LUGAR

APRENDIENDO A AMAR

beso-de-hombres

   -Dame un besito de amigos…

 

   Ranchos lejanos, Oeste duro, machos fuertes, saludables y viriles sin más compañía que la del camarada. Las carnes firmes pero también calientes, inquietan. Desnudos en los ríos, desvistiéndose preparándose para la faena las miradas recorren los cuerpos. Noches calientes y largas cuando el aire se llena de testosterona. Todo arde, el duro paisaje y los hombres. Dos machos discuten en un granero por una cerca, se gritan, se atrapan por las camisas mirándose retadores a los ojos, masculinos; se gritan al rostro, hay calor, saliva, alientos… y se miran, con rabia, bocas entreabiertas, lenguas secas. Momento eterno. Uno hala, sólo un poco, y un pecho choca de otro y una cadera de otra desatando todos los demonios ocultos. Las bocas se buscan, apresuradas, rudas, exigentes por un momento. Se separan. Sorpresa, miedo, ojos nublados. Vuelven lengua contra lengua, y los cuerpos se recorren con manos toscas y se oyen los jadeos que mueren al ser tragados. El heno será el tálamo donde se consumaran las ganas de… encontrar la verdad.

 

DE ARMAS TOMAR

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: