YOANI, AMIGOS QUE ADVIERTEN…

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

YOANI SANCHEZ, CUBANA

   Quien te quiere es aquel que te previene de cometer locuras.

   En horas de la tarde del día viernes, cuando ya el sol cambiaba a esa tonalidad de nostalgia, el sol triste, cruzaba por la esquina de Corazón de Jesús, por La Candelaria, en Caracas, y vi a una gente haciendo una cola impresionantemente larga frente a una conocida farmacia donde había llegado leche en polvo y papel higiénico. Estaban desde la mañana. Pero a esas horas de la tarde parecía que había más gente; esa fila que cruzaba arriba por la estación del Metro, estaba como desesperada, ansiosa, tres guardias nacionales y dos policías vigilaban, los dueños de la farmacia se veían nerviosos: había llegado un camión. Un camión lleno de pañales. Los descargaban pero la gente parecía impaciente. Habían esperado demasiado. Esperamos tanto en esas colas vergonzosas en un país que antes lo tuvo todo que provoca gritarle a alguien. Esa gente hacía la cola para comprar un paquete de pañales por persona, ¡un paquete!, ensuciando los bebés como ensucian y sin saber si lograban conseguir en alguna otra oportunidad, lo que explicaba la angustia de la gente. A eso nos han llevado, allí rodamos, a ese inferno a la cubana del que tantos nos alertaron. Por alguna razón retorcida de mentes enfermas, hay quienes suponen que en esto hay un avance, que hay un salto para adelante en estar en esas filas interminables, marcados en un brazo, vigilados como si fuéramos delincuentes, humillados, cuando antes, uno con sus reales, entraba en un mercado, una farmacia o una ferretería y compraba lo que le daba la gana según le alcanzara. ¿La verdad?, no veo el adelanto.

   Bien, hubo muchas voces que nos dijeron que terminaríamos así, entre esas, la de esta damita cubana, Yoani Sánchez, quien sabía del ataque y la furia de la bestia porque ella lo ha padecido desde el día que nació. El régimen venezolano, con prepotencia injustificada dado lo ineptos que son, se burlaba. Pero llegamos. Cuando se dijo que se implementaría la cartilla de racionamiento, como en países devastados por terribles tragedias naturales o guerras, otras voces advirtieron que era la aceptación del Gobierno de que la crisis alimentaria llegaba para quedarse y que ya no intentarían nada para combatirla, que tan sólo se disimularía dando de a poco.

   En esa cola fue doloroso ver a parejas cargando a los muchachos preguntándole a los que ya estaban ubicados, “¿usted va a comprar pañales?”, y los que no, se comprometían a ayudar. A eso llegamos, un país saqueado y destruido, al que se le quiso envilecer para que aceptáramos como conducta moral el soborno, el robo, la delación, la calumnia, el falso testimonio, el esperar como cochinos en chiquero que arrojan algo de un camión para comer, y sin embargo hay hombres y mujeres que en esas colas de horas y horas se comprometen a ayudar a un desconocido, sabiendo que hoy por ti, mañana por mí.

   A gente así, y a los amigos que alertan sobre los errores y horrores, en este caso la damita Sánchez, gracias por existir.

UNA VIDA QUE SE VIVE BIEN

Julio César.

NOTA: Por cierto, que de Yoani Sánchez se dice de todo, agente de la CIA es lo de menos; el fascismo no resuelve problemas, de ni seguridad, alimenticia, salud o estabilidad laboral, pero si gasta una cantidad enorme de tiempo y dinero de los países, en perseguir y calumniar, el consuelo de los inútiles. Nada nuevo, eso se hacía en la culta europea, especialmente Francia, con los pobres diablos que escapaban de la Unión Soviética y China desde los cincuenta. Sin embargo, lo que ella advertía en el 2009 (olvidé señalarlo), se cumplió. Venezuela llegó al infierno a la cubana, cercados por gorilas armados cuya única función es sofocar las quejas y las protestas, pretendiendo que todo el mundo esté quietecito y contento al lado de un camión a ver qué le arrojan ese día, sea comida, sea basura triangulada. Ella tenía razón esa vez, se cumplió tal cual como lo dijo; quienes la atacaban quedaron como completos imbéciles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: