¿LA TIERRA VA A TEMBLÁ?

FEBRERO EN VENEZUELA

volcan-de-fuego-guatemala

   Los geólogos dicen que es algo natural, pero…

   Cuando uno lee que Roma está rodeada de volcanes, o que los lugareños se detiene a ver el Vesubio botando humo y cenizas, se pregunta cómo será eso. Debe ser interesante… Claro, visto de bien lejos. A Dios gracias en Venezuela no hay volcanes (con nuestra suerte viviría estallando), y fuera de la falla geológica que cruza Los Andes, y la de Cariaco donde parece que hay temblores diariamente, el país es bastante estable. Estamos fuera de la ruta de los tornados, aunque lo llano del terreno a veces nos produce problemas con las lluvias. Por eso me llamó tanto la atención la nota de esta semana sobre el volcán de Fuego, localizado a cincuenta kilómetros de la capital de Guatemala, lanzando llamaradas y provocando temblores, hasta seis por hora. El humo y las cenizas han alcanzado casi los cinco mil metros de altura, y un río de lava de más de un kilometro se deja ver fluir. Susto, porque es muy posible que entre erupción. Un volcán vomitando fuego y lava, amén de cenizas y humo, es un fenómeno natural que siempre provoca inquietud y no pocas veces desastres.

   Pero a eso se le suma que el fin de semana pasado volvió a temblar en Ecuador, el cual venía de pasar, apenas semanas atrás, un pavoroso terremoto que causó bastante daño y sólo dejó el pedrero regado. Y apenas hace dos semanas, cuando en Colombia se celebraba (unos, lo discutían otros) el comunicado de las FARC anunciando un alto definitivo al fuego, un llamado al desarme total, hubo un terremoto de 4.4 grados en la escala de Richter, en el municipio de Rionegro, en Santander, cuyo coletazo llegó cerca de nuestra frontera (hablando sobre el mapa), en Bucaramanga. Tengo conocidos allí. Dicen que se sintió con fuerza porque no fue un movimiento tan profundo como otras veces, logrando resquebrajar paredes y carreteras, así que leve no fue. Un terremoto siempre es preocupante, pero si a eso le sumamos la otra nota geológica neogranadina, la actividad en el volcán del Nevado del Ruiz, el mismo de que aquella vieja y espantosa tragedia de mediados de los ochenta, la cosa preocupa.

anillo-de-fuego-del-pacifico

   Viéndolo por separado no parece tan llamativo, pero sumándole las noticias que a veces llegan de Chile, con sus cataclísmicos sismos y sus tsunamis, se nota que todo ocurre en la cara oeste del continente, la que corresponde al océano Pacífico. Estamos en presencia de un enorme quebradero de cabeza, el llamado, y siempre muy activo, Anillo de Fuego del Pacifico. Esta colosal falla geológica siempre es citada por los catastrofistas cuando hablan de volcanes en el sudeste asiático, o al conjeturar sobre el súper volcán en el Parque Nacional Yellowstone, en Estados Unidos, que podría, de estallar, borrar un cuarto del país y enviarnos a una nueva era de frío al cubrir la atmosfera con cenizas. Las proyecciones que hacen los expertos (no sólo los locos catastrofistas pendientes de planetas misteriosos que se materializarán de la nada a nuestro lado), son realmente alarmantes, ya que como la Falla de San Andrés (también de cara al Pacífico), se espera se activen en cualquier momento porque según los registros históricos, ya llevan retraso.

   Siguen los sismos, dos volcanes se activan, todo en un periodo de un mes, ¿casos aislados o el Anillo de Fuego nos prepara una desagradable sorpresa?

COLOMBIA, EL TORTUOSO CAMINO A LA PAZ

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: