DEBERES DE NUNCA ACABAR

LA NUEVA DE DRAGON BALL… XXX

atleta-oliendo-suspensorios-ajenos

   Trabajo de hormiguita.

   Cuando los muchachos terminaban de cambiarse, riendo si ganaban, molestos si perdían, dejando su reguero, el entrenador entraba a poner orden, a solas, recogiendo uno a uno esos suspensorios calientes y sudados, colocando cada cual en su lugar, reconociéndolos por el olor. Olfatear dos o tres ya lo ponían a gotear, tomar dos o tres de ellos a un tiempo contra su cara le hacía delirar. Sonriendo, rostro enterrado en la gruesa tela, se decía que esos carajos ignoraban cuánto hacía por ello. Pero se equivocaba, si lo sabían, por eso, más de uno… Aspira, parpadea sorprendido y gime.

   -¿Esperma? –y tantea con la lengua.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: