EL MARTILLO DEL CANELO

ATLETAS SEXY

 

   Se le notan las habilidades.

   No vi la pelea entre el mexicano Saúl Álvarez (‘Canelo’ Álvarez) contra el inglés Liam Smith, el sábado 17 de septiembre, aunque le iba al americano, por supuesto. Albergué inquietudes porque esos ingleses son duros. Cumpliéndose un mes de un evento personal doloroso, la pasé con la familia y me perdí el combaste. En otro momento lo habríamos visto en mi apartamento una buena cantidad de amigos y conocidos, especialmente del edificio (nada para conocer gente que padecer el calvario de formar parte, alguna vez, de una junta de condominio). Aunque la tenía presente esa noche. Lo que si me hizo reír fue un video que me mandaron por facebook, mostrando el pesaje de los luchadores. Cuando el apuesto muchachón llegó se veía que pasaba algún tipo de apuros con el bóxer que llevaba, tanto que metía la mano, algo azorado.

saul-alvarez-el-irlandes-mexicano

   El comentario del video señalaba que el ‘Canelo’ había hecho otra de las suyas y se presentó con un bóxer tan apretado que dejaba notar buena parte de sus atributos. O se medio emocionó por el camino, quién sabe. Tanto que, según la nota, “intimidó” a las muchachonas que estaban allí luciéndose y ayudando, las cuales prefirieron volverse y no mirarle el… no mirar el pesaje. Y si, se veía bien el muchachón. Este boxeador, latino, si tuviera los ojos claros sería la viva imagen de la idea que uno se hace de los irlandeses leyendo un relato del escritor Jonathan Black, cuando sus personajes son de allá, con las pecas y el cabello, aunque en este caso no se compagina con los ojos.

   Y, hablando de eso, ganó esa pelea. La vi en casa de una amiga que la grabó.

saul-canelo-alvares-hot

canelo-hot

canelo-alvarez-en-las-rocas

   Como sea, siendo joven, guapo y talentosos, parece que el muchachón se ha visto metido en bastantes problemas de faldas. Él mismo lo declaraba, que las mujeres se le lanzaban encima (pobre, ¿verdad?).

saul-alvarez-y-familia

   Hace dos años, cuando rompió su relación con la poderosa cadena televisiva TELEVISA (que en México eso parece ser gravísimo, y hasta peligroso), los problemas eran por su vida privada; corrió la noticia, mientras presentaba a su hija recién nacida, Emily, que había otra hija fuera del matrimonio, de dos años, Mía, la cual tuvo con una modelo, Valeria Quiroz, que nació cuando el boxeador mantenía una relaciones serias con una presentadora de televisión, Marisol González (y menos mal que eran serias). Se las ingeniaba el ‘Canelo’ para cocinar varios conejos al mismo tiempo. Y casi se entiende, repito, joven, exitoso, seguramente con recursos, es también la viva imagen del atleta fuerte, el macho alfa; la testosterona en patas, como quien dice, cosa que no pocas veces termina afectando a las féminas, por muy racional que todo el mundo se quiera poner.

   Pero no sólo por no poder conservarlo en sus pantalones que ha sonado, también estuvo el asunto de la demanda que perdió y de la cual tuvo que pagar casi nueve millones de dólares a su antigua promotora deportiva, All Star Boxing, a la cual abandonó; lo que lanzó sobras sobre su nueva casa, Golden Boy Promotions, manejada por el también chico de la película en su momento, Óscar de la Hoya, quien por cierto aparece en el video del pesaje, aunque ya no tan espectacular como en su momento. Hay que recordar cómo cuidaba la cara en su momento.

floyd-mayweather-y-saul-alvarez

   Bien, me perdí la pelea, y lo realmente malo fue no compartir los comentarios del momento, junto a las cervezas y los panas. Pero, en verdad, mi primer recuerdo del ‘Canelo’, el más vivido, me viene de aquella pelea con el insoportable, aunque imbatible Floyd Mayweather, quien les aconsejó que no lo quemaran así.

   Ese día vimos la pelea en mi apartamento, recuerdo que una vecina comentaba cómo ponían a ese muchacho tan tiernito contra esa mole, y entre varias comentaban las “virtudes” del boxeador que nada tenían que ver con sus habilidades en el ring, como esas amigas que comentan sobre las bolas en el futbol, pero no referidas al balón. Esa noche gozamos, gritamos, le aupábamos, pero el norteamericano fue demasiado.

   Me agrada Saúl Álvarez, el chico de Jalisco, tiene talento, espíritu y tiempo para alcanzar cumbres mayores, cuenta con apenas 26 años de edad. Ojalá le vaya bien en la vida… y que no sé queme perdiéndolo todo, como le ha ocurrido a tantos.

JAMES FRANCO Y LAS LENGUAS OCUPADAS

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: