EL PRIMER TRABAJO DE LOLITO

LA LLAVE DEL FONTANERO

lolito-va-con-su-caliente-jefe

   A los vecinos les huele raro, pero…

   -Hola, Lolito, bonita franela, también tu bikini y las botas; ¿ya vino tu jefe por ti? –le pregunta, gritado y riente, uno de los malandros que se la pasa sentado en la entrada del barrio.

   -Ay, gracias, me encantan, me lo regaló el jefe, y este reloj. –confirma el inocente muchacho.- Y si, vamos a trabajar en el resort, me dijo que fuera preparado de una vez para la piscina. Sólo voy a tomar un dictado de su reunión. Ojalá encuentre suficiente sillas hoy, a veces me toca, por falta de una, sentarme en sus piernas. ¡Me da tanta vergüenza con el pobre! Uno imaginaría que un lugar caro, donde reglan todos esos jugos y cocadas que embriagan un poco, se ocuparían de esas cosas, pero ya ven que no. ¡Chao!

   -Claro… -susurra uno al oído de otro, los ojos clavados en el dulce e inocente chico que corre meciendo bonito el trasero bajo el bikini, hacia el carrote del carajo catire, cuarentón y recio, de buena pinta, que le sonreía recorriéndole hambrientamente con la vista viéndole llegar.- Esperemos que esté usando la anticonceptiva. –apunta y se ríen los muy mal pensados.

EL METRO TRAVIESO

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: