JUEGOS Y TOQUES

SORPRESA DE CUMPLEAÑOS

la-calida-mano-amiga

   ¿Quién no los ama?

   Así como pasaba con las novias, aunque por razones distintas, era una tortura para los entrenadores de equipos de muchachos ver las sobadas entre estos, al estar semi desnudos, exhibiendo sus armoniosas figuras, vanidosos por ello, admirando también la del compañero, cuando comenzaban con sus juegos. Como ese de meterle la mano para ver si era tan grande como se vanagloriaba, riendo este y separando las piernas facilitando la operación, en medios de las carcajadas del grupo que alentaban a la comprobación, que a veces se verificaba al grito de: “miren, ¡se le para!”. Las novias soportaban esas tonterías que las incomodaban porque los amaban, a los entrenadores les daba calor y las manos le picaban con ganas de, también, comprobar la vaina.

COMPARTIENDO EL MOMENTO

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: