UN RATO NO TAN MACHO

SANA COMPETENCIA

machos-amandose

   Un momento de hombres…

   Mientras jadea y aprieta los dientes para no gritar como una zorra, algo de dignidad masculina debía tener mientras le cepillaban duro la pepa, el hombre agradece no tanto el agarre de aquel amigo, o sus poderosas embestidas que lo llenaban, era el que se tomara un momento para atenderle. Necesitaba ese desahogo después de un día duro de trabajo antes de regresar con Marina. Los muy machos, siempre responsables de la vida de otros, necesitaban en algún momento ser dulces, sentirse lindos y amados… Andaban urgidos de ser tomados, entregando el control por un rato. Recibiendo, siendo tocados y acariciados. Querían, aunque no lo decían ni lo sabían, un novio cariñoso.

   Dos tipos rudos y velludos que se encuentran y pasan un gran rato. Visualmente se ven bien, actúan igual, y el sonido es increíble. Si les interesa, vayan a: EN MANOS DE UN HOMBRE 

ULTIMATE COMBAT

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: