¿VENEZOLANOS FALTOS DE CONSTANCIA?

TIEMPO LIBRE… SIN INTERNET

YO, FELIZ

   ¿Seré muy terco?

   Pero no lo estoy preguntando, ¿okay? Una vez en el trabajo se me ocurrió decir que era maniático y todos me aclararon que no, medio no, completo. Hace poco, creo que esta misma semana, subí un comentario con mi particular visión de lo que venía ocurriendo en el país, especialmente ahora que se ha instalado una fulana mesa de diálogo entre el Gobierno y la Oposición, con el concurso del Vaticano (CHUO TORREALBA, EL DIALOGO, LA TOMA DE VENEZUELA Y EL PARO); y es de imaginar que allí nadie toma del café que otro ofrece. Allí hice duros señalamientos a la gente que desea, a todo trance, acabar con la unidad como estrategia para derrotar al régimen, aunque cada espacio que se ha ganado es yendo férreamente unidos, quedando por fuera todo el que se sale de ella, como se vio en diciembre con Berenice Gómez, Pablo Medina y los candidatos apoyados por María Corina Machado, que no llegó ni uno, pero si dividió el voto opositor y se perdieron esas curules (gracias por los favores recibidos, así debió decir la nota con el ramo de flores desde Miraflores). Sin embargo, nada es tan atacada como la Unidad misma, que se mantiene a pesar de la aparente división (el grupito que ataca por la red y que se ha opuesto a cada una de las decisiones de la Mesa de la Unidad Democrática desde mucho antes de las parlamentarias, y la gente común y corriente que acata las marchas y vota en bloque, los que importan pues, aunque también están molestos), para desesperación del Gobierno.

   Como hice una defensa de la directiva de la Mesa, y de su Secretario General, Jesús Torrealba, gente a la que conozco se me ha acercado a decirme: “Ajá, ¿y qué dices ahora que el diálogo es una burla y suspendieron la marcha hacia Miraflores?”. Y eso me dejó sorprendido. ¿Acaso he dado señales de cambiar de opinión según la hora del día? ¿Soy de los que parece que cada hoja que cae de un árbol me hace cambiar de parecer? ¿Será que parezco tan inconstante, tan baladí, tan necio (y esto sí que me preocupa)? No, personalmente no creo que el mundo termina cada noche y comienza cada día de una manera nueva, ni creo que las cosas surgen de la nada. La experiencia diaria molda el carácter y el parecer; por aprender de la experiencia ya sabe uno qué funciona, y cuándo, y qué no. Uno hace algo mal hecho y tarde o temprano se presentan las consecuencias para atormentarnos, pero no sorprendiéndonos. Si una madre no vigila qué hacen los hijos, y llevan cosas que ella no les compró, ve que compran cosas aunque ella no les ha dado dinero, ¿en realidad puede sorprenderle que aparezca alguien y los tache de ladrones o que la policía les detenga? ¿De verdad hay razones para sorprenderse? Cada acción que tomamos, cada decisión, provoca consecuencias, que pueden ser buena o malas, aún corregirse, si se dan los pasos respectivos. ¿Cambiar de opinión sobre una gente que lleva tiempo demostrando tesón y constancia en la lucha por algo ocurrido esta semana, en una sola reunión? Repito, no, no soy tan necio.

   Un régimen acorralado que tiene que decirle al mundo que es una caricatura de democracia y por lo tanto desconoce el resultado electoral de diciembre (a un Parlamento electo voto a voto), que no puede ir a unas elecciones porque no confía que ni sobornando o comprando conciencias la gente efectivamente sufrague por ellos, que tiene que criminalizar a la gente que grita que se está muriendo de hambre, es fruto de un implacable cerco tendido por personas que si entienden al país, sus reales problemas, y un modelo que se erosiona y acaba solo. Sin que nadie dispare contra ellos, conspire o les quieran tumbar (a la gente del Vaticano se le dice cada vez: “lo que queremos es ir a unos comicios libres donde la gente, voto a voto, diga lo que desea”), la revolución de marras se cae solita, por el colosal robo al erario nacional, una incompetencia que casi parece tara mental y una naturaleza cínica y abusadora que arrecha más a una gente que les ve forrados de plata mientras le gritan cosas porque se queja del hambre.

   Y si, sigo apostando a la Unidad, que aquellos que tanto hablan por la red salgan a la calle y griten “todos hacia Miraflores” y veamos quién le sigue o qué hacen cuando lleguen allá. O que se lancen, de una vez, como candidatos presidenciales fuera de la Unidad y veamos cómo les va si llegamos a unas elecciones. Las posturas pueden entenderse, la diversidad del pensamiento es saludable, atacar la unidad no lo es. Es mejor que se vayan y levanten tienda aparte, pero de manera clara: “me voy con mi gente, síganme a mí”; y que Venezuela elija si les sigue, como decidió en diciembre que el tiempo de la revolución había terminado.

   Personalmente me agrada la señora Machado, fue mi candidata en aquellas primarias, la idea de la derecha me seduce después de haber sentido inclinación por la izquierda en mi juventud (y llevarme ese chasco), pero ni ella está por encima del bien de las mayorías. Que desee algo, o que le parezca que algo tiene que ser como ella dice, es sólo su punto de vista, uno que no puede pretender imponer a la mayoría. Ya con Hugo Rafael Chávez Frías, Nicolás Maduro Moros y Diosdado Cabello basta de esa actitud autocrática. Venezuela debe curarse de estas visiones mesiánicas, especialmente esta que nos afecta, “si no soy yo que no halla proyecto”. Otra vez Hitler condenado a Alemania. Otra vez Nicolás Maduro Moros, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez, después de las parlamentarias, arrastrando a lo que queda del PSUV a la fosa con ellos. María Corina fue muy votada cuando llegó al Parlamento, pero iba en las filas de la vieja Unidad, la gente  a la que apoyó por fuera, fuera quedaron.

ESA FALTA DE MEMORIA DEL VENEZOLANO…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: