COMO UN PROFESIONAL

EL INFIERNO DEL INDECISO

el-medico-sabe

   El doctor ya sabía lo que necesitaba…

   -Hey, ¿de dónde salió esto? Joder, ¡sólo me fui por cinco minutos! ¿Quién fue el perro? –se queja el urólogo cuando nota que ya alguien se le adelantó y se comió esa dulce cereza fresca, después de tanto que trabajó a punta de dedos y decir que no estaba mal sentir esos ricos cosquilleos; pero, en fin, también le gustaba la crema.- No importa, ya lo sabré. –pasa, y mete, la lengua.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: