FOTOS DE CAMPAMENTOS

OBLIGACIONES

   Ah, los chicos…

   Aunque era meritorio ver a los jóvenes disfrutando de su retiro a la naturaleza, olvidándose de las tabletas, y de la dedicación del instructor, que no se cansa en atenderlos a los tres por igual, si hay que resaltar lo algo irresponsables que son. Tal vez porque ríen y gimen, ahogados en vapores de testosteronas como están. Iban a enviarles aquella foto a sus amigos, para que vieran cuánto han disfrutado del campamento hasta ese momento, y lo que todavía les esperaba (para que se murieran de envidia); pero en malos pases de dedos, temblorosos de tantas emociones, estas llegan a sus padres. Claro, que peor eran los cortos videos enviados por los más atrevidos, que querían se escucharan sus jadeos, gemidos, risas y ruegos mientras el macho los instruía en las cosas de la vida, con rudos golpes de caderas en medio de sus amiguitos, pues en ellos se escuchó claramente cuando el tipo dijo:

   -Eso es, puticas, que todos vean que disfrutan de lo que sus padres, con tantos esfuerzos, cancelan; miren a la cámara y enseñen esas caritas de maricas realizadas y contentas.

SEÑALADO

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: