BANAS ILUSIONES

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   De un chico que tiene que entender…

   Sonriendo, el primo del muchacho le mira al entrar al cuarto que comparten mientras dure la visita. El primo le decía que no, que no era raro, que esas prendas íntimas, todas ellas, eran obsequios de su novia; pero era una tontería, de este, intentar pretender o sostener semejante idea, aunque fuera cierto (que una chica se las regaló). Con ellas puestas, como esa, era imposible que intentara mantener el sueño de que era un machito muy masculino. No había nada viril en la prenda, en cómo le quedaba o la manera en que se agitaba cuando la usaba, como si esta despertaran cierta agitación en su interior. El primo podría tener carita de hombrecito, como lo era desde que eran chicos, pero ahora, con su hilo rosa puesto, moviéndolo como si le provocara o le invitara, parecía una hembra en celo, toda cachonda, esperando recibir atenciones de algún  tío. Y si lo necesitaba, aunque no lo supiera, ¿no debía ayudarle como familia que era?

VENTAJA

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: