REPRESION DEL GOBIERNO, UN MAL REMEDIO

NICOLAS MADURO Y LA VIEJA RESPUESTA FASCISTA

   El equivocado camino que tomaron…

   A pesar de la evidencia histórica, de cómo terminan siempre este tipo de ejecutoria contra los pueblos, empujándoles contra la pared buscando someterles por miedo o a enfrentar con violencia a sus opresores, el gobierno venezolano continúa con el cuento de una pequeña banda de la “derecha desestabilizadora”, aunque el día sábado fuera brutal la represión en el oeste capitalino donde las clases populares salieron al grito de tenemos hambre, y donde alegremente se detuvo gente a la que tachaban de terroristas, a manos de una logia militarista, los más fascista del Plan Cóndor de regreso, sin fiscales presentes, órdenes de captura de un tribunal o flagrancia en la comisión de un delito (por alguna razón jamás detienen a uno de los que porta armas y dispara contra la gente y que siempre está al lado de las fuerzas de represión; nunca, nunca atrapan a uno), como no sea ser detenidos batiendo palmas y gritándole cosas al régimen. A la gente desarmada, uf, a esa si la detienen por carretadas.

   Aunque el Gobierno se tongonea y se tongonea, y sólo regímenes vergonzosos como el de Bolivia y Ecuador, o esa cosa lamentable en Nicaragua, el cuento del ataque imperialista no se lo traga nadie, no cuando todo el que aparece pide elecciones y el fin del hambre. Hambre que empuja a más y más venezolanos fuera de nuestras fronteras, como ya saben tantos gobiernos que lo ven como un problema. Uno que es real y que tiene su génesis en este desastre, no en la mala suerte o una maldición gitana como podría pensar algún necio.

   Es esta realidad, la rabia, el hambre, ver impotentes como continúan reprimiendo mientras irrespetan la decisión de un país que votó en contra de ellos (siete a tres), la que quieren silenciar así, con violencia y brutalidad, como ocurriera en la otrora “chavista” parroquia de El Valle, apenas hace tres días. Ya nadie los apoya, ya n se atreven a acercarse por allá a hablar paja, pero de cara al mundo pretenden que los representan.

 

   La gente salió a protestar contra el hambre y la respuesta fue esta. Mañana, esas personas, volverán a las calles, como ya tenemos dos meses haciendo. Porque ese es el punto, la receta de reprimir, encarcelar y matar hasta que la población regrese a sus casas, deje las calles y bajen el lomo, ha fracasado. La gente no se la cala, no mientras aparecen burlándose de todo el mundo por televisión, haciendo chistes con el hambre o la falta de medicinas o de respuestos de todo en un país que se detuvo. A la rabia de no encontrar nada, ni comida, responden con prepotencia y necedad. Locura o drogas. Tanto que Nicolás Maduro Moros sale a hablar de manifestantes drogados con sustancias que utilizan grupos terroristas afectos a varios miembros de su propio gobierno.

   La receta dictada por el régimen castrista no tuvo aquí el efecto que si tuvo allá, sesenta años atrás, cuando en la isla cubana comenzaba la noche de esa brutal dictadura. Para lo único que ha servido es para meter a Nicolás Maduro Moros, Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, Tibisay Lucena, Vladimir Padrino López, Néstor Reverol, Tarek William Saab y Maikel Moreno en el mismo saco de esos monstruos de autoritarismo que decidieron enfrentar a sus pueblos con violencia y muerte para sostenerse en el poder, como se vio en Túnez, Egipto, Libia y se ve en Siria. Y la situación se les hace insostenible a pesar de acusar a todo el mundo de provocar esta anarquía, excepto a ellos que se robaron todo, dejaron perder lo demás y ahora pretenden sostenerse indefinidamente mediante el empleo del terror. No, ellos no tienen culpa de nada, es una gente irracional, golpista y en nómina del imperialismo que sale una y otra vez a gritar que tiene hambre sólo porque no hay nada que llevarse a la boca, que exige elecciones secretas, universales y directas para decidir su futuro (¿a quién se le ocurre tanto golpismo?). Pedir un referéndum, el año pasado, era una clara intentona desestabilizadora que debía ser rechazada… Aunque la figura fuera legal y aparecía en la Constitución que Hugo Chávez promovió en el año 98, para que el soberano evaluara y raspar a los lideres incompetentes. Que la cosa es un fraude, que se niega todo acto electoral porque la última vez perdieron siete a tres, y eso antes de que comenzara la gran hambruna, se nota en que también suspendieron las elecciones de gobernadores que debieron realizarse, por ley, el año pasado. Si para el referéndum podía esgrimirse una y mil de las excusas que se inventó esa activista gobiernera que finge ser rectora independiente del CNE, Tibisay Lucena, para quitarnos las regionales no existía ninguna como que no fuera que sabían que nadie, absolutamente nadie, votaría por ellos.

   Al trae a Venezuela a este desastre de hambre y miseria, uno que no pueden resolver repitiendo necedades y hablando paja por televisión, y negarle al país la posibilidad de resolver el malestar mediante un proceso comicial, al país sólo le quedaba salir a protestar; lo demás, lo que salga de las bocas de Nicolás Maduro Moros, Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, Tibisay Lucena, Vladimir Padrino López, Néstor Reverol, Tarek William Saab y Maikel Moreno, tan sólo son los cuentos de siempre de este tipo de regímenes criminales. Se escuchó en Egipto y en Libia. Las mismas frases. Nada nuevo.

   Por cierto, eso de que toda esta represión violenta y homicida es ejercida por los cubanos presentes en el país, ya que ningún venezolano les haría eso a otros venezolanos, es una tontería que históricamente no se sostiene. La receta vino de allá, pero no dudo que haya venezolanos, militares, indiciados en estos crímenes (y tendrán que pagar por ello). Aunque suene feo, la historia demuestra que a la gente se le enseña a ser basura, hay quienes aprenden a ser porquería. Durante la invasión alemana a Polonia, que detonó la Segunda Guerra Mundial, los soldados que llevaban maestros, intelectuales, empresarios, judíos y comunistas a los bosques y los ejecutaban en fosas comunes, terminaron, mucho de ellos, suicidándose, más tarde sonreían frente a los hornos, al salir de las filas de las fanatizadas SS. Cuando la revolución cubana comenzó y Fidel Castro quiso acabar con los enemigos políticos, luego con cualquiera que pudiera pedir y exigir elecciones o una democratización del sistema (y a los posibles rivales dentro de la revolución), llamó a un argentino para que manejara la represión, las torturas y asesinatos porque no encontró quien lo hiciera entre los cubanos. Estos todavía no se atrevían a tanto, eso lo aprendieron de los alemanes del este cuando se rindieron ante la Unión Soviética, quienes les enseñaron cómo se hacía. Aquí, la alta oficialidad dejó que ese veneno llegado de la isla antillana enfermera a los uniformados venezolanos. Otra cuenta a pagar de esa logia militarista irresponsable y criminal.

   Son realidades históricas que están allí para que cualquiera las vea y aprenda de ellas. Y ya va siendo hora de aprender o continuaremos repitiendo, hasta el infinito, los mismos errores y horrores.

EN AGOSTO, “NO” A LA CONSTITUYENTE FASCISTA

Julio César.

2 comentarios to “REPRESION DEL GOBIERNO, UN MAL REMEDIO”

  1. karlitoz Says:

    Buen post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: