CÁLIDO VERANO DE UN CHICO AMERICANO… 18

…VERANO DE UN CHICO AMERICANO                         … 17

   Lloriqueando sabe que haría lo que ese hombre le ordenara o pidiera, ser su perrita o su novia si lo quisiera. El placer que le brindaba con sus hábiles caricias, sus expertas maneras cultivadas a lo largo de años de follar y seducir, aplicadas a un joven e inocente muchacho que apenas abría los ojos a la vida, tenía esos efectos. No era el primer chico que caía tan totalmente en su despertar sexual, claro, y en su momento lo superaría, lograría razonar con un poco de calma y mesura, todos pasamos por ello, pero por ahora no podía planear cenas con la familia, salir con los amigos, leer un disco, escuchar música en su cuarto, practicar en la piscina o ayudar a su padre con el motor del auto, porque en lo único que podía pensar era en el placer que sentía cuando su hombre le llamaba y le besaba, la barba raspándole un poco, y le alimentaba de su masculinidad dura o le llenaba de sexo pero también de hábil ternura.

   Un sujeto más maduro y experimentado, como un hermano mayor que hubiera pasado por eso en su momento con un apuesto profesor de Filosofía, y ahora casado, o su propio padre si lo hablarán y el chiquillo no viviera escondiéndose y escapando furtivamente para encontrarse con su maduro amante, podría haberle aclarado que eso que sentía y le hacía suspirar, susurrar el nombre del hombre, que le provocaba ensañamientos despierto no era realmente amor. Un primer enamoramiento si, esa ilusión de la primavera en la vida de todo chico, pero no algo total y profundo. Eso que parecía completo, luego descubriría que era pasajero, había muchos amores destinados a una persona en esta existencia. Pero, por ahora, vivía su historia, aunque era difícil mantenerla oculta en un pueblo tan chico del medio oeste, a mediado de los ochenta, donde todos le conocían, a su hermano o a sus padres; pero aún así se las ingeniaba para llegar a ese temporal refugio del mundo y rendirse a su joven fiebre de amar. Como nos ha pasado a todos.

CONTINÚA … 19

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: