SOLOS

   Ayer, como reguero de pólvora, se corrió la voz de que en Venezuela había una asonada militar, un golpe de estado. Cosa mala y terrible, ahora, porque antes era bueno cuando los golpistas querían alcanzar el poder. Fue malo porque la gente lo interpretó como que, así como se fracturó la izquierda y lo que antes era el chavismo, igualmente lo hacía el ala militar. Lo cumbre fue que nadie en la Tierra envió una salutación, un mensaje de apoyo al régimen de facto de Nicolás Maduro (se entiende de Raúl Castro, quien sabe que necesita de los buenos oficios de Europa), a excepción de Evo Morales, en Bolivia, quien reconoció que tanta vagabunderías los había dejado solos. Tan cierto como la ruina de Venezuela.

EL QUE SE VA…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: