REALIDAD

PRIMERO EL OJO QUE LA BARRIGA

   Una cosa piensa el burro…

   …De enorme pieza, y otra el arreado. Mientras sube y baja, gruñendo, babeando, blanqueando los ojos, los amigos, que saben de esta pequeña debilidad al perder el control al tomar dos cervezas (cosa de lo que todos se aprovechan por muy machotes que sean), se gozan en la idea de abusar de su garganta, clavándosela toda, obligándole a actuar como el faltón que ahora le saben. La realidad es que finge perder el control, así les deja hacer y decirle lo que quieran, todo lo que les provoque, porque ese es el camino a su felicidad. Y lo cubre palmo a palmo con sus labios y se lo trabaja con la garganta, para experimentar la dicha de tomar lo que en verdad, verdad, necesita y desea.

MOMENTOS DE SANA EVASION

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: