REMUNERACION

TRAUMAS

   Trabajando por lo que se quiere…

   Escucharle jadear es música en sus oídos, sentirlo temblar agradecido en su mano es mágico, sentir la chorreada caliente en la cara es la dicha, el olor a macho mareándole se siente a gloria, es vida el sabor sobre su lengua, que traga y todavía relame. De allí su cara de ensueño, de gozo, de satisfacción. La realización de un guapo chico que recibe al final su recompensa, una que no se cansa de saborear y buscar. Podía, lo sabía, vivir haciendo eso en todo momento.

LA CREMITA COMPARTIDA

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: