APUROS ANTE SANTA

TIEMPO DETENIDO

   Con ese ayudante, el viejo suda tinta…

   Cuando les dijo a sus padres y a su novia, que por fin había encontrado empleo y que tal vez le duraría un buen tiempo, primero no le creyeron, luego todos se alegraron. ¡Era tan vago! La felicidad les duró hasta que le vieron con el uniforme de trabajo, ensayando sus movimientos como “Santa” de una tienda de porno para hombres adultos. La cosa ya no se veía tan clara… Aunque algunos amigos de su papá le calmaron diciéndole que no hacía nada malo; eran tíos madurones que admiraran su destreza, y lo mingoneaban dándole muchos regalitos, especialmente, y por alguna razón rara, tangas atigradas, que este compartió generosamente con sus amigos, quienes, de pronto, también se morían por disfrutar de  sus presentaciones de baile.

LA PRACTICA DIARIA…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: