Archive for the ‘AMIGOS’ Category

CRUZANDO EL JORDAN

octubre 17, 2017

DE FIESTA

   ¿Y qué los detiene?

   Aunque aún les apenaba en el fondo, ya no dudaban en ver porno estando juntos si los padres de alguno no estaban en casa, sacándoselas y cascándoselas, mirando de soslayo la ajena, que se veía como bonita. Comentando sobre las chicas de las películas, lo buenas que estaban, tan sólo miraban esos falos que entraban y salían, comparándolos con el propio y el ajeno. Eran panas, había confianza, pero todavía dudaban en ofrecerla para que el otro la trabajara con su mano, aunque lo deseaban, retribuyéndole luego el favor con entusiasmo. Son jóvenes y curiosos, con toda una vida por delante para explorar y experimentar; también las bocas que se les secaban y luego se les llenaban de saliva mirando a las chicas comiéndose a los carajos en las cintas, preguntándose, cada uno, si se inclinaba y tomaba, ¿a qué sabría?

Julio César.

DE FIESTA

agosto 13, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

   ¡Y cómo se reunían!

   No hay nada que le guste más a los muchachos en el colegio que salir con chicas y entre ellos como panas, también las fiestas. Bailar, reír, beber. Y ninguna fiesta era tal si no aparecía el joven profesor Mijares, que siempre se tuteaba con ellos, y que, como pronto descubrieron, mientras más se embriagaba más quería beber y tragar. Tenía una gran técnica, además, con esa garganta sacaba la leche hasta de las carteras. Ninguna fiesta acababa hasta que, en un cuartico, lejos de las novias, el profe no tomaba lo suyo, de cada uno de ellos, hasta la última espesa y cálida gota. Cosa que, curiosamente, ha amigado aún más a esos chicos, el ser atendidos por ese carajo tan ávido.

CRUZANDO EL JORDAN

Julio César.

MERCANCIA DE PRIMERA

julio 19, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

Nada como un amigo para eso…

Sintió indignación cuando vio a su hermanazo del alma, medio ebrio, afanado en convencer a aquella chica que era una de las estrellas en toda reunión de universitarios o tíos jóvenes (con fama de ligera de cascos que, flotando, se iba con cualquiera), que parecía rechazarle. ¿Cómo se atrevía la zorra? Acercándose, también tomado, comenzó a ensalzar las virtudes de su pana, vendiéndoselo a la joven, alabando su inteligencia, lealtad, sentido del humor, “y tiene una muy buena pieza”, agregó, atrapándosela sobre el pantalón, apretando espasmódicamente. “Es grande, y se pone buena, eso dicen las chicas que han salido con él”, insistió, sin reparar en la boca abierta y mejillas rojas del otro; “mira cómo crece, ve el tamaño”, agregó orgulloso de su amigo. Ella sonreía algo burlona.

-Ya veo… -y enfoca con los ojos al manoseado.- La verdad es que tu amigo no estaba insistiendo mucho; creo que lo hacía sólo por no dejar. Emocionado lo veo ahora, ¿por qué mejor no van a uno de los curtos de arriba y lo hablan? Creo que ambos necesitan tiempo de calidad… Juntos y justo ahora. –y guiñando un ojo se aleja, dejándoles desconcierto, especialmente al tocador.

-Pero qué loca. –gruñe, este, rojo de cara, retirando la mano finalmente.

-Ni tanto. –agrega el otro, mirándole, atrapándole la mano y regresándola a su lugar.- ¿Por qué no subimos y lo hablamos? La noche apenas comienza…

DE FIESTA

Julio César.

CARIÑO

junio 17, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

   Viril afecto joven…

   Ellos podrían jurar sobre una pila de Biblias que no era nada, pero desde familiares a amigos, y novias, les parecía que se pasaban con las muestras de afecto a cada llegada, cada vez que se encontraban. Siempre respondían que se querían como “hermanos”, aunque a ninguno de los suyos los trataran así, ni estos lo esperaran. Como fuera, había algo tierno en tan sublime sentimiento de panas.

MERCANCIA DE PRIMERA

Julio César.

¿MALA NOCHE?

mayo 27, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

   Pasa, cosas de la testosterona…

   Todavía insultándose con aquello de “más idiota eres tú” para abajo, dos amigos deben compartir un cuarto de hotel, el que ya estaba pagado, cuando uno perdió todo el efectivo en esa escapada para apostar a los dados y salir con nenas aprovechando que sus esposas no estaban. Ni locos usarían tarjetas. Sin más, debieron regresar al cuarto, a discutir y acusarse, dejándose llevar al saltárseles los tapones y comenzar a lanzarse golpes con los cojines, con las dos manos, con rabia y furia, queriendo herir, empujándose, terminando riendo, duros bajo los calzoncillos, dándose más, uno cayendo de espaldas, el otro encimándosele, este escapando y sorprendiéndole por detrás. Machos compitiendo por someter al otro, por controlarlo, por dominarlo. Pronto esos cojines terminarán en el suelo, y ellos uno sobre el otro, mirándose entre confusos y excitados, frotando una contra la otra, y nunca hablarían de aquello de nuevo. Nunca jamás, para nada. Tal vez por eso se permitieron uno que otro besito con mucha lengua… y mamadas.

CARIÑO

Julio César.

DE TRAGOS Y COLADAS

marzo 5, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

amigos-juguetones-calientes-y-culones

   ¿Tan sólo un juego?

   Llenos de ropa sucia se pusieron de acuerdo para la lavada, trabajo que odian tanto que se tomaron una botellita de tequila, de esa que quema por dentro y te pone caliente. Borrachos y alegres, entre risas, toman aquel video que envían a sus amigos: a los cuatro primeros que lleguen se los lavamos y se los dejamos bien secos si los meten en este par de buenas chaca-chacas. Imaginarán el desorden cuando doce de ellos llegan a la carrera, al pequeño espacio, cada uno reclamando su turno para meterla, con fuerza pero comenzando despacio.

¿MALA NOCHE?

Julio César.

LOS VIEJOS JUEGOS

febrero 21, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

lindos-chicos-jugando-al-amor

   Ah, los tradicionales…

   Reían apapachados en el mueble cuando entra el papá del catire que abraza al chico del traje rojo.

   -Pero… ¿qué diablos hacen? –se alarma al verles así, tan cómodos y felices en su cercanía. Ni siquiera se aparataron al verle.

   -Estamos jugando, papá. -sonríe su muchacho, pasando unos dedos por la barriguita del otro, que sonríe y se estremece con cosquillas.- A la casita, a donde llegué después  un duro día de trabajo esperando atenciones.

DE TRAGOS Y COLADAS

Julio César.

NO ERA NADA

febrero 14, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

amigos-boxers-manos-y-momentos

   Decían mientras se manoseaban…

   Seguro que era algo en su cama, piensa el carajo, sonriendo ese domingo al abrir la puerta y encontrar a su vecino. No podían salir las esposas de ambos sin que este llegara a su apartamento para auto invitarle a ver algún juego en diferido, cayendo sobre el colchón, después de quitarse la camisa y el pantalón, a lo que le obligaba ya que a su mujer no le gusta que nadie que llegara de la calle, vestido, se subiera así a ella. Y miraban el juego, o una película, o un evento cualquiera, riendo, comentando vainas, lanzando rechiflas de burlas y cotufas a la pantalla cuando Ronaldo se quitaba la camisa. Fingen que todo eso es normal, que nada pasa; que el vecino agita las piernas y lo mece, redondo y firme bajo el bóxer, por nada. Como nada era que ese calor le llamara, o que su mano cayera sobre la dura piel, tocando, recorriendo… y que este separara más las piernas dejándole pasar. No era nada… todavía.

LOS VIEJOS JUEGOS

Julio César.

EXCESO EN LA COMPETENCIA

enero 16, 2017

COMPARTIENDO EL MOMENTO

la-otra-cara-del-macho

   Si, ese juego… O eso decían ellos.

   Medio ríen, expectantes, están lo suficientemente ebrios para eso. La regla es simple: el primero que logre que el primer tipo que pase, no sólo toque, sobe o acaricie, sino que meta un dedo, gana. Y vaya que gana, aunque este desafío parecía pensado para que ganen todos. Bien, como sea, cada quien se divierte, y encuentra placer, como puede… Se tensan y esperan cuando ven a un grupo de tíos saliendo de la tasca de la playa; por sus caras y sonrisas saben que habrán muchas manos en la jugada.

NO ERA NADA

Julio César.

ESOS INTERCAMBIOS SECRETOS

diciembre 30, 2016

COMPARTIENDO EL MOMENTO

los-chicos-y-sus-regalos-dorados

   La cara de los que comparten cuarto esa noche.

   -¡Mira esta vaina! –grita emocionado y riente, aunque no tan sorprendido como su primo.

   -¿Es el regalo de mi papá? ¿Te dio eso? –no puede creerlo, el otro ríe más.

   -El tío Leo me conoce, no hemos hablado de eso, pero lo sabe. Y a lo mejor lo tuyo también. –explica mientras lo sostiene y calibra apretándolo, emocionado al tener uno por fin. Luego mira al otro chico, pícaro.- ¿Lo probamos?

EXCESO EN LA COMPETENCIA

Julio César.

JUEGOS DE TIOS

diciembre 12, 2016

COMPARTIENDO EL MOMENTO

buscando-amor

   Pasa…

   Medio riendo, hay amigos que miran y tocan, mientras juguetones se prueban la ropa interior uno del otro, con todo y el almizclado olor comprobado antes, nariz en la tela frente a las caras. Dígame cuando, emocionado, uno le dice al otro que su novia le ha regalado una tanga.

ESOS INTERCAMBIOS SECRETOS

Julio César.

FIESTAS DE GUARAPITAS

noviembre 18, 2016

COMPARTIENDO EL MOMENTO

amigos-durmiendo-la-mona

   Cómo les molestaba a sus novias…

   …Cuando agarraban esas rascas desde el viernes hasta el lunes, antes de volver a clases, donde perdían el sentido y luego andaban todos confusos. Como Jeremías, que cuando despierte, se preguntará qué era eso espeso que chorreaba entre sus muslos.

JUEGOS DE TIOS

Julio César.

COMPARTIENDO EL MOMENTO

octubre 27, 2016

SORPRESA DE CUMPLEAÑOS

   Aunque a las novias no las convencía…

   Sentados, entonados, encienden uno y lo comparten, disfrutando lenta y suavemente el momento, la cercanía amiga, el cariño masculino; aunque sus chicas miran con desaprobación, y algo de desconfianza, el que únicamente consigan un porro cada vez y que siempre tengan que compartirlo así. O tal vez eran las lenguas atadas y los sonidos de chupadas lo que las inquietaba.

FIESTAS DE GUARAPITAS

Julio César.

JUEGOS Y TOQUES

octubre 21, 2016

SORPRESA DE CUMPLEAÑOS

la-calida-mano-amiga

   ¿Quién no los ama?

   Así como pasaba con las novias, aunque por razones distintas, era una tortura para los entrenadores de equipos de muchachos ver las sobadas entre estos, al estar semi desnudos, exhibiendo sus armoniosas figuras, vanidosos por ello, admirando también la del compañero, cuando comenzaban con sus juegos. Como ese de meterle la mano para ver si era tan grande como se vanagloriaba, riendo este y separando las piernas facilitando la operación, en medios de las carcajadas del grupo que alentaban a la comprobación, que a veces se verificaba al grito de: “miren, ¡se le para!”. Las novias soportaban esas tonterías que las incomodaban porque los amaban, a los entrenadores les daba calor y las manos le picaban con ganas de, también, comprobar la vaina.

COMPARTIENDO EL MOMENTO

Julio César.

AMIGOS, JUVENTUD Y TESTOSTERONA

agosto 4, 2016

SORPRESA DE CUMPLEAÑOS

AMISTAD Y SEXO

   ¡De haberlo sabido antes!

   -Hummm… Hummm… -gimotea sin recato, el otro ríe.

   -Te estoy dando donde es, ¿verdad? Coño, pana, de todos los culos que he probado de las chamas del grupo y de los chicos del equipo de pista y campo, el tuyo es de lejos el mejor. Es un culo campeón. –elogia, sin detenerse.

   -Verga, tú si hablas. –gruñe el otro con una mueca de que si, que fue donde era.- Cierra la boca y apúrate, que voy para el cine con tu hermana, más tarde. –y ríen. El otro se le pega y cierra.

   -Pero, si hay tiempo y te deja pelando solo, ¿repetimos?

JUEGOS Y TOQUES

Julio César.