Archive for the ‘BIZARRO’ Category

LADY MACABRA, LA FUNCIONARIA SEÑALADA

mayo 9, 2015

RADIO COMUNITARIA

JOVEN Y MUSCULOSO EN SUSPENSORIO

   ¡Y lo hace por televisión!

   La siniestra dama, inquieta, espera en la antesala del Gran Teatro del Terror (una covacha con cuatro paredes mal montadas que costó sopotocientos millones de dólares). Ha sido llamada. A un acto público con el Comandante Platanote. Traga en seco sospechando lo peor, sabiéndoles cobardes y ñemeros, teme una traición. Ha sido la fiscal emblemática del régimen, a quien se le entregan los casos políticos para que los monte; su lema de “córtenle la cabeza”, sin mirar para los lados (¿evidencias o pruebas?, ¿eso con qué se come?), la había encumbrado. Ahora, en la lista mala del Imperio del Norte, teme que su propio pescuezo sea cortado para aligerar las tensiones. Tiembla de miedo, ¿y si le tocaba una fiscal como ella misma para “investigar” su caso? ¡Iba a terminar en la hoguera!, y no figurativamente. Tanto horror casi la hace llorar. Oye los aplausos de los presentes en la sala, parecía que los burros estaban más hambrientos que de costumbre y recibían de buen grado la paja loca que les lanzaban.

   -¡Lady Macabra! -la llaman y tiembla aún más.

   Se pasa las manos por el traje negro, arrepintiéndose de no haberse peinado antes de salir. Ya se imagina arrastrada por un pasillo largo rodeada de gente que gritaría “lero, lero, al candelero” (o tal vez no, ya no había oro para sobornar adeptos), esposada y expuesta a las miradas y maledicencia, como hacía ella misma, con otros, todos los días. Allí estaba el Comandante Platanote, el bigote temblándole. A su lado el descabellado segundón, con su gorrita de Duce y el aire altanero de quien no sabe ni lo que hace. Cosa que, por alguna razón que todo el mundo ignora, le enorgullece.

   -Pase, camarada. Pase… -le urge Platanote, volviéndose hacia la multitud.- Esta pobre mujer mal peinada, decente, proba, incuestionable, por ejercer su trabajo de manera ejemplar ha sido colocada en una lista de aberradas contra los derechos humanos. –se oye una cacofonía en el publico.- ¡Una infamia! –sonríe, intentando no pensar en exactamente cómo es que eso va a combatir el hampa o la escases, como le dice su mujer que ocurrirá.- Por eso la nombro Viceministra de… de… -trona dedos, intenta recordar, su mujer palidece en primera fila, el público suspira, la verdad es que tanta piratería… El falso Duce se le acerca y le susurra algo al oído, logrando que frunza el ceño.- ¡¿De qué?! –le susurra con más vehemencia, exasperado.- ¿Y esa vaina qué es? –más siseos feroces, conteniéndose cuando ve a la primera aguantadora llevarse una mano a la frente, golpeándose.- ¡Viceministra a cargo del corazón sangrante de tantas penurias causadas por la oligarquía a los pobrecitos de nosotros! –termina triunfal.

   La gente se mira dentro del público, pero aplauden y aúpan, ¿qué pueden hacer ya?

……

   Del otro lado del Gran Charco, Monedita, vocero de los contestatarios en la Madre Patria, que defiende a los financiadores del partido al cual pertenecía hasta hace poco, también se golpea la frente escuchando semejante disparate por televisión: ¿la fiscal que ataca a los enemigos políticos del régimen, la nombran Viceministra? ¿Acaso no era imparcial e independiente de toda militancia política? ¿Una fiscal gobiernera llevando los casos de los señalados como delincuentes por el Gobierno? ¡Qué locura! ¿Cómo se defendía a gente así?

Julio César.

EX CANCILLER CON PISTOLA

noviembre 17, 2014

RADIO COMUNITARIA

BULGE GAY

Vayas aduanas, siempre queriendo saber qué se oculta…

   La gente, reunida en una plaza central de Ciudad Caótica, escucha estupefacta lo que el grupo disidente por la Libertad (seguramente cosas de la princesa María Corina Organa), transmite por la gran pantalla, puesta allí por el siniestro régimen ara echar sus cuentos. A uno de sus representantes, el rico y poderoso ex canciller Palpatine, se veía envuelto en un escándalo en una de los reinos cercanos… A la Nanny de sus retoños, merecedores esos sí de todo lo bueno, le han descubierto un arma de guerra en una maleta que le llevaba. Y no se sabe quién es más insensato, Palpatine o la Nanny.

   Los presentes en la plaza roja… de sangre por la inseguridad, escuchan al ex canciller declarar a la prensa en el otro reino, sudando, tartamudeando, intentando hilar dos ideas que le salven el pellejo y que hundan a su archirrival, el duque mirandino que no le deja coronar.

   -¿Por qué lleva eso en su maleta? –estalla una pregunta.- ¿Acostumbra salir con armas en sus maletas?

   -No lo entienden, pero allá la vaina está tan peligrosa que yo ejerzo con pistola.

   -Pero, ¿no iban a desarmar a la gente?

   -Si, a la pendeja. –y se pasa el empapado pañuelito rojo por la cara, producto que intentan exportar pero que le deja un feo manchón que va de frente a mejilla.

   -¿A qué vino?

   -A organizar movimientos populares.

   -¿Trayendo armas ilegales? –pela los ojos una y el hombre se ahoga.

   -No… No, digo, vine a llevar medicina para mi país; si vieran, eso da dolor allá. La gente se muere hasta de dolores de muela. –sonríe, pisa terreno sólido, todos deben haber escuchado del desastre de la revolución.- Vine a hablar con unos laboratorios para llevarme las medicinas.

   -¿Pero la maleta ya no estaba llena con la pistola? -Palpatine rueda los ojos.

   -¿Podríamos dejar de hablar de la maldita pistola?

   -Okay…-replica otra reportera, con cara de mala gente.- Díganos, exactamente, ¿con cuáles laboratorios habló y cuándo mandan las medicinas?

   -Eso… iba a tratarlo, pero a mi esposa le dio algo y debimos internarla en una costosa y moderna clínica.

   -Y, exactamente, ¿qué función real, realiza ella en su equipo? Porque por eso fue que vino, ¿no?, a trabajar con usted, no a tratarse una dolencia que traía de allá, donde hay tantos módulos de medicina bruja, ¿verdad?

   A Palpatine no le queda otra que fingir un yeyo. ¿Por qué no podían todos los reporteros ser tan complacientes como en TELESUR?

   La transmisión termina y una voz sentenciosa, como podría ser la de Dios diciéndoles a los judíos rebeldes que adoraron al becerro que prefiere verles muertos en el desierto antes que en su Tierra Prometida, por andar tras becerros, se deja escuchar:

   -Han oído. Viajan a cuerpo de reyes, forrados en billetes verdes. Si se sienten mal van al exterior, a clínicas bien dotadas. Y todavía se llevan a las familias y a sus sirvientes, sacándolo todo de las arcas nacionales. ¿No es un abuso?

   Un clamor indignado, realmente molesto, se deja escuchar. Y todo se resume en lo que dice una señora joven.

   -Claro que es un abuso, ¿por qué coño no me llevaron a mí? Yo quiero viajar así.

LADY MACABRA, LA FUNCIONARIA SEÑALADA

Julio César.

BUSCANDO VER EL PAJARITO

agosto 4, 2014

RADIO COMUNITARIA

LA TANGA MASCULINA AMARILLA

   Cuidado con eso…

   El falso general Platanote, señor del ejercito de la estratósfera, enfrentado de pronto al enloquecer del gallinero donde sus fuerzas quieren alzársele, su segundo rumiando amenazas por lo bajo, descabelladamente intenta serrucharle el poder, unido a los pollos atrapados por los zorros del Norte, intenta una nueva jugada para atraerse las simpatías perdidas dentro del politburó (mejor conocido como el gallinero vertical):

   -Vi otra vez al pajarito. Y me dijo que estaba contento. –anunció, sonriendo plenamente, esperando que le tomaran por un idiota bien intencionado y no el gran verraco que es. Su sonrisa tiembla, se congela en mueca, nadie ríe, todos le miran feo dentro del gallinero, donde sólo hay movimientos, alarmados, cuando alguien malintencionado grita: “pasaporte en mano, por favor”.

   Si, la hora del pajarito había pasado, todos lo notaban menos Platanote. Muchos temieron que le pasara como al difunto CAPO, gran líder de un tiempo pasado de cuando hasta los alzados comenzaban a gruñir y repetir “es que con ellos se vivía mejor”, quien, enfrentado a un proceso penal, le anunciaba al país que él habría preferido otra muerte (y no salir por pillo), desprendiéndose una gran bandera nacional a sus espaldas y casi dándole en la calva… Ahora muchos temían ese karma, que si continuaba invocándole, a Platanote, el pajarito, le dejara en la mano la cagada.

EX CANCILLER CON PISTOLA

Julio César.

LA AMENAZA FANTASMA DEL CANCILLER

septiembre 15, 2013

RADIO COMUNITARIA

LA TANGUITA ROJA

   ¿La verdad?, no parecen tener nada en la bola…

   El maligno canciller Jauría, con paso rápido para parecer enérgico, se dirige al podio desde donde hablará por cadena a los aliados del eje “tírame algo”. El hombrecito, menudo y con cara de pocas luces, inspira, sin embargo, un poco de temor reverente dentro del ejército imperial, supersticioso y dado a la milagrería a la hora de conseguir logros; el mismo comandante Takín, a través de una oüija, le había nombrado en el puesto. Hecho que, aunque extraño, nadie había discutido. Lo dicho, el hombre era poderoso a su manera… de alguna manera.

   -Buenas noches, camarados y camaradas… -comienza con la coletilla de todos, que hace suspirar a algunos de incomodidad, a otros apretar los dientes y a los no menos reír por lo bajo.- Nuestro aliado en las dunas de Sirinea está siendo amenazados por los Norteños, parece que… -sonríe como si estuviera denunciando un disparate.- …Un lord eterno no puede matar a todos sus vasallos si le da la gana, ¿qué les parece? ¡Una locura! –sentencia tomando unas cuartillas y apilándolas al golpear el borde inferior del podio.- Habíamos pensado amenazar militarmente a los Norteños, ¿pero con qué y cómo?, los muy perros supieron que nos robaron un pedazo de territorio por el sur, los salvajes traficantes, y que no pudimos responder; así que por ese lado sólo podemos hablar pistoladas y decir obscenidades, pero también saben que eso no derribará ningún avión ni hundirá un portaaviones. Por eso nos hemos contactado con los reinos cercanos a Sirinea, o se abstienen de ayudar a los Norteños, se inhiben de demandar el fin de las matanzas… o nosotros enviaremos nuestros YVKE 8, con ayuda humanitaria… -y contiene una sonrisa mientras el público ríe.- Y cómo asustan esas chatarras voladoras con las que el camarado Putino nos estafó. Ellos saben que son tumbas voladoras. –alza la voz.- ¡O se abstienen o esos aviones les caerán encima…! -baja la voz otra vez.- Y así, de paso, salimos de esos malditos aviones donde nadie se quiere montar a menos que sea bajo amenaza… ¿Si, dime? –mira a alguien que alza una mano.

   -¿Irá a Sirinea en persona a verificar las operaciones?

   -¡¿Qué?! ¡¿Para que ese loco me gasee?! ¿Qué pregunta es esa? ¿Tú viniste solo o te mandaron? –pierde la mesura.

   Y después dicen que no son hasta sensatos.

BUSCANDO VER EL PAJARITO

Julio César.

PLATANOTE ASUSTA CON SU LUCHA

agosto 25, 2013

RADIO COMUNITARIA

SPEEDOS BLANCO TRANSPARENTE

   Se chorrearon.

   Como recordarán (deberán imaginar una toma del espacio y unas enormes letras subiendo y narrando esto), viendo al viejo y maligno Emperador prácticamente muerto, la cara no le ayudaba para nada, el comandante Takín se lanzó en una conspiración de revuelta interna para traer, según él, “el orden a la región”. Conociendo sus planes, el perverso Emperador le envió, por un dolor de uña, a uno de sus médicos… ¿Resultado?, el comandante Takín ya no está, aunque sea falso el que batalló hasta el final en la Estrella Rota, cerca de Amuay. Necesitado de mantener el control sobre la mina de nakuará, de la cual depende su funesto régimen, el vil anciano nombra a un heredero, Platanote, quien no las ha tenido todas consigo… (y terminan las letras).

   Lo más granado del viejo y corrupto régimen está reunido en el Salón de los Cuentos Absurdos, en pleno Palacio, para escuchar las palabras del heredero nombrado desde la isla Infierno. El hombre, engolando la voz, sacando pecho y alzando los hombros, recorre el recinto ocupado por los ministros, consejeros, directores y jefes de instituciones; maquinalmente se lleva una mano al saco para ver si todavía tiene su cartera allí.

   -Queridas y queridos camaradas y camarados… -comienza.- Voy a pedir al senado imperial una ley especial para ir a un proceso profundo para combatir la corrupción administrativa…

   Y ocurre lo tragicómico, cuando las palabras todavía resuenan y queman los oídos de los ilustres pranes, por dos puertas independientes entran varios uniformados policiales, que se asomaban a aplaudir a rabiar lo que dijera el hombre para ver si les pagaban unos bonos, pero esa gente sólo vio en los uniformados a los representantes de la ley, así que gritaron, algunos lloraban jurando inocencia mientras se arrojaban unos contra los otros, muchos derribaron a los policías en la huida y no pocos saltaron por los ventanales…

   ¿Exageraban?… tal vez, pero… ¿y si de verdad la cosa era contra la corrupción?

LA AMENAZA FANTASMA DEL CANCILLER

Julio César.

NOTA: Pensaba dejarlo así a la muerte del señor este, pero cuando leí lo de la lucha contra la corrupción no pude evitarlo. Sigue el mundo bizarro…

EL CHOCOLATE Y LA IGUANA

junio 14, 2012

RADIO COMUNITARIA

   A la Iguana le gusta bien batido en…

   La Iguana, vestido con sobriedad, el rostro maquillado de payaso, entra en los aposentos reales donde el comandante Takín se aplica el tratamiento enviado por el viejo emperador desde la isla siniestra. La Iguana arruga la cara, se veía decrepito y macilento, en el fondo pensaba que era un castigo de los dioses a los cuales intento suplantar en los altares.

   -Se ve bien hoy, su excelsa magnificencia que el cielo nos ha dado para salvar la patria… -saluda como es lo habitual del protocolo, pegando la frente del suelo, con tal mala suerte que un pañuelo húmedo se le pega. Con disimulo lo retira.

   -Déjate de tonterías, Iguana. ¡Me dijiste que ibas a detener a la Patilla y al Chigüire Bipolar! –estalla.- Y mira. ¡Mira! –grita mostrando un monitor donde el joven, saludable y ágil líder de la rebelión salta, camina, sonríe y se mezcla con el pueblo.- Viven pasándolo. Míralo, se define a sí mismo el nuevo chocolate que el cielo envío a las mujeres; porque yo soy borra de café. No lo dice pero seguro lo piensa.

   -Lo sé, su excelsa magnificencia que el cielo…

   -¡Deja la haladera de bolas y dime qué harás!

   -Le atacaré como a un insolente machista que irrespeta a las mujeres. Que se burla de ellas y pretende engañarlas, ofendiéndolas al presentarse como un nuevo chocolate. –asegura, tragando luego.- Por cierto, su excelsa magnificencia que el cielo…

   -¡¿Qué?! –le corta, irritado.

   -Allá afuera está la gente de la clínica que atendía a… bueno, ya sabe, cuando le daba lo suyo con el puño cerrado, quieren más dinero. –tiembla cuando el otro se agita, cerrando los ojos luego.

   -Que se los den, si esa gente habla… -se muerde el labio, deseando tener a la ex allí para darle más.- Ataca a ese sujeto, Iguana, habla de su falta de mujer…

   -Si, excelsa magnificencia que… -calla bruscamente cuando el comandante abre un sólo ojo, fulminándole. Ahora si sonríe, sabe que el otro se alegrara hasta el orgasmo.- Mi señor, han llegado los señores feudales del ALBA a meterle mano… para sacarle plata, porque lo quieren.

   -¡¿Llegaron mis amiguitos?! ¿Mis miguis? ¿Cómo me veo? –jadea emocionado.- Pásalos a mis aposentos y que nadie me moleste… –y ríe todo ilusionado.

PLATANOTE ASUSTA CON SU LUCHA

Julio César.

EXPECTATIVAS REALES

noviembre 25, 2011

RADIO COMUNITARIA

   Todo a la vista. No querían sorpresas…

   Decaído, el ojeroso Comandante mira a la vieja momia, el perverso Emperador, tartajeante y de manos temblorosas, pero todavía medio vivo, ruin y malvado; se notaba por el calor que irradiaba. El Comandante da disimuladamente un paso atrás. Entre el calor que botaba el vil anciano, y el olor de la bolsita esa…

   -Maestro… -comienza con voz plañidera, temerosa.- ¿Seguro que ya todo está bien? El tratamiento… ¿fue exitoso? –y sus ojos se llenan de súplica. Era terrible estar enfermo. Era divertido cuando eran sus enemigos en las mazmorras, pero para nada cuando se trataba de él.

   -Claro que si, chico; sabes que la medicina aquí está muy adelantada. Mira como estoy yo. –replica, alzando las temblorosas manos, colgando los pellejos en sus brazos, soltando algo como caspa.

   El Comandante Takín se estremece, horrorizado. Luego traga saliva. Si, necesita creerle al viejo vagabundo. No le quedaba otro remedio. En cuanto lo acepta, todos esos signos evidentes de deterioro que hacen parecer al anciano un extra de la serie de los zombies, desaparecen.

   -Claro. –concede también, ojos brillantes de auto engaño.

   -Por cierto, mijo, acuérdate de transferir ala IslaInfiernotodas las riquezas que quedan en tu país. Lo más pronto posible. Tú sabes… para aprovechar el verano que los días son como más largos. Hoy mismo ya sería como tardarse mucho, ¿okay?

   ¡Cosa más grande, caballero!

EL CHOCOLATE Y LA IGUANA

Julio César.

GIORDANILLO, EL MONJE, RENIEGA DE SU HIJA BASTARDA

julio 22, 2011

RADIO COMUNITARIA

   Una historia arrancada a mordiscos de la vida real, dedicada al pueblo chileno que tanto gusta de nuestras telenovelas.

   -¡Pero todo está horrible! La gente me odia. Está bien, el Proceso nos ha hecho ricos, he comprado el amor de esos amigos míos afuera, hablo dela Izquierday el mundo me oye extasiado… -enumera el comandante Takín frente a su viejo ministro del Bolsillo, calvo, grosero y ruin por esa boca.- …Pero en el país la gene ya me saca a mi señora madre porque se están muriendo de hambre.

   -¡Papa! Déjame pasar, por favor… -se oye fuera un desgarrador grito de mujer, tanto que el Comandante olvida por un momento que él es lo Único enla Tierray se vuelve a mirar hacia la ventana por donde llegan los alaridos. El ruin monje de la miseria interviene.

   -Lo estamos haciendo bien, mi amo. Es  la receta que se necesita. Mire el progreso actual del Bloque Soviético, lo bien que la va a Cuba, Alemania de Oriente debe repeler a sombrerazos a los del lado occidental que quieren saltar el muro. Estamos haciendo lo justo.

   -¡Papáaaaaaa! –el grito desconcentra por un momento al Comandante.

   -Si, Ministro, pero… hay aumentos de precios, escasez de todo, desabastecimiento y desempleo galopante. –y arruga la frente, notando que casi suena como Globoterror. El monje también se sorprende… ¿será que el jefe ya no tomaba su té de hojas de coca?

   -Mi lord, es culpa de los cuarenta años…

   -¡Pero llevamos doce años mandando!

   -Papa, ¡por favor!

   -¿Quién carajo grita?

   -Nadie. No es nadie. –corta entre dientes, ruinesco, el monje loco de la economía, sus ojitos brillando de fanatismo idiota. Jamás reconocería que el único libro que leyó en su vida cuando tenía doce años de edad, hace noventa años, El Capital de Marx, estaba equivocado.- Todo es culpa de los monopolios oligárquicos, dela Derechaeconómica que quiere explotar al pueblo. Ellos son los culpables.

   -Si, monje, pero… ¿no llevamos doce años de controlar el dólar y su reparto, de precios congelados, empresas tomadas para producir nosotros, las industria básicas robadas a sus dueños como la del acero, las cabillas y el cemento, del dólar devaluado porque necesitábamos más monedas flojitas, y de rematar activos de la nación? –la duda tortura por un momento al comandante Takín.

   -Papá, por favor, óyeme… -es el grito lastimero.

   -Esas son campañas de Globoterror. Todo está bien. Usted jamás podría equivocarse, ¿no lo entiende, mi infalible señor? –y gime el vil anciano elevando las manos como para cubrirse el rostro.- Oh, no me mire así, amo, los rayos divinos de la razón que salen de sus pupilas pueden destruirme. –y el Comandante sonríe todo pomposo.

   -Lo siento, monje. Sigue con lo que haces. –y se aleja satisfecho. El vil personaje entorna los ojos, ¡qué fácil! Luego se dirige a la ventana. Furioso.

   -¿Qué haces aquí?

   -Necesito hablarte.

   -Fuera, ¡yo no soy tu padre! –engola la voz dramáticamente; la mujer cincuentona, andrajosa y famélica que está abajo, flanqueada por guardias imperiales llegados dela IslaInfierno, cae de rodillas llorosa.

   -Papá…

   -¡Vete, Inflación! ¡Yooooo no te reconozco!

EXPECTATIVAS REALES

Julio César.

CELEBRACION BICENTENARIA

febrero 22, 2011

RADIO COMUNITARIA

   Todavía quedaba algo oculto.

   -¿Cómo va la cosa en Egipto? ¿Ya cayó ese tirano perpetuado en el poder? –pregunta con su vozarrón, contento, el Comandante.

   -Ya está a punto de melcocha, mi Comandante en Jefe y luz de los días de la República. –contesta, no jalando bolas sino guindándose, el cortesano… digo, el ministro.

   El comandante Takín comienza a reír, batuquea los hombros, le lloran los ojos y baña de saliva a todo el mundo.

   -Esto es maravilloso. Se le acabaron los treinta años en el poder a ese monstruo. E Israel se queda sin aliados. –y ríe más.

   El ministro, inquieto, mueve los ojos hacia el edecán que parece asustado. Debía recomendarle al Comandante, con mucha cautela o podría perder la cabeza, que no se riera así, como un demente escapando de un manicomio en medio de la noche, cuando saliera en cadena nacional. Todo eso lo piensa mientras alisa un traje que el militar en jefe usará para conmemorar los cien años en el poder del viejo y sanguinario Emperador, allá en la isla. Eso le recuerda…

   -Comandante… ¿cree prudente hacer tanto ruido por sus doce años en el poder? Digo, sí la gente protesta contra los vitalicios…

   Y el Comandante estalla en improperios y sospechas de su lealtad. Sin embargo, aconsejado por el perverso Emperador, no hubo fiesta por los doce años mandando. A pesar de eso, Egipto había caído. Viva la revolución. Seguro que el panita iraní estaba en la gloria de tanta dicha.

   Sin embargo, la alegría no dura mucho cuando los locos… cuando la gente es nerviosa, se dice el ministro mientras va con su tacita de te de hojas de coca rumbo al dormitorio del Comandante. El hombre, macilento en su cama, grita.

   -¿Cómo pueden hacerle esto a mi amigo del alma, Ahmadineyadcito, un pan de Dios? ¿Cómo sale el pueblo a protestarlo? ¿Y lo que le hacen a esa alma de Dios, Gaddafito en Libia? Esto es una villanía. Una suciedad… ¡¡¡El Norte debe tener sus manos metidas en esto!!!

   -Tome su te de coca.

   -Te lo digo, no es justo. Mira que salir pidiendo libertad… ¿qué van a querer después? ¿Justicia? –con un mohín se toma su te de coca, tal vez así lograra llegar a un nuevo día… para seguir jodiendo.

GIORDANILLO Y SU HIJA BASTARDA

Julio César.

CÓMO SE LE OCURRE CREER EN RADIO COMUNITARIA

enero 30, 2011

…SENADO IMPERIAL

   Por ser tremendo bolsa.

   La gente no lo entendía. ¡Era tan absurdo!

   -Pero ¿qué pasó? –pregunta doña Filomena. Elena, tomándose un vaso de agua, le mira, también ella confundida.

   -Fue algo tan idiota. Él estaba oyendo la radio comunitaria, tú sabes, esa que sólo hace propaganda del Gobierno y a las que llaman noticias. Y había un segmento sobre Miraflores, y que antes y ahora. El narrador decía que antes un presidente andaba borracho por los patios, pero que ahora no…

   -Caramba chica, ¿ahora no pasea cuando masca hoja de coca? –interrumpe Filomena.

   -Si, pero tú sabes que es una radio comunitaria, sólo dicen lo que les conviene. Bueno, la cosa es que decían: “antes a Miraflores no podía llegar el pueblo, ahora sí, se le oye y le resuelven”. Y él… él… -llora, mirando el cadáver en la urna barata comprada pidiendo entre los conocidos.- Se fue para allá con dos compadres a pedir ayuda, y les dispararon desde el puente.

   -¡Qué loco! ¡Se creyó la propaganda!

CELEBRACION BICENTENARIA

Julio César.

SI ES DE TU BOQUITA…

agosto 27, 2010

…SENADO IMPERIAL

   Entonces si les gusta…

   Iracundo, el comandante Takin, después de regañar a un gentío porque la Estrella de la Muerte aún no tenía vida (también conocida como Socialismo del Siglo 21), encara a la marchita dirigente del parlamento imperial.

   -¿Por qué fuiste tan blandenga con ese demonio en sotanas que dice que mi socialismo del siglo veintiuno es comunismo? ¡Debiste barrer el piso con él! –le grita, soltando sapos y ranas por esa boca, fuera de saliva espumosa.

   -Pero mi Comandante…

   -¡Pero nada! –la calla.- Me atacó. Me puso en la mala. ¡Dijo que lo mío era comunismo!

   -Pero mi señor, ¿no es comunismo?

   -Si, gafa, pero a los burros no se le puede decir eso. Me siguen, aunque ya casi los tengo bien amarrados del árbol comunista, pero siguen diciéndole no al comunismo. Por eso se los meto disfrazadito. Y ese cura, ese Cardenal… -se ahoga en amarga saliva.- …Se atrevió a desafiarme, desenmascarándome. ¡Métemelo preso! Acusado de conspirar y de querer provocar disturbios y confusión entre el pueblo. De incitar el odio hacia el Líder. ¡Ja ja ja! No sabe cómo vamos a joderlo.

……

   Mientra tanto, en la isla tenebrosa, el viejo y decrepito Emperador concedía una entrevista para TRACALASUR. La mujer haciéndose pasar por periodista, Vanesa Damemás, intenta seguir los murmullos y resuellos, que parecen estertores, del vil anciano.

   -Entonces, su excelsa Excelencia, ¿qué es para usted el socialismo del siglo veintiuno?

   -¡Comunismo…! Comunismo como lo definió Marx…

……

   Asustada, la seca dirigente del parlamento imperial regresa, toda temblorosa y sudorosa, a la residencia de Takin.

   -Mi comandante… ¿escuchó al Emperador? ¿Cómo… cómo acusamos ahora al Cardenal de difamar a la revolución?

   -No lo sé. Invéntale otra vaina, coño. Di que me quería matar. ¿Qué pasó con el terrorista internacional que atrapamos en El Salvador, contratado para matarme?

   -Eso… se complicó un poco, amo. En El Salvador dijeron que ese tipo sólo era un ladrón de carros. Y uno no muy bueno.

   -Joder, aquí nada sirve, sólo yo.

   Y, claro, así le va al país.

CREER EN RADIO COMUNITARIA

Julio César.

AL MAESTRO CON CARIÑO…

enero 10, 2010

…SENADO IMPERIAL

   Le encantaba rodearse de… mentes jóvenes…

   Sentado tras su escritorio, mirando a todos esos jóvenes obligados a ir a escucharlo, el comandante Takín comenzó con su disertación magistral.

   -Francisco de Miranda, el gran precursor de la Independencia fue traicionado por la oligarquía. Dos veces intentó desembarcar para invadir, pero la CIA enviaba informes a las tropas españolas, alertándolas; ustedes saben que españoles e ingleses eran muy amigos, como Napoleón lo era de los reyes de España. –enfatiza, moviendo vigorosamente la cabeza de arriba abajo, ante la admiración de su público.- Fueron ellos, con faxes y satélites en orbita sobre Sudamérica, los que le tendieron la trampa al gran venezolano. Aquí tengo las pruebas, enviadas por sus agentes a los centros de inteligencia. –toma una hoja de la carpeta que tiene en la mesa, y esta se le escapa, seguro un viento enviado por el señor Buss, y un muchacho de la primera fila la toma y ve que está en blanco, va a decir algo, pero dos enormes cubanos le caen encima y se lo llevan a rastra, mientras le gritan infiltrado.- En mil ochocientos doce, y durante todo el siglo XIX e iniciado el XX, Este país ya estaba bajo vigilancia del imperio del Norte, que con sus armas sofisticadas y avanzadas pretendía apoderarse de todo. Por suerte las grandes potencias europeas, con España a la cabeza, eran nuestras aliadas.

   -Pero, pero… Comandante… -jadea aterrada una joven.- Pero si Venezuela luchaba contra España… Usted sabe… la independencia… Bolívar y todo eso.

   -Y menos de cien años después del natalicio de Bolívar, Europa iba a invadirnos por los reales que malbarató Cipriano Castro, y los Estados Unidos los pusieron en fuga… -terció otro, con voz estrangulada y temblando como una hoja, de pavor. Todos los pitaron feamente.

   -No, eso no. Eso no pasó. Eso no fue así… -chillaban histéricos los muchachos vestidos de rojo.- La historia no es cómo fue sino como la cuenta el comandante…

   -¡¿Lo ven?! ¡¿Lo ven?! –grita Takín.- Es por culpa de maestros e historiadores que ocurre esto. Mueran los maestros, muera quien sepa leer. –vocifera, coreado.- Sí, peleamos con España, pero ahora soy pana del pelele de allá; arriba el socialismo… -ruge demente y es coreado.- …Y que ya no se cuente más esa historia.

   -Ahhh… -exclamaron los dos disidentes estudiantiles. El tiempo para estudiar historia había pasado, ahora eran tiempos para los puros cuentos…

SI ES DE TU BOQUITA…

Julio César.

YO, EL REY SOL

noviembre 18, 2009

…SENADO IMPERIAL

   Todo lo buenote es pa’ mí…

   El salón de prensa estaba semi lleno de reporteros con caras serias, que miraban al Comandante con ojos de evaluador de cheques dudosos en un banco. El resto del público estaba repleto de grupos gritones vestidos de rojo que habían ensayado hasta el cansancio su espontánea reunión de apoyo.

   -No soy yo. No soy yo, Takín quien quiere la reelección infinita. Es la historia la que me llama, es casi un llamado divino. Hay cambios necesarios y estructurales que deben realizarse y para los cuales es imprescindible que gobierne hasta caer de muerto, como tantas almas que se han sacrificado por el bien de la humanidad, como Stalin o Fidel, que en gloria esté… –mueve la cabeza de arriba abajo, convencido, con ojos sinceros, llenos de bondad, de comprensión, de raciocinio.- Y no será algo impuesto, será el pueblo quien me elegirá. Miren, aquí el Colegio Gobiernero Electoral en voz de su presidenta, ya me pasó los números que indican con cuánto ganaré dentro de dos meses; estas les serán dadas al término para que vayan publicándolas de una vez. –informa mientras junta sus manos en forma beática.- Todo muy legal y transparente, España, Brasil y Argentina no pierden detalle… -se oyen unos feroces susurros dentro de los periodistas, y eso lo altera un poco.- Señores, no soy un dictador, soy un pobre siervo de la Providencia. Es un derecho del pueblo decidir quién quiere que los gobierne, la soberanía reside en ellos, y yo los represento. A quien ellos nombran, lo que deciden, debe respetarse. –se golpea el pecho, mirando luego a la reportera peruana ponerse de pie.

   -¿Y el Alcalde Mayor, Antonio Ledezma, o el gobernador de el Táchira?

   -¡Esos son unos bellacos! ¡Son opositores! ¿Qué vagabundería es esa de que tengo que calármela? Tú eres un infiltrado. A ti te mandó el Alan desde Perú, ¿verdad? Fue él quien te mandó a joder. –grita descompuesto, enrojeciendo e hinchándosele las venas del cuello y las sienes.- La gente no puede ir votando por quién le de la gana. Claro que no, ¿cómo voy a reconocer yo, yo, el rey sol, tan cosa? Sí algún gobernador o alcalde no sale de la recua de halamecates que me ríen los chistes y hacen únicamente lo que se les ordena… -no se sabe de donde saca un pito y lo hace sonar estridente.- …pa’ fuera. Aquí nadie es indispensable o insustituible, aquí no manda sino quien digo yo… -grita y enfatiza dando unos golpecitos sobre su escritorio, mirando la sorpresa de todos, cayendo en cuenta.- Sólo yo digo quien gana; sólo yo que encano nuevamente al rey sol…

   -¡Ahhh! –se deja oír en la sala, acompañados de los “así, así, así es como se gobierna” de la prensa española, argentina y brasileña, ganándose una sonrisa en mofletudo rostro del Comandante, Dios, cómo lo amaban…

AL MAESTRO CON CARIÑO…

Julio César.

LA MALETA QUE CAMINABA TODA LA AMÉRICA LATINA

septiembre 2, 2009

…SENADO IMPERIAL

BUSCANDO UNA SALIDA

   El contenido tuvo su efecto sobre muchos…

   El elegante hombre de traje y corbata, con pinta de triunfador y porte de jugador de fútbol americano, desciende del avión, sin ninguna inquietud, en medio de la noche cerrada. No hubo cupo para él en el vuelo oficial desde Caracas, así que tuvo que viajar en el privado de la petrolera argentina, aunque jamás imaginó que eso pudiera traerle ningún problema con su equipaje. Todo lo suyo pasaba como valija diplomática, nadie revisaba nunca.

   -Lo siento, caballero, debo revisar su equipaje. Abra esa maleta. –le ordenó, educado pero firme, la agente de aduanas en Buenos Aires.

   -Mi equipaje nunca es abierto. –ladra, incómodo. Preocupado, lo que traía oculto era una bomba informativa. Uno de los perros huele drogas comienza a mirarlo feo, tal vez por el olor a miedo y mierda que ya emanaba.

   -Lo siento. Ábrala. ¿O hay algún problema?

   -No. Ninguno, es que…

   -Entonces ábrala.

   -¡No! –grita dejándose llevar por el miedo, el contenido era… Intenta serenarse.- Mire, llame a la señora, sabe a cuál me refiero…

   -Está en una fiesta.

   -¿Y su marido?

   -Durmiendo en su casa.

   -¡Basta de juegos! –se altera y quiere imponerse.- Llame al Presidente, coño.

   -¿Al de aquí o al de allá?

   Y mientras discuten, cada uno agarra el maletín y comienzan a forcejear, rodeados por un grupito de personas que ya miran. La maleta se abre, y sobre el mesón cae el contenido, haciendo que una mujer grite de sorpresa, ¡nunca había visto algo así! Un gran vibrador tipo dildo, negro y grueso (que no parece muy nuevo) se deja ver en toda su enorme extensión, y con el golpe se enciende y comienza a zumbar como un celular en modo vibración.

   Todas las miradas están fijas sobre el fascinante y exótico aparato que parece querer dar algunas vueltas, hasta que la roma cabezota apunta hacia el viajero (como para que no quepan dudas); ahora todas las miradas suben hacia el tipo alto, con pinta de éxito y porte de jugador de fútbol americano, que grita (como Pepeto cuando era posible verlo por RCTV) y echa a correr, alejándose y dejando olvidada la maleta. No la reclamaría y en avión presidencial saldría de Argentina poco después, dejando detrás de sí un problema que daría entre Caracas y Buenos Aires, golpes y zumbidos…

YO, EL REY SOL

Julio César.

NOTA: En recuerdo a la última reunión de UNASUR y a la diligente Cristina.

DE CONVENCIÓN

marzo 20, 2009

…SENADO IMPERIAL

cosa-mas-grande

   Sospechan que de dos así salió…

 

   El hotel Hilton, con toda su pompa y fama, se vio desbordado por el ejército de singulares y llamativas mujeres que coparon todas sus instalaciones. Era la gran convención de putas llegadas de los cuatro rincones del país. Las había de todas las clases, las serias, las reilonas, las inteligentes y sensatas, y las loquitas que se regalaban a los botones (las muy tontas). El gran salón de conferencias se vio copado hasta los techos con las tipitas. Muchas eran sexy y hermosas, emanando sensualidad; otras se parecían a las mamás no muy bien conservadas de los amigos, eran de las que regañaban a los clientes, como si de sus muchachos se trataran (susto).

 

   En las filas principales estaban las sofisticadas, las que se cotizaban bien en el mercado de la carne rica. Un puesto más atrás estaban las gafitas, las que mantenían a sus chulos por amor porque ‘eran buenos pero con mala suerte’. Algo más alejadas de los reflectores, estaban las feitas, y luego las muertas de hambre, que lo hacían por ‘necesidad’ (las de carteles como: la doy por una arepa). Acorralada por un periodista, una hermosa mujer confesó ser casada y con hijos en edad escolar. Intrigado el hombre le preguntó qué hacía ahí.

 

   -Cuando termino de servir el almuerzo, y ya tengo lista la cena, y los muchachos se van para la escuela no tengo nada mejor que hacer. –confesó elevando los hombros.- Y en algo tengo que entretenerme, ¿no?

 

   Comienza la gran convención y todos los mirones, y cómo los había, son sacados del salón. Una hora después, con la sala en silencio, con la directiva de las Putas Asociadas en el podio, las mujeres acceden, por necesidad, a dar una rueda de prensa internacional. Será la casada aburrida la que llevará la voz cantante.

 

   -Queremos aclarar ante la opinión pública nacional e internacional, que ninguna de las putas aquí presentes, es la madre del Comandante, así que dejen de joder…

 

LA MALETA QUE CAMINABA TODA LA AMÉRICA LATINA

 

Julio César.