Archive for the ‘BUTTY’ Category

EL NUEVO AMERICA

agosto 13, 2017

BANAS ILUSIONES

   Resistía llevar bastante palo…

   El nuevo héroe había llegado de Texas, para deleite de los jóvenes rangers, marines desmovilizados que llegaban a descansar y pasarla bien, y de los chicos de fraternidades universitarias que le ayudaban con la parte de informática. El nuevo superhéroe era incansable, e insaciable. Podía pasarse el día combatiendo a los malos, cayendo sobre ellos, montándolos y no dejándoles hasta que estallaban, quedando secos y sin fuerzas, sin ganas para luchar o hacer maldades. Y estos, aún cundo eran encarcelados, mirando como sus cremas le goteaban, todavía le preguntaban ¿me visitarás en prisión, perra? A lo que se comprometía, y cumplí porque es un superhéroe. Eso era de día, de noche, el superhéroe visita a los chicos de bien, para que nadie creyera que sólo los malos recibían el tratamiento completo. Y con estos, siempre entre varios, pasaba sus muy buenos momentos. ¿Qué en qué consistía su poder, su emblema, eso que le hacía único? En esa trusa tipo hilo que se secaba y quedaba como nueva, en segundos, a pesar de mil chorreadas.

Julio César.

ASESORIA

julio 24, 2017

BANAS ILUSIONES

   A veces, agradecido, se lo baila en la cara…

   En toda vida existe un profesor o maestro que marcó un sendero, y para este chico fue su profesor de Educación Física, el rudo sujeto que les vigilaba en las prácticas de futbol. “Siempre asegúrense de explotar sus puntos fuertes, sus dones y ventajas; les será algo natural y dominarán fácilmente cualquier situación”. Y era cierto, con un trasero como el suyo, usándolo bien, el dinero le entraba a raudales en la alcancía. Muchos carajos se morían por meter más que los demás. Por ello, dos años antes, buscó al hombre para agradecérselo y brindarle un bailecito; ahora es uno de sus clientes habituales, gastándose en ello la quincena que su mujer, en casa, espera para cancelar desde la comida al alquiler.

EL NUEVO AMERICA

Julio César.

¿ERROR?

julio 19, 2017

BANAS ILUSIONES

   ¿Descuido, destino… intensión?, la cosa es que pasa…

   Dos jóvenes y alegres hombres, amigos, entran en una tasca algo vulgar, en busca de aguardientes y señoritas de malas reputación, recibiendo miradas hoscas de estas y de los hombres presentes; pero como brindan, y pagan, los aceptan. Hasta que uno de ellos, algo mareado ya, necesita vaciar la vejiga, descuidándose al abrir su pantalón en el baño. “Hey, ¿qué es eso?, ¿llevas pantaletas?”, le preguntó un tipo delgado, fibroso y maduro al que no había notado. Mareado dijo que no, que eran prendas masculinas atrevidas que… Del empujón que recibió terminó de rodillas, dos zarpazos le desnudaron casi todo, los rugidos roncos de si viste de puticas así te trato, le calentaron, sin saber por qué, en ese piso sucio, de cara a las puertas, en cuatro patas, abriéndose automáticamente mientras el otro, a sus espaldas, se bajaba el cierre de la bragueta del pantalón. Experimentando lo nuevo, a fondo, siendo manoseado, llamado y tratado como si en verdad de una perrita calentorra se tratara, se sentía al borde del orgasmo desde hace rato. Mucho rato, debió suponerlo, cuando un carraspeo le hizo alzar la mirada y encontró al amigo, que fue a ver qué le había ocurrido, sonriendo en la puerta, llevando tiempo allí observándole, sobándose.

   -¿Puedo tener una tajada? –le preguntó al sujeto, mirándole a él.

   -No veo el problema, le dio un espasmo. –rió el otro.- Seguro que lo quiere probar hace rato.

ASESORIA

Julio César.

LA RECOMPENSA

julio 12, 2017

BANAS ILUSIONES

   Nada como usar la miel…

   Entrando en el cuarto de Armando, Beto se queda con la boca abierta al encontrarle sí, jadeando y medio sudado, flexionando las caderas y tocándose los dedos de los pies. Ejercitándose como cada vez que tiene tiempo.

   -Joder, primo, cómo se ve que te han resultado esas rutinas… -le clava los ojos.- Te ves del carajo. –y se le pega, sutilmente, en un momento dado, cuando el otro está flexionado. ¡Lo tenía tan firme, redondito y duro!

   -Gracias, primo. –le sonríe el otro, la alegría brillando en sus pupilas de chico una vez gordito, obsesionado ahora con su cuerpo. Muy necesitado de escuchar aquello.- Hago lo que puedo. –y baja, echándolo para atrás, refregándosele duro.

   Ay, mama, piensa Beto, boca abierta, sin moverse ni un centímetro, sintiéndolo subir y bajar, una y otra vez, sirviéndole de tubo.

¿ERROR?

Julio César.

IMPACTADO

julio 10, 2017

BANAS ILUSIONES

   Siempre pasa, ¿casualidad?

   La sorpresa no le deja reaccionar por un segundo, habiendo entrado sin llamar y descubriendo a su primo usando unas pantaletas de Elena, mientras se pasaba un dedo y gemía. Este se impacta al verle.

   -Martín, no es lo que parece… -ruge rojo de cachetes, angustiado, pero con algo oscuro brillando en sus ojos, como algo buscado.

   -Pues creo que se te ven bien las pantaletas de mi novia, pero a toda chica que usa una de esas es porque le hace falta una de estas… -le responde burlón, abriéndose la bragueta del pantalón.

   -Oh, por Dios… ¡es tan grande!

   -Y es toda para ti, prepárate…

LA RECOMPENSA

Julio César.

APURRUÑOS

junio 30, 2017

BANAS ILUSIONES

   Hacía algo de frío…

   Abriendo un soñoliento ojo, le descubre mirándole como indeciso. Seguro ya llevaba rato en eso. Era tan tímido. Suspira cansino.

   -Joder, ¿te peleaste otra vez con mi hermana? Okay, súbete y pasa la noche. Pero sin ponerte todo recostón como las otras veces. Te confundes fácilmente… -bosteza, viéndole sonreír y casi saltar a la cama, donde él mismo se acomoda mejor. Meciéndolo arriba y abajo un poco.

IMPACTADO

Julio César.

VENTAJA

junio 21, 2017

BANAS ILUSIONES

   Nacidos para mostrar sus NATURALEZAS

   ¿Sobre la confusa niñez y la escuela?, el recuerdo de las crueles bromas de los chicos más grandes sobre su “trasero de jeva”. Eso le hacía llorar; desconsolado se confió a un primo uno dos años mayor, y este le dijo que no se hiciera problema. Que era blando, llorón, culón y medio maricón, que nunca enamoraría mujeres, que exhibiera con orgullo su trasero, que enloqueciera a los chicos con eso. Que esos que se burlaban luego lo buscarían. Y, claro, en el cuarto que compartían cuando visitaba a la tía, entre risitas y nervios, le enseñó cómo usarlo, haciéndole gemir y pedir más aunque el ex virgen no se lo esperara. Y vaya que le gustó. Casi tanto como cuando, en su cumpleaños siguiente, este le regalara la primera de sus sexy tangas.

APURRUÑOS

Julio César.

BANAS ILUSIONES

junio 3, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   De un chico que tiene que entender…

   Sonriendo, el primo del muchacho le mira al entrar al cuarto que comparten mientras dure la visita. El primo le decía que no, que no era raro, que esas prendas íntimas, todas ellas, eran obsequios de su novia; pero era una tontería, de este, intentar pretender o sostener semejante idea, aunque fuera cierto (que una chica se las regaló). Con ellas puestas, como esa, era imposible que intentara mantener el sueño de que era un machito muy masculino. No había nada viril en la prenda, en cómo le quedaba o la manera en que se agitaba cuando la usaba, como si esta despertaran cierta agitación en su interior. El primo podría tener carita de hombrecito, como lo era desde que eran chicos, pero ahora, con su hilo rosa puesto, moviéndolo como si le provocara o le invitara, parecía una hembra en celo, toda cachonda, esperando recibir atenciones de algún  tío. Y si lo necesitaba, aunque no lo supiera, ¿no debía ayudarle como familia que era?

VENTAJA

Julio César.

UNIFORME

mayo 31, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   O lo usan… o los nalguea frente a los otros.

   En tiempos difíciles se trabaja en lo que se puede. Como en ese depósito donde el viejo jefe es particularmente estrafalario sobre lo que deben llevar para atender a los proveedores, a quienes les encantan pasarse por allí, a cada rato, a tomar muchas fotos. Al principio todos creen poder usar eso, pero después de un rato se quejan e intentan irse o cubrirse, era cuando ocurría lo extraño, los otros sujetos le retenían y se lo llevaban al jefe para que lo disciplinara azotándole sobre su regazo. Y después de dos o tres veces, ya no sólo no importaba sino que, riendo, ayudaban a retener al que llegaba nuevo.

BANAS ILUSIONES

Julio César.

ATENCION

mayo 16, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   Le gustaba sentirse… sexy.

   Tiembla al subirlo como cuando se puso la pequeña prenda. Con su camiseta corta hará el trayecto hasta el gym sintiendo sobre sí el peso y el calor de las miradas de los chicos de la cuadra, que le seguirían y sisearían. A veces le costaba hasta controlarse. Claro, nada a lo que pasaba cuando usaba la roja intensa o la diminuta negra de tonos tan putones y brillantes.

UNIFORME

Julio César.

GENTE ATENTA

mayo 3, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   ¿Gestión municipal?… la SUPERVISION

   Desde que a los chicos de Vida Sana se les permitió practicar sus clases de yoga en la orilla de la playa, el alcalde, padre del fotógrafo del grupo, notando el numeroso grupo de jóvenes y calenturientos gañanes que los rodean, miradas oscuras y bien clavadas, decidió, por disparatado que sonara, repartir pastillas  anticonceptivas gratuitas. De ese tamaño veía el problema que se venía encima. A esos muchachos que se estiraban y doblaban, abriéndose bastante bajo esas ardientes miradas, como a la alcaldía misma.

ATENCION

Julio César.

SINCERIDAD

abril 6, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

    Estaba empeñado en probarlo…

   -¿Otra vez, Nicanor? –gruñe el conserje, entrando con su llave en la sala del apartamento del joven matrimonio, imaginando lo que encontraría ya que ese sujeto sólo le llamaba para pedirle reparaciones cuando ella salía.- Déjate de vainas, no soy marica. Claro que se me levanta, dura y con ganas, ¿y cómo no con semejante culo? Okay, si calentaste el bistec ahora te lo comes… -se oye la bragueta abriéndose.- Pero eso no significa que me guste esto, ¿eh?

GENTE ATENTA

Julio César.

COQUETEO

marzo 26, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

   Era tan lindo mirarle…

   Tiembla al salir, rumbo al baño como si fuera a mear, algo muy normal, vistiendo así. Soportando con buena cara las pitas y risas, pero también las intensas y oscuras miradas del resto de los jóvenes y calientes chicos del piso, que se las clavan justo en ese desafiante traserito traga hilos. Eso le excita, cosa que sabe y entiende ese joven con el que comparte cuarto, el cual desde que llegó su convirtió en su novio, aunque ni él mismo hubiera sospechado, o sentido antes, tener algún interés gay. Justo en el pasillo, con el corazón latiéndole con fuerza, cuando más ojos le enfocan, incluido su novio, alza la tela y pasa un dedo como si sintiera molestias por el roce, escuchando como todos contienen la respiración. Eso le hace temblar, ardiendo regresará a su cuarto donde recibirá sobre la cama, todos lo escucharán, una buena recompensa por ser un chico tan bueno y tan obediente.

SINCERIDAD

Julio César.

DESCONFIADO

marzo 5, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

joven-guapo-y-culon-en-hilo-dental

   ¿No es lindo?

   -Pero bueno, profesor, ¿qué busca? Me hace quedarme después de clases y que me suba a la mesa de Arte, para regañarme por traer estas ropas tan informales, y lo primero que hace es quitármelas aunque el hilo dental es más informal todavía, y ahora me pasa las manos, como si me la fuera a sacar de la raja pero sin hacerlo de una vez. ¿Qué es lo quiere, señor?

COQUETEO

Julio César.

LA LLAMADA DE LA SELVA

febrero 21, 2017

MENSAJES DE VIERNES POR LA NOCHE

tios-en-hilo-dental-espera-accion-en-un-callejon

   No podía desoírla.

   Se había jurado que nunca más, que la última vez había sido eso, la última. Como las otras seis últimas veces, reconoce temblando, erizado de piel, la garganta cerca, esperando con el pantaloncillo abajo, la raja inquieta. Quería ser bueno, un buen marido, pero cuando le daba ese calorón necesitaba airearlo, y para calmarlo nada como el callejón de los sádicos gozones, como llamaban a aquel grupo de  muchachos cabezas rapadas que vandalizaban la zona. Espera sabiendo que ya le han visto, que se ríen de su urgencia, que al llegar le dirán cosas feas, pero eso sólo logra que le lata más. Ese era su lugar, reconocía siempre en este punto, apartándose de los caminos conocidos y transitados por la mayoría para sumergirse en los callejones de los culicalientes, de esos tíos arrastrado por fuerzas más grandes que sus voluntades, que los sacan de sus casas, de sus cuartos después de una vigilia de horas, de la vida que pretenden tener y les hace gatear en cuatro patas, frente a los chicos que ríen, como buenas zorras.

DESCONFIADO

Julio César.