Archive for the ‘COMENTARIO PRESTADO DE OTRA PÁGINA…’ Category

ALEJANDRO ANDRADE Y EL PESO DE LA BASURA

noviembre 23, 2018

LA SEXY SUPERVILLANA… QUE CAE POR UN HOMBRE

   Dice la canción: mis amigos, ¿dónde están que no los veo…?

   Siempre lo he sostenido aunque nunca se quiere admitir del todo, el problema de Venezuela, y no pocos estados latinoamericanos, es la marginalidad. En este caso no la social, sino la sicológica. Se nota cuando no se entiende ni se asume la diferencia entre un presidente, que es un empleado público electo para cierto periodo de tiempo, con el dueño de una fábrica o una empresa levantada por él o ella; un sujeto que cierra periódicos, mete preso a este o aquel o cambia  las leyes las veces que le hace falta, aunque no era esa su tarea. Eso es una sociedad marginal, orillera, apartada de los cánones del gran mundo, ese que muchos no se cansan de satanizar, de amenazar, de responsabilizar de todo sus males. Envidia, pues. En esos lares se sabe que un presidente no es el dueño de un país y que ni él, o ella, está por encima de las leyes. Hay quienes le vigilan y controlan, y eso que aún así ocurren cositas preocupantes, como cuando Estados Unidos invadió Irak, imaginen donde tales límites ni siquiera se entienden o los marginales terminan creyendo que no rigen o no importan. Cosa que pasa mucho en nuestra región, en mayor o menor medida. En Venezuela la marginalidad hace muchos, muchos, muchos años que dejó las barriadas populares para instalarse en las grandes casonas, retratando a las grandes familias que se exhiben y viven el gran mundo, marginalotes y todo como son.

   Esto se evidencia de una manera lamentable y vergonzosa, para nosotros, con la noticia de que será enjuiciado un hombre que hasta el día de ayer no era nadie, que fungió de edecán del difunto Hugo Rafael Chávez Frías y que a su muerte quedó en posesión de una fortuna colosal repartida por el mundo (lo bueno de ser testaferro), Alejandro Andrade. La marginalidad de buena parte de este país que piensa que no lo es, que se cree por encima de los marginales de orilla, quedó crudamente retratada en un artículo de la periodista venezolana Carolina Jaimes Branger. La dama fue dura y demoledora en sus concreciones, a la hora de señalar el problema, que muchas veces no es ni siquiera el ladrón, sino esa corte de los milagros que se coloca a su lado, ensalzando vicios que nos llevan a la perdición. Y no sólo a Venezuela, recuerdo haber escuchado que cosas así se decían de Pablo Escobar Gaviria en Colombia, y hasta no hace mucho de Lula da Silva en Brasil y de Rafael Correa en el Ecuador. Todos más o menos de la misma calaña.

   Pero leamos a la señora Jaimes Branger, en su artículo tomado de El Impulso (y cómo costó que abriera):

……

¿Dónde están los panas de Andrade?

Por: Carolina Jaimes Branger @cjaimesb / El Estímulo

Lo vi llegar a un club donde un anuncio con su nombre reservaba el puesto de estacionamiento más privilegiado. “¿Y es que Andrade es el presidente del club?”, pregunté. “No, pero nos regaló el techo del picadero”. Inútil rebatir que “el regalo” lo había hecho con el dinero de todos los venezolanos.

Una pareja que conocí en una fiesta contó cómo “Alejandro” los había invitado a pasar un fin de semana en París. “Estábamos cenando y Alejandro nos dijo “¿y por qué no nos vamos para París a pasar el fin de semana?”. Decir que estaban fascinados es quedarme corta. El marido aupaba a su mujer: “cuéntales, mi amor, cuéntales”. Ella narró sin escatimar detalles cómo fueron de aquí a Aruba “porque Alejandro tiene dos aviones y el grande lo guarda allá”, a buscar el avión que con suficiente autonomía cruzaría el Atlántico hasta llegar a París. Dónde comieron, el hotel de cinco estrellas donde se quedaron, los sitios que visitaron, lo que compraron, “todo “invitados” por Alejandro”. Me fui asqueada de la mesa donde estábamos sentados, para ser regañada por una conocida “por lo agresiva que yo me había puesto”. Yo que me sentía agredida y para ella, la agresiva era yo…

Vi llegar a Andrade a esos clubes y decir “güisqui para todo el mundo” y ver a personas que –sin ninguna necesidad- se desmoñaban para tomarse un trago gratis. También fui testigo de conversaciones en las que ciertas personas planeaban ir de visita a su granja de Wellington. Y no fue que escuché secretos o confidencias… Las conversaban abiertamente. Los más “importantes” eran los que habían sido invitados.

Andrade era un “pana” con real. Varias veces me he referido al escabroso asunto de que en Venezuela no es lo mismo “un corrupto” que “mi corrupto”. Cuando el corrupto es pana, deja de ser corrupto automáticamente. Entonces hay que “aprovechar las oportunidades”, sin que medie el pensamiento, mucho menos es escrúpulo, de que esos reales no son del que invita y de que “tanto peca el que mata la vaca como el que le amarra la pata”.

La reflexión viene a cuenta porque me pregunto dónde están metidos esos lambucios que le jalaron tanto mecate, ahora que el “pana” ha caído en desgracia. Porque son unos artistas en el arte de desaparecerse. Ahora nadie lo conoce. Ahora miran para otro lado. Y quizás hasta lo critican. ¿Por qué no defienden a su amigo el espléndido, al que se vivieron tantas veces, al que los llevó a París en uno de sus aviones, al que les pagó todos los tragos que se tomaron y los recibió como un perfecto anfitrión en su finca de Wellington? ¿Por qué ni un tuit, ni un post en Facebook diciendo que lo conocen, que son sus amigos y que lo defienden? ¡Eso no pasará! Así como lo explotaron, así lo olvidan. Si Andrade quiere saber quiénes son sus amigos, tendrá que hurgar en su pasado remoto. Porque esos lamesuelas a quienes él conoció no son amigos de nadie. No importa cuántas veces los haya invitado, bajarán la mirada y se harán los locos.

Esa parte de la sociedad corrupta y complaciente seguirá ahí para seguir corrompiendo a quienes detenten el poder en el futuro. E igualmente se olvidarán de ellos cuando entren en desgracia.

Ese tumor social habrá que extirparlo porque de lo contrario seguirá creciendo y dañando. Cuando se pregunten de dónde viene gente como los bolichicos, la respuesta la encontrarán en ejemplos como los que acabo de mencionar. Igual les pasará a todos aquellos que –como Andrade- en algún momento se sintieron admirados y queridos. Serán abandonados en su desgracia por quienes tuvieron la desgracia de conocer…

En 1911 Pío Gil escribió “Los felicitadores” una novela contundentemente escrita sobre ese estrato decadente de la sociedad venezolana. Allí describe de manera magistral al dictador, a su círculo de ladrones y la cuerda de sabandijas que se aprovechaban de ellos. Ciento siete años después, parece que seguimos siendo la misma sociedad subdesarrollada y falta de moral:

“No hay grandes virtudes ni grandes vicios; hay, sí, grandes robos, pero los ladrones no son grandes; son rateros que saquean las arcas públicas con miserables combinaciones de granujas; pilletes que estafan millones, con vergonzantes operaciones”. Los mismos ladrones. Los mismos pilletes. Los mismos granujas.

……

   ¿Dónde están?, esperando el nuevo cambio de la marea, deben estar viviendo a otro mientras tanto, esperando al próximo; parásitos que no sirven para nada como no sea para avergonzarse ellos y a todos los demás. Fuera del incalculable daño que hacen. Pero este problema no es típicamente venezolano, repito, aunque aquí, con la degradación y acelerada degeneración que significa un gobierno de izquierda parezca cosa endémica. Las razones de por qué sigue Latinoamérica pareciendo una eterna promesa que no se concreta hay que buscarlas en su gente, por mucho que nos guste señalar la responsabilidad de aquel, de ese otro y al de más allá. Está, para comenzar, en las cosas que vemos, sabiendo que están mal, y no las sancionamos ni siquiera moralmente con un “lo siento, pero no puedo recibirle, a mi casa no entra basura”. Y no lo digo por el señor Andrade, en este caso. En esto, la señora Jaimes Branger se queda corta, los nombres de los arrastrados deberían ser conocidos de todos, son el equivalente a esa gente que se revuelca en la miseria más atroz, riendo cuando les entregan una bolsa con un pollo y medio kilo de queso, el valor de toda su dignidad. En algún momento, como región, debemos cambiar el paradigma que nos condena al fracaso.

Julio César.

LO MALO DE CONTAR CON BURROS

febrero 27, 2018

LA SEXY SUPERVILLANA… QUE CAE POR UN HOMBRE

   Los muy… asnos.

   Dicen que son animales terribles, no sólo tienen fama de tercos e intentan evadirse del trabajo sino que malintencionadamente procuran derribar cargas, o morder nalgas. En la Venezuela de los padres y abuelos eran muy conocidos a la hora de cargar leña. El país dio un salto enorme, social y económicamente hablando, entre la generación de estos y la mía, por ejemplo. Y ni hablar de la mía con esta casi virtual de mis sobrinos. Bueno, donde funciona, Venezuela volvió a la leña, al trueque y el vale. También a los burros. Es decir, al socialismo.

   Pero, entrando en un tema totalmente distinto, navegando en el portal de El Chigüire Bipolar (algo que extrañaba en casa, sin computadora, sin internet, sin electricidad, la que tocara ese día), cómo me reí con esto. Tanto sarcasmo, tanta exactitud. Tanta amargura. Tanta necedad.

BREVES POLÍTICA | 22 FEBRERO 2018

Opositor radical molesto porque MUD hizo lo que él quería

Julio López, un opositor radical que pasa la mayoría de su día llamando colaboracionista a todo el mundo en Twitter, se topó con el anuncio de la MUD de que no irán a elecciones presidenciales e igual se molestó porque la oposición hizo lo que él quería.

“Coño, esos güevones cómo van a hacer lo que yo dije que quería que hicieran” fue el primer comentario que exclamó el señor Julio al leer el comunicado de la MUD. Luego de tener un lapsus de arrechera, López también agregó: “Esos coñodesumadres vendidos, cómplices de la narco corrupta tirana dictadura, siempre jodiéndonos a nosotros los que estamos del mismo lado de la oposición ahora se echaron para atrás después del fulano diálogo que no sirvió. Ahora dicen que no van a las elecciones que tanto le dijimos nosotros que no fueran y cuando digo nosotros hablo de mí y de los tuiteros que siempre hacemos 20 teorías diferentes para que cuando peguemos una digamos que teníamos razón” sentenció el señor Julio al momento que le hacía retweet a García Banchs.

   Dios, cómo me reí. A esta gente es la que llamo las María Corina. Ni una calle llenan, ni un concejal consiguen, no convocan a nadie para resolver algo de una manera u otra (están esperando que alguien intente algo… para criticarle), pero cómo pesan para mal. 

ALEJANDRO ANDRADE Y EL PESO DE LA BASURA

Julio César.

EL CHIGUIRE Y FIDEL

diciembre 2, 2016

LA SEXY SUPERVILLANA… QUE CAE POR UN HOMBRE

caricatura-edo-sabado-26-de-noviembre

   La caricatura de Edo ese mismo día…

   Ni les voy a decir qué pensé el día sábado en la mañana cuando supe que Fidel Castro había (dicen) muerto. Pregunté, ¿seguro?, ¿no estará dormido como el rey sapo de Sherk, para parpadear después de un rato y decir que estaba pensando en algo? Pero no, parece (parece), que si falleció. Supongo que imaginarán lo que sentí, aquellos que lleven tiempo leyéndome. Si me disgustaba ese cruel dictador chileno, Augusto Pinochet, no es difícil saber lo que creo de este señor cuya tiranía duró cinco veces más, con muchas más víctimas. Pero lo que pienso de todo ello, lo dejo para después. Por lo pronto, no se puede separar su figura de la diáspora de un pueblo que existe en dos lugares, y sentí más real los sentimientos de quienes viven libres en Miami que en el dolor de aquellos que no pueden ni desplazarse por el territorio cubano porque no son dueños ni de sus vidas. Por ahora quiero dejar algo ligero, un supuesto artículo escrito hace tiempo por alguien que ya se esperaba la noticia. Cargado de humor y sarcasmo, El Chigüire Bipolar siempre pone el dedo en la llaga. Disfrútenlo:

INTERNACIONALES | 26 NOVIEMBRE 2016

Finalmente podemos usar el especial que teníamos preparado para la muerte de Fidel

cuba-sin-fidel

Hoy, (poner fecha aquí) de (¿1997? ¿1998? Ya no creo que dure tanto) (Ok, vamos por 2006 y nada), falleció Fidel Castro, presidente de Cuba, a sus X años (¿175? Habría que confirmar esta información. Ese viejo no creo que dure más que José Vicente Rangel). Castro fue un personaje polarizante de la historia latinoamericana. Irrumpió en la política interna de varios países con éxito, como en Nicaragua, pero fracasó en otros como Venezuela (Revisar video de Chávez en la Universidad de la Habana, pero no creo que eso nos afecte mucho por acá, Venezuela no es Cuba). Pero estos son tiempos modernos, tiempos donde 60 minutos de música caben en un solo disco, donde un teléfono celular pesa solo un kilo y medio, en el que podemos chismear de nuestros amigos con MySpace y donde Bienvenidos tiene episodios en 3D. Sin duda es un mundo diferente al de los años 60 cuando Castro llegó al poder. Por eso hay que tener una visión amplia y madura sobre las cosas malas y cosas buenas (Buscar cosas buenas que hizo Fidel. No conseguí mucho) que deja el legado de Fidel Castro. Desde la redacción de El Diario de Caracas (aunque mejor dejar este espacio en blanco, no vaya a ser que este diario quiebre, y esta nota termine publicada en algún diario satírico futuro, de esos a los que le ponen nombres de animales, que si Morrocoy o Cachicamo o Chigüire) enviamos nuestras condolencias al pueblo cubano, como también al PCV y al MBR-200 (¿ya se registraron como partido?) y a todos esos artistas e intelectuales venezolanos que se babean por Fidel (sí, todos ustedes saben quienes son). Aunque honestamente, nuestro corazón y nuestro hígado también están con las personas de la Calle 8 en Miami, que deben estar entrando en coma etílico justo ahora.

1997 (o 1998, depende de cuánto dure, no creo que sea más de eso) ha sido un año difícil que cierra con esta noticia, lamentable para algunos y para otros no tanto, esperando que para Cuba y para Venezuela se abran las puertas de ese futuro tan esquivo, en el que iremos al trabajo con teletransportación, nuestra comida nos llegará en pastillas deshidratadas (y nunca nunca en bolsas racionadas por gobierno alguno) y nuestros presidentes no pretenderán eternizarse en el poder.

……

   Cómo me hizo reír. El artículo, aclaro. Aunque hay que acotar que en Venezuela (fuera de los habladores de paja que no se atreven a escuchar que dice el pueblo en realidad y para eso le roban la posibilidad de expresarse democráticamente) es, era, un personaje no querido; al menos no por la gran mayoría. Aunque los estudiantes universitarios de este país crecieron amando la idea de la revolución cubana, bastaron tres o cuatro años de chavismo para que todo ese amor muriera. Un grupo le acusaba de pretender robarnos, como un poder colonial cualquiera, y los que admiraban al líder chavista, también fallecido, le acusaban de enredarlo para llevarlo por mal camino. Fue, porque con casi toda seguridad todo pasará como un mal sueño tras la muerte de Fidel, reiniciándose el acercamiento del pragmático Raúl con Europa, el régimen cubano muy atípico; es una dictadura de hecho, necesitada siempre de un mecenas para sostenerse. Primero la Unión Soviética, luego el jineteo sobre la Venezuela chavista, a diferencia de otros “lideres” autocráticos que han impuesto también el terror tras sus fronteras sin necesidad de apoyarse en otros. También en eso fueron un fracaso.

   ¿La bebida del sábado?: la cubalibre. Todo el mundo llamaba, o enviaba un mensaje, con ese chiste.

LO MALO DE CONTAR CON BURROS

Julio César.

LA SEXY SUPERVILLANA… QUE CAE POR UN HOMBRE

julio 12, 2016

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

LOS MIL OJOS DE SUMURU

   ¿No odiaban la debilidad de Diana Prince por el capitán Trevor?

   Cómo me molesta cuando mi sobrino Daniel dice, cuando enciendo el DVD, que no quiere ver una película vieja. Tiene el gusto un tanto atrofiado, poca edad, poco criterio. Cree que toda cinta vieja es mala o aburrida al no contar con efectos especiales, como quienes consideran que todo libro con más de quince años no vale la pena leerlo, y este punto lo ostenta gente mayor. Pero cuando un tema es bueno, las interpretaciones convencen, hay química y un objetivo claro, toda cinta es un éxito. Amo una llamada Cuando los mundos colisionan, y es vieja de las viejas, los efectos de catástrofe hoy hacen reír, pero la manera de presentarlos todavía eriza un poco los pelos en la nuca.

BELLAS Y PELIGROSAS

  Sin embargo, de los ochenta y noventa hay cintas que realmente son una parodia de sí mismas. Como coincidían en el tiempo con las llamadas luchas del rating en Venezuela, momento cuando los canales de televisión sacaban los cuchillos para ganar las mediciones de audiencia, disfrutábamos de cosas buenas, osadas otras… y de esos programas difíciles de catalogar. Vi muchas películas tipo policiales de mujeres tetonas y tipos mazacotudos, siempre sin ropas, incluso peleando en bikinis (y con un arma en las manos, ¿de dónde las sacarían?), que eran increíblemente malas, aunque contaban con ese encanto, la gente bonita y sexy.

   La banda de chicas malas, por alguna razón la idea no prende tanto en estos momentos, pero en los tiempos de la Guerra Fría, el Este contra el Oeste, con sus sociedades secretas, conspiraciones y ejércitos privados era fácil imaginarlo y creerlo. Veíamos esos enfrentamientos de los viejos James Bond, que siempre contaban con una tropa que les ayudaban en la última escena (luego no, bastaba únicamente Pierce Brosnan y ahora Daniel Craig), y era sencillo aceptarlo, ¿no amaron a las villanas en Octopussy? Hércules Poirot enfrentó una vez a los terribles e implacables Cuatro Grande, siendo uno de ellos una francesa genial y demente. Eso por no hablar, llegando al caso, de Diana Prince, la Mujer Maravilla, y su madre encabezando a las féminas guerreras que enfrentan a los nazis cuando invaden la isla Paraíso.

   Ah, un ejército de hermosas mujeres con planes diabólicos para dominar el mundo… y esclavizar a los hombres. Suena tan horrible, ¿verdad? Nada más ya eso hace reír. El amigo que lleva el blog La Caja Negra, siempre muy interesante, se refirió a una cinta de este tipo, algo más antigua, que no he visto ni por casualidad en televisión. Me gustó lo que escribió, así como su punto de vista sobre este planteamiento. La reseña me hace desear buscarla, debe valer la pena verla. Conozcamos, de su mano, a una villana que soñaba con el control.

El ejército de mujeres desesperadas de Sumuru

SUMURU - LA CAJA NEGRA

Pocos supervillanos con vocación de dominar el mundo pueden comparársele a Sumuru, la Reina del Mal, que con su ejército de chicas sexys planea una y otra vez acabar con el dominio de la testosterona e implantar un mundo utópico regido por mujeres de buen ver.

El personaje nace en un serial radiofónico para la BBC en los años cuarenta. Su creador, Sax Rohmer, lo transformó luego en una serie de folletines de aventura e intriga. Pero es en el cine, donde Sumuru se transforma en carne, concretamente en la carne de la actriz británica Shirley Eaton, en donde alcanza su máxima dimensión. Hay dos películas sobre Sumuru y su ejército: Los mil ojos de Sumuru (Lindsay Shonteff) de 1967, y Los siete secretos de Sumuru, estrenada en 1969 y dirigida por Jess Franco (después de esta experiencia, Shirley Eaton, que había alcanzado la fama como la chica pintada de oro en Goldfinger, se retiró del cine…) Bueno, hay una tercera película, ya con otra protagonista, rodada en el 2003, pero de esta mejor ni hablar.

La maquiavélica Sumuru cuenta con armas dignas de Fu Manchú: una pistola que convierte a los hombres en estatuas de piedra, por ejemplo, o un rimmel que quema a la pobre víctima que recibe un beso. También cuenta en cada caso con un cuartel general a la altura de un genio del mal: en Los mil ojos de Sumuru es una isla tecnológica frente a las costas de Hong Kong. En Los siete secretos, una ciudadela llamada Fémina en el corazón de la selva amazónica, que parece proyectada por Oscar Niemeyer después de un corte de digestión.

El héroe y varón que se enfrenta a la Reina del Mal es un espía-detective, un carácter construido a imitación del célebre James Bond, una especie de 007 de Todo a 100 encarnado en la primera película por George Nader (acompañado por Frankie Avalon) y en la segunda por Richard Wyler. Ninguno de los cuales le llega a la altura del tacón de aguja de la bota a nuestra diabólica y carismática Maestra del Mal.

Eso sí, Frankie Avalon tiene el acierto de lograr que los espectadores nos pongamos de parte de Sumuru, y que deseemos fervientemente su total aniquilación.

Hay que decir que la línea argumental de las dos películas no da demasiado de sí: todos van y vienen en persecuciones sin ton ni son, hasta que al final vencen los buenos, derrotan al ejército de chicas y Sumuru consigue escapar hasta la siguiente guerra. Lo mejor, lo maravilloso, está en ese mundo de amazonas con trajes de plástico y cuero negro, con largas botas y cortas faldas, armadas hasta los dientes y listas para derrotar al Hombre, así en general, e instaurar su utopía feminista radical, un reino de chicas bajo el implacable látigo de Sumuru, que dirige las operaciones sin despeinarse desde su cama redonda y fumando un cigarrillo (mentolado, suponemos) con una larga boquilla de nácar.

El ejército de Sumuru, a su imagen y semejanza, es también un ejército hermoso, sofisticado y chic. Claro que eran los años sesenta, y el estereotipo de mujer fuerte aún no había hecho acto de presencia. Las chicas-soldado de Sumuru parecen reclutadas de un desfile de David Delfín en la Pasarela Cibeles: lucen atractivos modelitos, con mucho cuero, minifaldas y tacones; cuidan su maquillaje y son increíblemente torpes en el combate (van armadas con ametralladoras, pero da la impresión de que desconocen dónde está el gatillo, tal es la desconcertante facilidad con que acaban desarmadas y reducidas en cada encuentro con los hombres) y, sobre todo, pierden la cabeza a la velocidad de la luz ante el atractivo varonil de sus oponentes masculinos. En una palabra, parecen mejor preparadas para el amor que para la guerra.

Y aquí está la clave: la kriptonita que desactiva una y otra vez los planes de dominación mundial de Sumuru y sus chicas guerrilleras es, justamente, la tentación de los hombres a los que tanto quieren combatir. Nunca falta la soldado que, rendida de amor o de deseo, se pasa a las filas del enemigo y traiciona a su reina y a la causa. Hasta la propia Sumuru parece a veces al borde de traicionarse a sí misma.

Al final, la utopía feminista de Sumuru se nos acaba antojando enternecedoramente quijotesca, pues descubrimos que la verdadera utopía está más bien en pretender construir una sociedad sin hombres con mujeres tan enamoradizas. Para su próximo ejército, Sumuru, Genia del Mal, debería plantearse seriamente el reclutar lesbianas.

Etiquetas: Sumuru, eurospy, supervillanos, utopía, y, feminismo

21/01/2013 11:50 wilbur mercer #. El ejército de mujeres desesperadas de Sumuru Hay 1 comentario.

KENDOR

   De muchacho leía un suplemento semanal (la de dinero que gasté en eso, mamá siempre sospechó, aunque no pudo probarlo, que hurtaba algo), Kendor (el Hombre del Tíbet), una especia de Kalimán (descarada copia lo llamaron algunos), pero más occidentalizado, moviéndose en el mundo de los espías. Enfrentaba nuestro héroe a una siniestra organización secreta de alcances mundiales, La Luna y Las Siete Estrellas. Un genial del mal, de identidad desconocida, y sus siete asociados, ricos y poderosos, también en las sombras. Dos de las estrellas eran mujeres, una secreta y sorpresiva, que movía los hilos a través de los hombres, la otra si era una reina amazona, jefa de un ejércitos de guerreras, la pintaban como luego presentarían a la Baronesa, en G.I. Joe, la comiquita. Bien, la lugarteniente de esta, Tigrella, creo recordar que se llamaba, se enamoraba de Kendor y traiciona a todo el mundo, haciendo caer a su jefa.

   Se podría argumentar que tras todo esto hay una mirada claramente chauvinista; suponer que una mujer poderosa necesita de un hombre para poder funcionar (hasta el insulto existe, “debe ser que el marido no le hizo el favor anoche”). O que es una idea machista el saber que este prevalecerá contra las amazonas porque, bueno, sí, es un hombre. Nada de eso, en nuestra cultura la mujer cría a los hijos, ellas hacen al hombre que desean para ellas, sus amigas y sus hijas.

   ¿Qué sería de Kendor? ¿Y de Kalimán? Por lo menos la Mujer Maravilla ha resurgido, y dentro del cine, cuando la vi hace poco al lado de Batman y Superman, fue la más aplaudida por la chiquillería.

EL CHIGUIRE Y FIDEL

Julio César.

¿MUCHOS SUPERHEROES?, NO HABRA TRAMA

marzo 13, 2016

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

EL CHIGUIERE BIPOLAR

   Hay un portal satírico político venezolano que siempre me hace reír, aún con los chistes macabros que contiene, El Chigüire Bipolar. El gobierno y sus representantes son especialmente sus víctimas, ¡dan tanto para que se burlen de ellos con tan poco! Sin embargo, algunas veces tratan, muy irónicamente, otros asuntos, como este:

……

Marvel anuncia que Avengers 3 tendrá 940 personajes

HEROES MARVEL

Marvel Studios, la productora de la saga “Avengers”, anunció el día de hoy que la tercera película de la serie tendrá un total de 940 superhéroes, sin contar algunos cameos, sorpresas y personajes nuevos. George Lindgren, encargado del casting de la película, informó que “Avengers 3 será la película más grande de superhéroes jamás vista. Tendremos a la pandilla de siempre y a muchos más. Por ejemplo, estamos en proceso de búsqueda de superhéroes menos conocidos como Morbius, Cloak y a Moonnight. También a algunos nuevos, como El Hombre Tupperware, Pelucaman, Pepe Grillo Reloaded, YouPornTron y Casabín ‘El Hombre Casabe’. Esos son algunos nombres, todavía nos faltan 300 por inventar” dijo Lindgren mientras aseguraba que el público tenía que ver otras 25 películas de Marvel para entender Avengers 3.

……

   Eso de Los Vengadores tiene su pega. Me gustó mucho la primera, la segunda no tanto, Ultrón era como demasiado. Les pasó como ocurre generalmente con este tipo de iniciativas, meten y meten personajes, cada vez más poderosos y extraordinarios y todo termina dejando de serlo. Llevé a mis sobrinos y les encantó, me estaban volviendo loco comentándomela a mí, que la vi con ellos, eso debo re conocerlo, pero, particularmente, me pareció por debajo de la primera. Claro, la idea de dos grupos de superhéroes peleando entre sí, o un enfrentamiento entre Batman y Superman, para hablar de DC, siempre llama la atención, pero cuando muchas manos se meten en el caldo este se pone morao y nadie lo quiere. Me hizo mucha gracia, en la nota, la referencia a El Hombre Tupperware; me hizo recordar un chiste: las mamás perdonan que uno se lleve sus cosas, que no les paguemos una plata o que nos echemos a dormir una rasca en sus camas, pero no que le botemos un perol de Tupperware; se ponen como locas.

   Se los aseguro, esa gente del Chigüire Bipolar sí que inventan; por allí, otra de sus entradas decía que los venezolanos que tenían parientes en el exterior estaban pidiéndoles que enviaran de urgencia buenos mandatarios. Es entrar en la página y reírse… de este triste padecer.

LA SEXY VILLANA QUE CAE POR UN HOMBRE

Julio César.

UNA MIEL DE TRATAMIENTO

mayo 2, 2015

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

MIEL

   Y pensar que las abejas están en peligro…

   De niño siempre me quejé de que las medicinas “preventivas” resultaran tan horribles para el gusto, siendo el Emulsión de Scott y el Ceregen, los preferidos de mi madre. Dios, no se sabía cuál era peor al gusto. Sin embargo fuimos niños relativamente sanos, no propensos a gripes. Por ese tiempo nunca nada sabía bien. Años más tarde, la Vitamina C (la efervescente), tendría sabores, y la Emulsión olería a fresa, pero a nosotros no nos tocó nada de eso. No había un tratamiento combinable donde se usara algo dulce, como la miel, por ejemplo.

SRA SUSAN MESCHWITZ

   En Norteamérica, una doctora Susan Meschwitz, lideró una investigación en la universidad de Newport, sobre el uso de la miel en el tratamiento de infecciones. Aparentemente la miel tiene componentes capaces de combatir infecciones a varios niveles, dificultando el desarrollo de las bacterias, debilitando la resistencia de estas (de paso), haciéndolas más susceptibles a los antibióticos. Suena maravillo, tomar miel, que es tan rico, para enfrentar una infección mugrosa. Pero aunque suena bien, no parece una noticia tan nueva.

   Tal vez se deba a la vieja tradición del saber popular, pero cuando se tenía una de eses toses graves (infecciones pulmonares), la costumbre era tomar cucharaditas de miel para combatir la ronquera. Si todo esto de sus propiedades es cierto, se explica el alivio que se experimentaba cuando se le ingería. Si enfrenta o debilita la infección, la ronquera y la mucosidad disminuyen también, como subproducto de combatir la infección propiamente dicha. Pero es bueno saberlo a ciencia cierta; ahora, en cuanto se tenga un problema de este tipo, uno se compra su botellita de miel y se divierte curándose. ¿Mientras más se ingiera, mejor? Seguramente no. Todo lo que sabe bien es peligroso abusar de ello, ahí está la carne de cochino, el café y las cervezas para demostrarlo. Pero es agradable saber que algo tan delicioso también puede ser beneficioso.

   Por cierto, que ese mismo estudio habla de las propiedades antioxidantes de la miel, lo cual ayuda a balancear el organismo. Qué bien, ¿verdad?

¿MUCHOS SUPERHEROES?, NO HABRA TRAMA

Julio César.

LA NAVIDAD… PARA TANTOS

diciembre 30, 2014

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

CARA NAVIDEÑA

   Hay algo sagrado en las fechas…

   Personalmente me gusta la idea de la Navidad, lo que significa, también brindar con amigos, regalar y recibir regalos, pero para los adultos puede terminar siendo un calvario. No he tenido tiempo para nada, dos amigos se casaron (una de ellas fue la chica que sólo tomaba el dinero y apartaba las tarjetas), un bautizo, he visitado a un enfermo, fui a un funeral y a una misa de difuntos (debería prohibirse, por la vida, morir en Diciembre, porque es aún más doloroso para su gente). Por ello, estas fiestas terminan siendo días de ajetreo, de prisa, de muchos compromisos sociales y familiares, y se espera que uno cumpla con todos, que tomes mucho, que rías bastante y que al otro día estés como una uva para otra faena.

   Eso era antes que podía con ese tren de vida, ahora necesito dormir cada cuántas botellas. Pero cada quién toma las fiestas a su manera, tengo una amiga que salía con su madre al antiguo Hotel Hilton, pagaban su cena y recibían la Navidad y el Año Nuevo con gente extraña. Y les gustaba. Otros salen con amigos, terminando en Mérida o en una playa. No son pocos los que se quedan a solas en sus casas, en batas, mirando televisión, tomando algo (y hay algo patéticamente atractivo en ello, ¿pueden imaginarlo?, ¿pasar una Navidad a solas viendo un especial de televisión?). De un blog cercano, amigo, encontré una de esas formas de celebrar, y me gustó porque fue ameno, divertido y bien articulado. Muchas personas pueden identificarse con él, y lo hicieron, obstinados con los días que corren como estamos muchas veces. Disfrútenlo (y vayan a su página, es buena):

……

La navidad (no) mola

No todos somos buenos, es cierto. Vale, sí, nos comportamos bien, yo, por ejemplo, nunca he matado a nadie. Pero no será por falta de ganas. Todos llevamos un lobo interior, que de vez en cuando quiere salir y matar.

¿Nunca echasteis de menos la sensación de desgarrar carne con vuestros dientes y notar la sangre escurriendo por vuestra barbilla? Vale, quizá soy algo radical, pero sabéis a lo que me refiero. Todos tenéis esa necesidad. Algunos se desahogan saliendo a correr, otros juegan al futbol, hay quien le da por cantar o por escribir. Pero la sensación de encierro, de enclaustramiento en unas redes de conducta está ahí.

No sé a vosotros, pero mi lobo se vuelve especialmente inquieto en las navidades.

Es un cliché, pero ¿Quién no odia las comidas familiares? Dos horas de alimentos grasientos y pesados. De decir: No tía, no quiero más, los langostinos te salieron genial pero es que ya llevo treinta y cinco y no puedo más.

Tiene sus momentos cómicos cuando alguien se levanta de la mesa sin decir nada y diez minutos más tarde vuelve con cara de relajación máxima y hueco para comerse otra tanda de langostinos. Pero no te ríes. Nunca te ríes porque sabes que lo peor está por llegar: Las sobremesas.

Reírte con los mismos chistes de todos los años, ver como tu padre y tu tío se van poniendo rojos a medida que hablan de política y por dios, espero que seas tan afortunado de no tener a esa tía cantora, porque si no, te espera una larga velada de villancicos desafinados. Al fino oído de mi lobo interior le disgusta especialmente esta parte.

El tema de los regalos es otro asunto. Yo creo que alguno de mis familiares es ojeador de actores noveles. De esa manera todo tendría sentido. Saben qué esperas, que se yo, un móvil nuevo, quizá ese videojuego que llevas meses esperando, lo saben, pero en cambio te regalan un jersey de lana. Entonces te miran como diciendo: Te ha gustado, lo sé, tengo tan buen gusto, sabía exactamente lo que regalarte. Y tú te las tienes que ingeniar para, pieza a pieza, ir colocando una sonrisa en tu cara y decir: “Oh, es justo lo que estaba esperando“.

Estoy seguro de que fue así como se forjó el talento de los mejores actores.

Luego está fin de año. Hace un par de meses algún amigo te pilló con un par de cervezas de más y te convenció para ir con él a la mejor fiesta de fin de año de todos los tiempos. Te resignas y desempolvas tu mejor (y único) traje. Sales con todo bien colocado y repeinado por la mano de tu abuela. Llegas a la discoteca y resulta que no, que la fiesta tiene pinta de no estar ni entre las 100 mejores de fin de año, pero no importa mucho porque al cabo de media hora has abusado tanto de la barra libre que no te acuerdas de nada.

Al día siguiente, cuando consigues levantarte, ves las fotos subidas a Facebook y sabes que algún día cuando pidas trabajo tu jefe las verá, y no estará por la labor de contratar a una especie de orangután con la camisa manchada de vino, la corbata colgando de una oreja y en pose de perreus ridículus extremus. Tu vida nunca volverá a ser igual.

Por suerte todo acaba en quince largos días. Pesas tres o cuatro quilos más, tienes un nuevo y flamante jersey de lana que casi, casi ni te pica y puedes decir con orgullo, que un año más, has conseguido no arrancarle la yugular a nadie.

Feliz navidad.

Orson López

38 comentarios

……

   Bueno, ¿verdad? Lo leí y me reí. No pude dejar un comentario o avisar que iba a copiarlo aquí, porque el grupo no me deja opinar con mi nombre, debo iniciar la sesión, y así, cualquiera que por curiosidad diera en mi nombre llegaría aquí, y tal vez eso no gustaría a algunos. Pero de que me gustó la entrada, me gustó. ¿Pasar las fiestas en una discoteca con amigos? No les digo, es otra forma de celebrar, pero lo de la mayoría es ir a casa, que es donde están papá y mamá. Ver los terminales de pasajeros en Diciembre recuerda la vieja historia del censo y Jerusalén, cuando la gente debía partir al lugar donde nacieron. Una vez, por estar en un velorio, no estuve un 31 de Diciembre y me lo reclamaron medio año.

   Somos de reunirnos en casa, todos. Casi una obligación, una que disfrutamos y de la que luego queremos escapar y bendecimos cuando lleguemos a nuestro propio techo. A descansar en medio de la paz, la quietud, el silencio. La soledad. Pero no siempre fue así, como en la entrada de Orson, hubo un tiempo de fiestas y de locuras, de borrachos meterse en una camioneta y arrancar para la playa, para parpadear viendo el amanecer, echarse de cabezas en el agua y seguir tomando. Otros tiempos. Ahora me gusta esta imagen sobria.

COSITAS DE NAVIDAD

   Espero que todos hallan pasado una buena velada, que la Navidad les fuera gratas y que el Niño Jesús les haya traído lo que tanto querían, comenzando por paz y salud.

UNA MIEL DE TRATAMIENTO

Julio César.

LULAS Y FIDEL, ¿NO LOS VOLVEREMOS A VER?

junio 30, 2014

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

freddy

   ¿La hora de la cosecha?

   Navegando hace poco por la red, buscando información sobre series y programas viejos de televisión, encontré la intro de una comiquita que vi de niño, Tritón. Recuerdo que me aterrorizaba y sorprendía, hasta ese entonces no sabía yo que la gente podía morir asesinada así, en una comiquita; los poderes diabólicos también eran impresionantes, por ello no podía dejar de verla. Allí había un mago, todo poder, incluso por encima de Poseidón, el gran jefe malvado, pero cuando falla en más de tres ocasiones, Poseidón le castiga dejándole ciego para que no pueda ver ni controlar sus poderes. Una sanción terrible para ese mago. Ya no podía disfrutar todo lo que tenía.

   Bien, volviendo al asunto que nos trae, se comenta ferozmente por la red dos informaciones facilitadas por el periodista Nelson Bocaranda, un hombre que parece tener escuchas en todas partes, por lo que se le odia, ya que mientras sus enemigos y detractores quedan como burdos mentirosos, él acierta. Según el acucioso hombre de prensa, Lula Da Silva padece una reaparición de su tumor maligno, y es acompañado en el momento por Fidel Castro, quien parece aquejado de una recaída de vieja data.

   Pero veamos que señaló el señor Bocaranda. Copio textual:

……

NELSON BOCARANDA SARDI

FIDEL. Su última aparición en público fue el 9 de enero siendo la penúltima, nueve meses antes, el 9 de abril de 2013. En enero ya se le notaba dificultad para hablar. Desde entonces ni siquiera apareció ni escribió alguna línea cuando se murió su gran amigo Gabriel García Márquez el 17 de abril. Algo que extrañó a todos los seguidores mutuos de ambos personajes. Ayer fuentes cubanas me dejaron saber que el retiro público del expresidente cubano se debe a que la vieja dolencia en la garganta habría tenido una recidiva luego de 39 años. Hay una reaparición del cáncer de garganta que fue detectado a tiempo y tratado exitosamente en 1985. Es una amenaza latente de esa enfermedad las reapariciones en el mismo sitio o en otros del organismo del paciente. Como siempre la salud del octogenario revolucionario ha sido un secreto. No hay que esperar la verdad desde el propio gobierno cubano. Mientras tanto, Raúl Castro sigue empeñado en una apertura gradual de los mercados internos. Desde hace una semana Cuba ensaya venta de productos agrícolas de manera “liberada y a precios sin subsidio”. Fidel sigue en un plano referencial. Raúl y los cambios son la noticia. La nota más ampliada la coloque ayer en nuestro portal www.runrun.es

¿Y LULA? No me gusta tener que citar tantas veces una enfermedad como el cáncer, menos en un país que no tiene medicinas, reactivos, equipos en estado óptimo ni los hospitales públicos -ya ni los privados de $- para atender a los ciudadanos que la padecen. Esta semana supe desde Brasil que el ex presidente Lula da Silva tuvo otra recaída en su cáncer de garganta. Por eso no está activo en la campaña de la presidenta Dila Rousseff. Para evitar que se sepa de su recidiva está acudiendo de madrugada al Hospital Sirio Libanés en Sao Paulo…

http://www.eluniversal.com/opinion/140603/runrunes

……

   Hasta aquí las dos referencias del señor Bocaranda al respecto. Y si lo sostiene este caballero, la mitad, de entrada, hay que tenerla en cuenta. Fue él quien habló de la secretísima enfermedad de Hugo Chávez Frías, un año antes de que no pudiera seguir siendo ocultada, pero antes aguantó acusaciones, insultos, amenazas, desmentidos… Y el hombre no sólo sí estaba enfermo, de lo que dijo, sino que se murió. Él tenía razón y el chavismo mentía, como deseaban mentirse todos esos que le insultaban de gratis en la redes sociales por dar la información, que a la muerte del hombre ni siquiera tuvieron la gallardía de admitir que sostenían tonterías.

   En lo tocante a Fidel Castro, parece un exceso de la vida castigarle así, dada su extrema ancianidad, sus dolencias, y lo que más le hirió, haber sido apartado del poder, convirtiéndose en un anacrónico estorbo de un pasado que se quiere dejar atrás, pero que como todavía respira, no se puede. El momento más duro para este monstruo que derrocó a un tirano para autoproclamarse gobernante eterno él, debió ser cuando entendió que únicamente era un anciano inútil que ya no podía sostener las riendas de los encarcelamientos, fusilamientos, abusos y arbitrariedades. Sin embargo, a su causa, la gerontocracia cubana, esa seudo monarquía-fascista (FASCISMO A LA VENEZOLANA), prestó sus buenos oficios. Y todo lo logró con su verbo, engatusando, engañando, manipulando a los necios que querían crear que sus deseos eran hechos, cerrando los ojos a lo que ocurría, y a los que fingían ideales mientras se forraban de plata. Ahora no le queda ni eso, se fue la voz con la que perdió a tantos y mancó a la juventud latinoamericana hace cincuenta años, condenándonos a andar a la cola del mundo, luchando todavía contra los presidentes-caudillos de la Colonia; tipejos y tipejas que se creen dueños de vidas, destinos y hacienda, cambiando leyes y constituciones, usando los tribunales como brazos ejecutores de sus caprichos; cuando tan sólo deberían haberse comportado como funcionaros públicos, temporales en un trabajo para engrandecer el estado y las naciones.

   En cuanto al señor Lula Da Silva, si lo que sostiene el periodista Bocaranda es verídico (una fuente puede fallar), debe estar pensando, esté donde esté con su tratamiento, que la vida realmente cobra. Después de regar por el mundo el triunfo social del Brasil, de aparecer en mil portadas auto promocionándose como el gran reformador, ahora debe enfrentar los desordenes e iras que su corrupta gestión logró. Los brasileños, o a buena parte de ellos, parecen no conformarse con que él y sus socios sean inmensamente ricos y ellos estén pasando tanto trabajo. El sueño del gran Brasil cae al tiempo que, repito, si es cierto el informe, declina su salud. Todo llegó en cambote. Las recidivas son cosas serias, por ello, a las atenciones medicas siempre se una la fe en Dios; pero no creo que le resuelta a un hombre que tiene sangre en sus manos, ya pasan de cuarenta los muertos. ¿Qué qué culpa tiene él de lo que hacen sus socios, amigos y camaradas? Imagino que lleva tiempo repitiéndolo en los tribunales brasileños donde se investiga a sus ministros, pero sí tiene responsabilidad.

   No sólo silenció, amparó y seguramente hasta alentó persecuciones, agresiones, encarcelamientos, exilios, abusos y brutalidad en un país vecino porque hacía negocios con los que tomaron el poder legalmente y luego lo transformaron en una autocracia de poderes sumisos cuando no confiscados, como lo es en Las Antillas la prisión cubana, sino porque gritaba en cuanto foro asistía que lo que ocurría en Venezuela no debía tocarse, debía dejar que continuara mientras hubiera algo que sacarnos, impidiendo toda voz pública a las víctimas. Hoy, de ser cierto el informe que llega de Sao Paolo, el señor Da Silva está recibiendo justamente lo que se merece. Otra voz canalla que se silencia. Espero que la vida le dé tiempo para que, como Fidel, vea desmoronarse el tinglado de tracalerías y rapiña que montó cuando pensó que viviría para siempre bañados en un cuarto lleno de monedas de oro, viendo a sus socios ir a la cárcel, uno a uno, a pesar de la decidida protección de la señora Rousseff y del Foro Forajido y Fascista de Sao Paolo.

   Y lo sostengo con toda la mala leche del mundo, porque como ya he comentado antes, a mis enemigos, y a los amigos de estos, ni el pan.

LA NAVIDAD… PARA TANTOS

Julio César.

DE BRUJOS Y GENTE MACABRA

mayo 14, 2014

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

freddy

   Son los tiempos.

   Hace poco me reuní con unos hermanos que son amigos míos, los cuales venían de sudar tinta en una reunión de un consejo comunal. No son gobierneros pero les ha tocado bailar con la más fea. Necesitados como están de terminar de embaular unos bordes de carreteras, se metieron en el paquete. El domingo pasado, Día de las Madres, les encontré en Guatire, venían de la fulana reunión “en honor a las madres”, y que aparentemente fue para sacarse las madres unos a otros. Pobres. El caso es que reunido con tres de los hermanos (dos varones y una hembra), que están en la directiva del consejo, reían contándome que al finalizar la reunión se les acercó una de las vecinas, toda afectada. Se sentía deprimida y culpable. Aparentemente se había sentido un poco mal de salud y fue donde una bruja (por supuesto), y la faculta le dijo que vendiera la motocicleta que acababa de comprar o sufriría un “terrible disgusto”. Fueron sus palabras.

   Aunque los dos hijos le discutieron, ella le vendió la moto a un muchacho de la zona, yerno de una conocida suya, y a la semana, en un accidente con la moto, el muchacho se mató. Intentó pasar un autobús y se encontró de frente con un camión de agua mineral, como suele pasar. Esta señora se sentía culpable, como si hubiera sido su culpa que se matara. Mis amigos la consolaron lo mejor que pudieron, diciéndole que le mandara a decir unas misas, pretenderle unas velas y cosas así, pero en cuanto ella se alejó, mirándose las caras unos a otros, se echaron a reír porque mientras escuchaban el relato, los tres pensaron lo mismo (algo parecido hice yo también): qué esa si era una bruja de verdad. Esa sí sabía lo que decía. Mi amiga llegó al colmo de decir que, pasado unos días, le preguntaría la dirección de la bruja a la vecina.

   Uno de mis amigos, lo escribió en una especie de foro diario que tiene, aunque, como muchos conocidos míos, se niega a que le contacte desde aquí. El cuento es muy bueno, pero no puedo dar su dirección, ¿qué tal?

LULAS Y FIDEL, ¿NO LOS VOLVEREMOS A VER?

Julio César.

AMOR DE MANIQUÍ

marzo 7, 2014

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

SEXY MANIQUI

   Conoce trucos…

   ¿Recuerdan la última versión de VIERNES 13, la protagonizada por Jared Padalecki? En una escena un sujeto que vive aparentemente en un deposito de chatarra, donde cuida una cosecha de marihuana, escucha un ruido, sube a un ático y se asusta con una figura que resulta ser un maniquí femenino, a la que reconoce, le sonríe y le pregunta si recuerda cuando “ella” “robó” su virginidad, e incluso comienza a tocarla reconociendo que todavía se ve bien. Lo siguiente era Jason mandándolo al infierno, pero me acordé de eso por una nota que vi en el periódico. Un sujeto entra a robar una tienda y pretende tener relaciones sexuales con un muñeco sintético de estos.

   Ocurrió en Brasil, donde la policía informó de un tipo que entró a una tienda de lencería femenina (cosa siempre fetichista), robándose todo lo que pudo cargar, pero antes de irse se puso cariñoso con una maniquí a la que le quitó las ropas, casi quitándose las suyas y simulando el acto (o lo realizó, en su cabeza). La policía sostiene que se trata de un drogadicto al que espera echarle el guante, pero…

   Eso, de esas muñecas, tiene algo extraño, indiscutiblemente (también los hay para chicos de ambiente). Siempre recuerdo un episodio de CSI Nueva York, donde detienen a un sujeto con una de esas figuras y el policía le dice eso, que los chicos grandes no deben jugar con muñecas. Dios, debe ser tan bochornoso; debe ser como salir de una tienda y que le te caiga a uno una revista o una cinta porno que se está “llevando”, o que por un accidente te lleven a un hospital y al quitarte las ropas encuentren prendas femeninas o que, como en el chiste aquel, en un aeropuerto revisen tus cosas y se encienda un vibrador o algo así. Y sin embargo las cosas que la gente quiere son cosas que necesitan, ¿qué se le hace? En la serie, el hombre parecía amarla, e intentaba que lo entendieran.

   Respecto a la nota de prensa y la película, y con eso de la influencia de la televisión tan de moda para justificar tantos problemas sociales, ¿el arte se inspira en la realidad o la realidad es más sorprendente que cualquier ficción? Creo que es lo segundo, ¿no?

DE BRUJOS Y GENTE MACABRA

Julio César.

EL SONIDO DE TU VOZ… EN EL VIENTO

abril 30, 2013

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

   Suena como a título de canción triste, ¿verdad? La humanidad en su conjunto tiene una visión fatalista, creo que por ello nos cuesta tanto tomar medidas básicas que nos permitan subsistir. Nos gusta llegar al límite del barranco y allí retrocedemos, ¿acaso fascinados con la idea de la caída?

   Aquello de que nacemos solo y moriremos solos, suena a derrota del espíritu. Así lo parece aunque es una verdad como un templo; si hasta puede que sea una postura valiente y decidida para enfrentar la vida. Nadie necesita que otro le diga cómo vivir o sí tiene que vivir, debe hacerlo por sí mismo porque para eso está aquí y debe recorrer el camino. En cierta medida es una llamada, civilizada, a la ley de la jungla, sólo cuentas contigo mismo. Puede utilizarse con aquel que se pudre de desesperanza en una celda, bien en un campo de concentración o en una prisión política, como en aquel que pierde un amor o un empleo y siente que el mundo le abandonó.

   En esta categoría caen cavilaciones como aquella de que sólo la ilusión de la familia y las amistades, con su afecto, brindan la ilusión de compañía. Repito, suena depresivo. Aunque sea una llamada a encontrar el fuego interno que nos permita alzarnos sobre las eventualidades, se oye más parecido a un “no esperes nada de nadie, hazlo tú”. Válido o no como dogma, incluso como interpretación errada de mi parte, nos gusta pensar que el mundo es diferente, que aquel que visita a un enfermo y se queda, el que consuela al niño que llora, a la hija que ha perdido a su padre, al amigo que sufre patéticamente por un desamor, lo hace porque hay conexiones que van más allá de simplemente conocerles.

   Hay tantas personas que sufren por persecuciones, enfermedades o necesidades materiales, o tan sólo de soledad (de creer que el mundo cerró sus puertas y le dejó fuera porque a nadie importan, que no hay un lugar para él o ella en los planes de Dios), que es confortable saber que hay quienes se detienen y escuchan. De un blog cercano encontré una entrada corta pero hermosa, no sé en base a qué fue escrita por su autor, pero me gusta creer que trata de una persona que a la orilla de una playa frunce el ceño porque el viento trae voces que no entiende pero que sabe están allí, y que él o ella han escuchado. No fue una voz perdida. Disfrútenlo… y espero que el autor no se moleste:

El sonido de tu voz

silencio3

En la noche tu voz viaja cruzando el océano, el sonido hace palpitar

fuertemente mi corazón. No es miedo, cómo me voy a asustar al oír tu voz,

tan solo me sorprende y tu mensaje me ayuda a estar preparado.

Gracias por la visita y por tu voz!

Publicado por Un lugar para ti en Un lugar para ti3 comentarios

   ¿No fue hermoso? Deben pasar por ahí.

   Me parece que se refiere al que oye, el alma sensible que puede captar otras voces cuando otros no pueden, pero me parece que del otro lado es todavía más importante: saber que alguien escucha. Hace tiempo vi un episodio intenso de la muy larga serie “Dimensión Desconocida”. Un hombre era castigado judicialmente a llevar en su frente el sello de la invisibilidad pues era indiferente a la gente. Ese crimen le hizo tomar con desden su castigo, pero le ocurrían cosas terribles y cuando pedía ayuda, ser escuchado, nadie le miraba. Era como si no estuviera. En una de sus vueltas, cuando ya anda frenético por encontrar comprensión, se topa con una joven que ha sido sancionada de la misma manera. Intenta que hablen porque ella entendería y el ser castigados ambos les permitiría hablar. Pero la mujer está en altiva negación como él mismo al inicio de su penitencia. Cumple la sentencia y ya es otro hombre, y ya para termina el programa, bajando unas escaleras encuentra a esa mujer llorosa y desesperada que le pregunta si la recuerda, que le diga algo. Él evita mirarla porque el sello de la invisibilidad obliga a ignorarla y hablarle sería violar la ley, pero cuando ella llora pidiéndole que la vea, que la escuche, preguntando si es que acaso ella no está ahí, él le dice que si está, que él la ve, abrazándola cuando la mujer se desmorona. Finaliza el programa con esa voz increíble del narrador diciendo que él está violando la ley y será castigado, pero que ese hombre aprendió su lección (claro, allá, en la Dimensión Desconocida).

   Se puede decir por encima que la lección fue no ser indiferente para con los demás, a sus vidas y dolores, pero creo que la otra cara es el consuelo que se puede brindar al que sufre cuando simplemente se le dice si, te veo, sé lo que sufres y estoy contigo. Tú existes.

   Hay muchas frases tristes para definir la vida, aunque esa no sea la intensión cuando se expresan (tal vez por negativo así me parecen a mí), pero El sonido de tu voz puede ser un pequeño bálsamo. Está bien, nacemos solos, moriremos solos, ¿pero hay que estarlo durante el trayecto entre un momento y el otro? Me gusta más recordar las palabras al inicio de esa buena película que mereció mejor suerte, El Príncipe de Persia (y no lo digo únicamente porque la protagonizara el genial Jake Gyllenhaal), cuando con una baja música oriental, sobre una extensión aparentemente infinita de desierto, se oye (algo como):

   Muchas vidas están ligadas a través del tiempo, conectadas por un llamado ancestral que hace eco a través de los años… y algunos le llaman destino.

AMOR DE MANIQUÍ

Julio César.

OCEANÍA, ¿DE DÓNDE SALES?

marzo 11, 2013

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

LA POLINESIA

   Siempre lo imagino como un cálido y hermoso paraíso…

   Hay expresiones y frases que intrigan, que despiertan la curiosidad. Los siete mares. El sexto continente. La octava maravilla. El mundo perdido. Con Oceanía, me pasaba algo parecido… ¿De dónde venía su nombre?

   Desde que oímos hablar por primera vez de lo que era un país, el nuestro, luego de países (la comunidad internacional) y que estos están reunidos en continentes, no enseñaron en la escuela sus nombres en este orden: América, Europa, Asia, África y Oceanía. De todos ellos, Oceanía me gustaba, era el más fácil de estudiar por sus pocos países (en algún punto escolar deseaban que uno aprendiera el nombre de la mayor cantidad de naciones en cada continente, ¡con sus capitales!), y porque su nombre sonaba a exótico. Y la razón de tal denominación no puede ser más… simple.

   Debido a la extensa cantidad de océanos que rodea sus países (Australia; Estados Federados de Micronesia; Fiji; Islas Marshall; Islas Salomón; Kiribati; Nauru; Nueva Zelanda; Palaos; Papúa-Nueva Guinea; Samoa; Tonga; Tuvalu; Vanuatu), se le dio ese nombre, Oceanía, y fue acuñado por el geógrafo Conrad Malte-Brun en mil ochocientos y algo.

   Los países oceánicos son, en justicia, islas, aunque cueste imaginar en semejante lote a Australia. Por su extensión de tierras (y lo fascinante que parece en películas con sus desiertos, playas y canguros), muchos la consideran, de por sí, un continente, cuya ciudad que hasta hoy creí su capital, Sydney (es Canberra), debe contarse como una de las más modernas del mundo. Con 7.686.850 kilómetros cuadrados de extensión (¡casi ocho millones de kilómetros cuadrados!), la población total está calculada en unos 22 millones de personas. Algo así como una persona por cada tres kilómetros cuadrados (casi). Qué tal. Venezuela alberga veinte personas por cada kilómetro cuadrado. Por no hablar de lugares como Japón, con sus doscientos noventa y seis habitantes por kilómetro cuadrado. Da escalofrío imaginarlo.

   Algo curioso es que muchas de sus banderas nacionales, son muy parecidas entre sí, y ellas mismas tienen algo de la inglesa, país al cual les une lazos históricos.

   Qué poco sabemos de esa parte del mundo por estos lados. Siendo Australia el más conocido. Tengo una amiga cuya hermana vive por allá y habla de ella como si estuviera en Marte. Hace poco, mientras iba al trabajo, el chofer del bus sintonizó la emisora donde Samir Bazzi tiene su programa, y este promocionaba unos viajes de la bolivariana de no sé qué cosa, la cual invitaba a tomar un crucero por Fiji. Él se detuvo un momento en el comercial y le preguntó a alguien en el estudio algo como: “¿Fiji, eso donde queda, fulanito?”. Luego lanzó un sonoro “ah”, y uno sabía que ya venía la broma. “¿Tú estás seguro? Bajando para La Guaria por la carretera vieja ¿y metiéndose por dónde…?”. Cómo me reí.

   Pero debe ser la mar de interesante tomar un largo crucero por esos mares exóticos… digo yo que mareo un poco. Es que esos nombres suenan a aventuras emocionantes, a junglas lujuriosas, a mares apasionantes… Nueva Zelanda, Papúa, Nueva Guinea, Samoa. Aunque estando en el Pacifico deben padecer la maldición de los huracanes, tormentas varias y, de tarde en tarde, inundaciones. Casos de la vida, no sé por qué creí que Las Filipinas formaban parte del continente oceánico, pero según todas las listas que consulté, le ubican en el sudeste asiático. Las cosas que se aprenden agarrando un libro…

   Por cierto, que lo de Las Filipinas, con su historial de huracanas y tsunamis, me recuerda un comentario cruel de una hermana que una vez trabajó como secretaria en Avon, la transnacional dedicada a la venta de productos de belleza. Para ese momento parecían ser las mujeres filipinas quienes más cosméticos compraban. Cosa que me extrañó, a lo que ella agregó: “Seguro no quieren que un tornado se las lleve mal presentadas”.

   Debe ser lindo perderse en un lugar así, sobre todo en tiempos convulsos como estos, escapando del mundo y sus angustias, montando una casucha fuera de la línea de marea y vivir como una planta, de agua y sol. ¿No les atrae la idea de caminar por una de esas largas playas rodeadas de peñascos, más arriba selva verde, del otro lado un extenso mar azul y un cielo más azul todavía, completamente solos, o bien acompañado, tomados de las manos, corriendo hacia las cálidas aguas y sumergirse como niños felices? Siempre he creído que una de las escenas más hermosas de un beso es esa de la vieja película De Aquí a la Eternidad, donde el hombre y la mujer se besan sobre la arena y las olas les cubren.

EL SONIDO DE TU VOZ… EN EL VIENTO

Julio César.

INFANTICIDIO: UN CRUEL MUNDO ANIMAL

octubre 11, 2012

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

   ¿Amor o…?

   Cuando uno oye de padres que golpean e incluso matan a sus hijos en medio de arranques de violencia, o por simple maltrato diario, suele decirse que ni entre los animales se ven esas cosas. Que las gatas y perras defienden a sus crías con la fiereza que a veces falta a muchas mujeres. Pero parece que esto no es totalmente cierto en lo referente al mundo animal. Aparentemente hay razas de mamíferos, aves y anfibios donde es alto el índice de infanticidios, muchas veces a garras de uno de los padres. Y es algo realmente horrible, como en el caso de los leone, que mueren el cuello para dejar paralizado al cachorro, luego le muerden la cabeza (¿tal vez buscando el cerebro?), mientras le aplastan el abdomen. Es decir, las crías no mueren fácilmente, la manera no es rápida ni indolora. ¿Por qué ocurre esto?: Por instinto de supervivencia.

   Aparentemente este es un método natural de controlar la calidad y cantidad de la prole. Una rata mata a las crías de otras para ocupar su espacio, sus nidos, y poder producir una mayor cantidad de hijos propios. Ella misma matará (y no es la única dentro del mundo animal) a la cría que crea defectuosa para no gastar tiempo y recursos en él. Entre los leones, por ejemplo, cuando machos más jóvenes llegan a una camada proceden a matar a los cachorros del león rey, para sustituirlos por su propia prole. O lo hacen para acortar el tiempo de infertilidad de las leonas. Aparentemente una madre leona amamanta durante dos años, tiempo durante el cual es infértil. Según observadores del mundo natural, las leonas intentan ciertos trucos para asegurar la vida de sus hijos, cuando se aparean lo hacen con varios machos entre la camada para que ninguno esté seguro sobre la paternidad (casi humanos, ¿verdad?). Suena horrible, pero en la lucha por la sobrevivencia escrito en el ADN que ordena cosas que pueden ser crueles. Y es posible que se trate de un instinto aún más antiguo. Viendo la serie “Yo, Claudio”, sobre la familia imperial romana, cuando la cruel Livia se topa con su nieto, el joven Claudio, tartamudo, encorvado, cojo de una pata, con fama de retrasado mental, le dice a su marido, Augusto, que es una pena que se halla renunciado a la tradición de abandonar a los bebés defectuosos en no recuerdo qué lugar. Es de suponer que se les dejaba para que perecieran y no ocuparan un lugar en el mundo con sus “desventajas”.

   Es grato, y confortante, saber que no todas las especies son iguales. Hace tiempo, en la casa de amigos que viven en el campo, vi a una gallina atravesando un camino con sus pollitos y un muchacho en bicicleta atropelló a uno, aplastándole. Todo el mundo le gritó y regañó, la gallina paso rato cacareando de una manera grave, dándole con el pico como instándole a levantarse. Se le botó, como se hace en los campos, arrojándolo con fuerza al monte. Y la gallina fue tras él. También supe del caso de una de esas perritas pequeñas y peludas, no pekinesa, esta tenía su hocico bonito, la cual estaba preñada, gorda, pesada, malgeniada (le ladraba a los muchachos en bicicletas y patinetas) y abandonada. Preguntando me dijeron que era de una gente que tenía un taller cercano, que la mimaban mucho, pero en un descuido se preñó de un perro callejero y la echaron a la calle. Al tiempo de parir la vi en la calle ladrándole con violencia a todo el mundo, perseguía carros en plena avenida, oliendo siempre aquí y allá. No sé si sea cierto, pero la conserje me contó que cuando parió, y aunque los perritos eran de raza cri cri (medio rabaleros), la gente se los llevó y no le dejaron ninguno. No faltó quien dijera que parecía haberse vuelto loca y que todavía andaba buscando el rastro de sus cachorros.

   Creo que me gusta más esta imagen de nuestros amigos irracionales… aunque sentimentales.  

OCEANÍA, ¿DE DÓNDE SALES?

Julio César.

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

julio 28, 2012

¿CONTROLARÁ ISRAEL A LIBIA?      

   -Ay, Dios, va a cambiar la luz.

   Oyendo la radio hace tiempo, escuché al moderador de un espacio hablar de una mujer que buscaba a su perrita perdida. Él decía que para quienes no tienen mascotas, se les hace muy difícil entender el tamaño de la angustia y la desesperación de aquellos a quienes se les extravían las suyas. O se les enferman o mueren. Qué quien quiere a un animalito, sentimiento correspondido generalmente, después de un tiempo ya la ve como un miembro más de su familia.

   Al tiempo lo recordé cuando vi en plena avenida Fuerzas Armadas, caótica como es, a una joven alta, catirona y bonita gritando en una esquina cerca de la intercepción con La Panteón. La muchacha gritaba una y otra vez “mi perrita, mi perrita”, casi histérica. El animalito, una cosa pequeña, mechuda, de un color blanco y canela (bonita), corría de un lado a otro en medio del tránsito. Por suerte había un fiscal que paró todo y la gente bajó de los carros cercanos e intentaron capturarla. Me contó una señora que la muchacha venía con la perra en brazos y esta saltó, corriendo al centro de la avenida (donde, afortunadamente, los carros van a poca velocidad dado lo accidentado de la vía y la gran cantidad de vehículos). Parece que la muchacha gritó y sin mirar para ningún lado ya se iba a lanzar también, pero fue detenida por un señor. Desde ese instante comenzó a lloriquear. Por fin alguien la atrapó, se la entregó, y cuan mamá, la muchacha reía y lloraba, regañando a la perra. Lo agradable fue que en cuanto estuvo a salvo la pequeña cosa, algunas personas aplaudieron, aliviadas y felices de que nada malo le hubiera ocurrido.

   Relatándolo en la oficina, una colega contó que un día iba con sus padres a la Gran Sabana y (no recuerdo por qué carretera) dijo que el tráfico estaba detenido en ambos sentidos y la gente comenzó a bajar de los vehículos. Ellos también lo hicieron para ver qué era lo que suscitaba tanto interés y se toparon con una pereza, ese animal lento y conchudo, atravesando la carretera. Alguien la vio, se detuvo y les avisó a los demás. Todos se pararon a esperar que cruzara, y una vez que lo hizo, aplaudieron. Esas cosas hablan de los buenos sentimientos de las personas normales. Una persona mentalmente sana y equilibrada no provoca deliberadamente dolor, menos a seres indefensos. Me recuerda una propaganda que un día vi, un grupo de tipos toman cervezas y ven un juego de futbol y en el intermedio pasan una propaganda, de un canal ambientalista, donde un tigre asecha y se le acerca arteramente a un cervatillo. Los tipos siguen fijamente los movimientos del felino, se echan hacia delante en los asientos y cuando el tigre salta y el cervatillo corre, ladeándose, esquivándole y escapando, todos se ponen de pie y alzan las manos estallando en gritos de “¡siii!, escapó, escapó”, y se felicitaban ellos mismo. Creo que algo de eso siempre hay, en el fondo, de toda persona de bien.

   Pero hablando de perros, hay otros dos cuentos que me gustaría referir. Tengo un cuñado trabando en la construcción del Metro en Petare, por lo que sube todos los días de Guatire hasta Los Dos Caminos, tomando luego el subterráneo para llegar a la zona. Pues bien, asegura mi cuñado que casi todos los días un perro callejero sube en la estación de Los Dos Caminos, se echa sobre las patas posteriores viendo el paso de las estaciones, y baja en Petare. Ya la gente lo conoce, nadie lo espanta, nadie intenta hacer que lo desalojen (cosa extraña en primer lugar, ¿cómo entra?, ¿nadie vigila?), y a todos maravilla su comportamiento y lo comentan. ¿A dónde va? ¿Qué hace en Petare que viaja cada mañana hasta allá? ¿Por qué regresa a Los Dos Caminos cada tarde si al otro día repite el viaje? La verdad es que da curiosidad. Mi hermana le preguntó sí nunca lo ha seguido para ver qué hace. ¿No suena casi humano?

   El otro cuento creo que ya lo relaté. Un amigo de trabajo, que atraviesa La Valle-Coche (la autopista), nos contó una vez algo que le hizo reír mucho. Todos los días hay gente que atraviesa a la carrera entre los autos, cruzando la peligrosa autopista, a veces provocando frenazos o deteniéndose en medio de la vía mientras dos carros pasan a sus lado, cuando hay una pasarela a pocos pasos. Está ahí, pero muy pocos la utilizan. La vez en cuestión, relata que un carro frenó feo, gritándole el chofer algo a una mujer que corría con dos muchachos… bajo la sombra de la pasarela, por donde en esos momentos subía un perro rumbo al otro lado. ¿No es una horrible crítica social? Un perro con más sentido común que una persona. Pobre humanidad.

INFANTICIDIO: UN CRUEL MUNDO ANIMAL

Julio César.

¿LA TIERRA SE DEFIENDE?

junio 27, 2011

¿CONTROLARÁ ISRAEL A LIBIA?

   Esto es ciencia ficción, supongo… aunque resulta tan inquietante como interesante.

   Como saben, soy un tanto maniático con ciertos problemas ambientales. Dos de ellos en específico y que son de vieja data, ya mi primera niñez estuvo amargada por ambos: el recalentamiento global por un descontrolado efecto invernadero, y los huecos en la capa de ozono. Pues bien, viendo un programa en History, o uno de los Discovery (no recuerdo cuál), una mujer con rostro de hippie de cierta edad, una científico, decía que ahora resulta que el hueco en la capa del ozono enla Antártidaestaba demostrando ser una bendición. Cómo, me pregunté, sí por ahí se cuela la peligrosa radiación solar (no simplemente luz o calor, radiaciones ionizantes). Pues, al parecer, el dichoso hueco permite que baje aire frío de las capas más altas de la atmósfera con relativa rapidez, enfriando el ambiente. Qué tal.

   La cosa se presta a muchos debates, pero una postura que me gustó fue la de esa mujer con rostro sonriente y soñador (fanático, me parecía), diciendo que a ella le gustaba pensar enla Tierracomo un ente vivo (tectónicamente es así); esta tiene un problema, el recalentamiento que puede terminar con su oxígeno y agua líquida, fuera de volver áridos sus suelos, y busca una solución que la ayude, abrir huecos en el escudo natural para que el frío glaciar de espacio la auxilie. Claro, a primera vista uno pensaría que el paso de radiación ionizante también es un problema… pero solamente para la humanidad, que o vive bajo tierra o encerrada, o padece del paso de dichas radiaciones. Sila Tierrase defendiera, por decirlo así, y no deseara ver destruido el ecosistema podría “considerar” que el riesgo que corra la humanidad es un riesgo aceptable, después de todo tanto el recalentamiento como los problemas del ozono son de hechura humana. No podemos quejarnos.La Tierrano nos debe más de lo que le debió a los dinosaurios.

   Comentándolo con amigos, los más “ecologistas” de ellos parecieron creer que podía ser. De alguna manera pasamos a hablar de los problemas climáticos, que todos sabemos son resultado de los desajustes ambientales (el recalentamiento del planeta, por mucho que queramos no pensar en ello), y de la violencia del subsuelo. Una amiga, Sonia, fantaseó con la idea: ¿Qué tal sila Tierraya nos ve, por nuestro número y la capacidad que tenemos para alterar de forma peligrosa el ecosistema, como un peligro y decide reducirnos en cantidad o acabar con nosotros valiéndose de terremotos cada vez más violentos, sumándolo a tsunamis y volcanes?

   ¿No suena fascinante?

DE PERROS Y OTRAS MASCOTAS

Julio César.