Archive for the ‘HECHOS Y FRASES’ Category

NUNCA DEJAR DE SOÑAR, NI DE BUSCAR…

agosto 13, 2017

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

   Dicho por la inmortal mexicana, orgullo del continente.

   Soñar, imaginar, anhelar, encontrar, alcanzar, poseer; mirar, tocar, sentir. En el orden natural, la raza humana está ubicada en el reino animal, nacemos para procrearnos y persistir, la meta de toda especie, y sin embargo en las cavernas los hombres pintaron escenas de caza, de funerales. Ilustraron sus vidas, sus sueños y temores. Nada de ello necesario para encontrar alimentos, parejas y continuar en el tiempo a través de la prole. De noche miraron el cielo, inmenso y eterno, y lo poblaron de constelaciones y dioses. Al pie de una alta montaña uno de ellos se moría de ganas por subir aunque lo consideraran una locura temeraria. Otros cruzaron los mares rogando encontrar una vida nueva, muchos se desplazaron hasta otros territorios buscando un lugar bajo el sol. Podemos estar dentro de la rama animal, pero algo en el ser humano le empuja a la abstracción, al pensamiento incorpóreo, inmaterial. A soñar colores e imágenes en cuadros, a acomodar notas de algún instrumento musical en una sinfonía, a juntar letras y palabras para componer poesía.

   Porque todos soñamos con algo, desde gritar un día en medio del trabajo y partir en busca de otra meta, a reunir el valor de salir al encuentro de esa linda persona y confesarle que no se puede pasar otro día sin decirle cuánto le gusta. Grandes sueños de imperios, la pequeña meta de una sonrisa ajena conseguida, el deseo es el mismo. Pero al sueño, la meta, la mente no debe aprisionarla. “No, si me voy perderé lo que tengo seguro”; “si le digo algo me rechazará y sufriré”; “si cruzo la mar zozobraré”. Del arcaico mundo nómada, del hombre de las cavernas nos llega la prueba de que existieron, que vivieron, cazaron, amaron y perduraron, que lo lograron; al pie de las hogueras, quienes miraban el cielo donde moraban los dioses, se preguntaron si no habría otra explicación para esas luces que brillaban, notando la armonía de sus pasos, lo que un día terminarían en leyes como la gravedad. Aquel que tiene el valor de decir “tú me gustas mucho, mucho”, si, tal vez no vea su esfuerzo coronado, pero sabrá a qué atenerse, pisará tierra; por otro lado, ¿y si le dicen que si?, ¿no lo habrá ganado todo? La peor guerra, la estéril, la paralizante, la inútil, es la que no se da. Esa se pierde antes de comenzar.

Julio César.

HOY DESPERTE…

marzo 5, 2017

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

ruben

   La encontré y me gustó.

   ¿Cuántas veces no nos decimos que mañana cambiaremos tal y cual cosa, sin que jamás lo hagamos? Llamaremos a alguien, aclararemos un asunto en el trabajo, le dijéramos a otra persona que no estamos conformes o contentos con esto o aquello. ¿Y aquellos que sólo sueñan con vivir? En la fantasía todos cruzamos un infortunio injusto para salir resplandecientes y vencedores, aceptando disculpas de un mundo equivocado. Nos atrevemos a declarar sentimientos, a amar, a grandes proezas que solo nosotros podemos… Y los días se van, uno tras otros, hasta que las hermosas fantasías que en un momento dado nos llenaban dejan de tener sentido. Porque eso no es hacer, resolver, afrontar. Vivir. Los sueños, por hermosos que sean, sólo sueños son. Sirven para un momento, para imaginar lo que haremos y los posibles escenarios, pero no son salones donde quedarse a residir en una existencia de ilusiones, de espejismos. El saber venezolano es más crudo: los deseos no preñan.

   Y podría continuar escribiendo indefinidamente sobre el tema, pero ¿para qué, si la imagen y sus frases lo resumen todo? Felicito al realizador, Rubén. Viendo la composición recordé a dos amigos notables, ambos son de esas personas que conocemos en los lugares de trabajo, vidas y destinos que, por azar, se cruzan por el nuestro y algo dejan, fuera de gratos momentos compartidos. Uno de ellos es un hombre joven sin casi nada de imaginación, capaz de relatar sucesos con una notable falta de personalismos, suposiciones, los suyos son hechos escuetos, sin contaminar por sus interpretaciones, por lo tanto exactos a la hora de saber qué ocurrió en un momento dado sobre una cuestión cualquiera. Un historiador estaría feliz enviándole de paseo a lugares extraños para que recogiera los datos, los hechos, en frío y como fueron. La otra es una divertida mujer dotada de un poder de síntesis increíble, casi intimidante. Capaz de resumir en quince líneas toda la Biblia sin que esta pierda su esencia o vigencia. Rubén, en pocas palabras, resume todo lo que expresé más arriba. Y quedó como más claro.

   ¿No es extraño cómo nos acostumbramos a vivir lo que no nos gusta o no deseamos? ¿El cómo nos limitamos de decir lo que sentimos o pensamos? Un mundo interior puede ser muy basto y rico, satisfactorio y hermoso, ese donde decimos, hacemos y pensamos lo que sentimos y deseamos; pero si todos estamos allí, en paz, felices, encerrados en el vacío, ¿quién se encarga del mundo y de la realidad que nos toca sufrir a diario?

NUNCA DEJAR DE SOÑAR, NI DE BUSCAR…

Julio César.

UNA VIDA QUE SE VIVE BIEN

septiembre 25, 2016

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

vida

   No me pregunten por mi vida.

   Debo confesar que me encantó esta imagen que encontré por pura casualidad en una página social, la de Mafalda Venezolana, que me hizo sonreír pero también cavilar. Los jóvenes tienen camino por andar y se espera que lo hagan y les vaya bien, los de cierta edad miramos hacia atrás, y a veces nos asalta la duda, ¿cumplí? Me pasó con papá, ahora ausente físicamente, me pregunto ante alguna fotografía: “¿alguna vez te decepcioné?”. Le conocí bien, su profunda ternura y desapego, aún a los rencores y amargura, ese amor que a veces disimulaba porque era un hombre de otro tiempo. Pero nadie puede dejar de pensar, de cuestionarse. ¿Lo hago, lo hice bien?

   La imagen, el mensaje, fue hermoso, el tributo a un día que termina y cuyo balance hace sonreír complacido, porque hay calma, serenidad, y en ello, felicidad. Aunque también puede aplicarse a un año o toda una vida. Se acerca diciembre y debemos comenzar. Es un mensaje budista, si cabe, de conformarse con las cosas chicas que tenemos a mano con tan sólo intentarlo. Querer a alguien pensando que no hay nada más, y ser correspondido. Saber que tu estancia en un lugar o instante cualquiera de este enorme mundo, aún estando luego ausente, lo hizo un poquito mejor. ¿Y qué decir de dejar ir lo que no estaba destinado para ti aunque mucho lo intentaras o desearas? La enseñanza es tal que es casi imposible medirla o explicarla. Como que no pocas tristezas, amarguras y aún desgracias provocan luego esos apegos.

   Vivir de cara al sol y las estrellas sin temor al reproche, poder decir que nunca se hizo daño consiente, saber que el corazón y la piel ardieron, y arden, de sentimientos, que una sonrisa desinteresada, de afecto o pasión, será correspondida, y que aún en medio de la soledad, en la paz de la conciencia, el tiempo y los recuerdos son una grata compañía.

HOY DESPERTE…

Julio César.

YOANI, AMIGOS QUE ADVIERTEN…

enero 21, 2015

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

YOANI SANCHEZ, CUBANA

   Quien te quiere es aquel que te previene de cometer locuras.

   En horas de la tarde del día viernes, cuando ya el sol cambiaba a esa tonalidad de nostalgia, el sol triste, cruzaba por la esquina de Corazón de Jesús, por La Candelaria, en Caracas, y vi a una gente haciendo una cola impresionantemente larga frente a una conocida farmacia donde había llegado leche en polvo y papel higiénico. Estaban desde la mañana. Pero a esas horas de la tarde parecía que había más gente; esa fila que cruzaba arriba por la estación del Metro, estaba como desesperada, ansiosa, tres guardias nacionales y dos policías vigilaban, los dueños de la farmacia se veían nerviosos: había llegado un camión. Un camión lleno de pañales. Los descargaban pero la gente parecía impaciente. Habían esperado demasiado. Esperamos tanto en esas colas vergonzosas en un país que antes lo tuvo todo que provoca gritarle a alguien. Esa gente hacía la cola para comprar un paquete de pañales por persona, ¡un paquete!, ensuciando los bebés como ensucian y sin saber si lograban conseguir en alguna otra oportunidad, lo que explicaba la angustia de la gente. A eso nos han llevado, allí rodamos, a ese inferno a la cubana del que tantos nos alertaron. Por alguna razón retorcida de mentes enfermas, hay quienes suponen que en esto hay un avance, que hay un salto para adelante en estar en esas filas interminables, marcados en un brazo, vigilados como si fuéramos delincuentes, humillados, cuando antes, uno con sus reales, entraba en un mercado, una farmacia o una ferretería y compraba lo que le daba la gana según le alcanzara. ¿La verdad?, no veo el adelanto.

   Bien, hubo muchas voces que nos dijeron que terminaríamos así, entre esas, la de esta damita cubana, Yoani Sánchez, quien sabía del ataque y la furia de la bestia porque ella lo ha padecido desde el día que nació. El régimen venezolano, con prepotencia injustificada dado lo ineptos que son, se burlaba. Pero llegamos. Cuando se dijo que se implementaría la cartilla de racionamiento, como en países devastados por terribles tragedias naturales o guerras, otras voces advirtieron que era la aceptación del Gobierno de que la crisis alimentaria llegaba para quedarse y que ya no intentarían nada para combatirla, que tan sólo se disimularía dando de a poco.

   En esa cola fue doloroso ver a parejas cargando a los muchachos preguntándole a los que ya estaban ubicados, “¿usted va a comprar pañales?”, y los que no, se comprometían a ayudar. A eso llegamos, un país saqueado y destruido, al que se le quiso envilecer para que aceptáramos como conducta moral el soborno, el robo, la delación, la calumnia, el falso testimonio, el esperar como cochinos en chiquero que arrojan algo de un camión para comer, y sin embargo hay hombres y mujeres que en esas colas de horas y horas se comprometen a ayudar a un desconocido, sabiendo que hoy por ti, mañana por mí.

   A gente así, y a los amigos que alertan sobre los errores y horrores, en este caso la damita Sánchez, gracias por existir.

UNA VIDA QUE SE VIVE BIEN

Julio César.

NOTA: Por cierto, que de Yoani Sánchez se dice de todo, agente de la CIA es lo de menos; el fascismo no resuelve problemas, de ni seguridad, alimenticia, salud o estabilidad laboral, pero si gasta una cantidad enorme de tiempo y dinero de los países, en perseguir y calumniar, el consuelo de los inútiles. Nada nuevo, eso se hacía en la culta europea, especialmente Francia, con los pobres diablos que escapaban de la Unión Soviética y China desde los cincuenta. Sin embargo, lo que ella advertía en el 2009 (olvidé señalarlo), se cumplió. Venezuela llegó al infierno a la cubana, cercados por gorilas armados cuya única función es sofocar las quejas y las protestas, pretendiendo que todo el mundo esté quietecito y contento al lado de un camión a ver qué le arrojan ese día, sea comida, sea basura triangulada. Ella tenía razón esa vez, se cumplió tal cual como lo dijo; quienes la atacaban quedaron como completos imbéciles.

EL PASAPORTE DE YOANI SANCHEZ

febrero 3, 2013

YOANI SANCHEZ

   La semana pasada comenzaron a entregarse pasaportes en la isla cubana, en esa confusa emisión de señales que Raúl Castro lanza al mundo. No se sabe si es tan sólo otro viejo mañoso acostumbrado a mandar así sea sobre tumbas y grilletes (lo que sospecho; no apuesto media locha por esa gente), o un hombre moderado que desea bajar a Cuba de la infame ratonera donde el enfermo de su hermano la montó, aunque siendo su hermano desea que muera antes de remendar parte de todo lo que Fidel destruyó.

   Yoani Sánchez, mejor conocida mundialmente como la Bloguera Cubana, fue a buscar el suyo y no puedo ni imaginar todas las emociones, sentimientos e ideas que cruzaron por su mente. ¿Lo vería como un botón en el pecho, una medalla de reconocimiento en una larga y desigual lucha? ¿Se atrevería a soñar con el cercano final de la infame noche de la dictadura? ¿Será tan sólo otro aliciente para lanzarse ya sobre el siguiente, con ese sereno valor y empeño que ella y muchos otros han demostrado para vergüenza de un mundo que les ha dejado solos y que aplaude y festeja a sus carceleros?

   Muchos expresan: “ya está, eso era lo que quería, para irse, para correr a los Estados Unidos”. Y lo dicen en serio, convencidos de que ella no tiene ese derecho e incluso que está mal que lo desee. Porque en mente de muchos, los cubanos deben agradecer a sus verdugos, de lo contrario son traidores y apátridas. “Si ella no lo hace, someterse callada y vergonzosamente, es porque es una delincuente”. Eso dirían personas como esas lobas de la Plaza de Mayo, jauría siempre lista a saltarle encima a quien se meta con sus gorilas uniformados del momento. Personas menos perversas, la mirarán como a una necia que tan sólo quiere salir a pasear. Porque es muy difícil para nosotros entender que esta gente que ha sobrevivido mas de cincuenta años bajo una dictadura represiva y sanguinaria, quiera cambiar. Nos acostumbramos a verles como prisioneros de guerra.

   Es imposible para muchos de nosotros, frente a nuestros computadores navegando por donde nos place, mirando lo que queremos, expresando y metiéndonos con quien nos da la gana, o con el celular al lado hablando con una o varias personas a la vez, planeando salidas y fiestas, viajes a la playa, que reuniendo una platica nos decimos “en mayo nos vamos para Disneylandia, o Cancún, o Boca del Toro”. Para nosotros, en este marco relativamente cómodo y estable, nos cuesta entender que hay quienes no tienen acceso a eso, que no pueden moverse de aquí para allá sin pedir permiso, explicar por qué y esperar se lo concedan. Es difícil imaginar el temor siempre presente de que por algo que se diga o escriba nos rodearán la casa, nos detendrán y nos someterán al escarnio y a tiempo de prisión sin ninguna garantía judicial (como ya ocurre aquí en Venezuela).

   Para cada uno de nosotros, soberanamente independientes y libres de hacer, pensar o decir lo que queremos, como un derecho con el que nacimos, es difícil entender a esos cubanos formándose en interminables filas como una gran victoria para obtener ese pedazo de papel, tal vez temiendo que no alcanzarán o se invalidarán al día siguiente, todavía no pudiendo creer que sea verdad.

   Cada derecho conquistado, cada libertad recuperada en cualquier lugar del planeta debe ser aplaudido con alegría sincera. Felicidades por su pasaporte, señora Sánchez. Me encantó lo que dijo en ese momento y que me permito reproducir, tomado del diario EL NUEVO PAIS:

   “La sociedad civil tiene que denunciar, empujar, decir lo que le está ocurriendo. Esa es mi experiencia: yo no habría obtenido este pasaporte si me hubiera callado (…). Si te callas, si te escondes, si esperas que cerrando la boca las cosas mejoren, no vas a llegar a ningún lado”. La verdad es que parece expresado para cualquiera de nuestros pueblos.

YOANI, AMIGOS QUE ADVIERTEN…

Julio César.

NOTA: Lo sé, ya hay demasiadas secciones aquí, pero no sabía dónde ubicar esto. Creo que cerraré unas cuentas.