Archive for the ‘MENINAS BAD’ Category

CHICAS DE CUIDADO

enero 22, 2017

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

chicas-traviesas

   Se divertían de cada manera…

   Sandra y Elena eran unas perras, no se podía usar otro término mientras tenían a Martín gimiendo y estremeciéndose. El par de bichas enredaban a hombres decentes, generalmente buenos padre y esposos, que, la verdad sea dicha, no podían resistirse a la idea de salir con esas dos hermosas nenas, y a fuerza de tocarle y manipularle, le cambiaban. Que era lo que les gustaba. Podían gozar de una tranca dura, pero lo que las emocionaba era trabajarles, pintar sus labios para besarle, prensar sus tetillas con ganchos de ropa para que hormiguearan al ser liberadas y chupadas, pero buscando que crecieran y se sensibilizaran; así como cebarles las próstatas y las sensibles paredes del recto, llenas de terminaciones nerviosas que podrían dar placer. Era esta la parte en la cual se afanaban las muy malvadas, con grandes, gruesos y rugosos juguetes, llenándole, rozándole, dándole donde era. Malosas, sabían que pronto no tendrían sino que pellizcar sus pezones y frotarle la entrada con un juguete fálico para que se excitaran y gritaran, alcanzado el goce. Sería cuando, oh, las muy diablas, invitarían a dos o tres amigos del carajo, de Martín en esta ocasión, y, entre todos, riendo, quitándole la pantaletica que para ese momento usaría, le darían la fiesta de graduación. Ya estaría convertido en una caliente zorrita, lista para toda la acción.

Julio César.

LOS PLACERES DE LA SECRE

octubre 20, 2015

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

CUATRO TIOS PARA UNA TIA

   ¿No parece estar en el cielo?

   ¿Han escuchado esos cuentos que se echan sobre las secretarias y sus jefes? Pues, la asistente estaba de cumpleaños y los abogados con quienes trabaja en la oficina decidieron darle su regalito… ¡y cómo lo goza la muy zorra! En lugar de un cóctel de camarones, lo tenía de machos. Esos hombres, sin reparos o resquemor ante tantas salchichas colgantes tan cercanas a la suya, la llenaron de agradecimientos.

CHICAS DE CUIDADO

Julio César.

NOTA: Es una broma políticamente incorrecta, ¿okay?, la imagen se prestaba.

OBLIGACIONES CONYUGALES

agosto 18, 2015

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

UN CHICO COMETIDO POR SU NENA

   Era una chica insaciable… e implacable.

   -Mami, no, deja eso… -lloriquea el hombre mientras su culo es abierto una y otra vez de manera ruda por el grueso juguete.

   -¡Deja la lloradera!

   -Pero es que duele… -suplica, una lágrima escapando de uno de sus ojos. Y grita cuando ella le nalguea y sigue cabalgándolo.

   -¡Déjate de tonterías! Lo que te molesta es que todas mis amigas, sus maridos y tus amigos sepan que te cojo cada mañana, tarde y noche. Saber que te escuchan desde la sala en estos momentos. –es severa, metiéndoselo y dejándoselo allí mientras le recalca.- Esto lo hablamos, si yo trabajo, si traigo la plata y tú no haces nada, ¡aquí quien coge soy yo!

   -Pero mami… -lloriquea otra vez, apretando ojos y dientes cuando comienza nuevamente el saca y mete con ganas.

   -Ah, no; no es culpa mía que ahora mis amigas quieran meterte mano para usar contigo también los consoladores. O que a tus amigos les haga ilusión llenarte este culo de cabrón. ¡Y no te estremezcas tanto! –le grita.- Estás mojando toda la pared con tus jugos de lo mucho que te gusta y excita mientras te uso como lo que eres, mi puta.

LOS PLACERES DE LA SECRE

Julio César.

POR LA RIVALIDAD ENTRE HERMANAS

junio 23, 2015

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

CHICA QUE SE FOLLA AL NOVIO DE LA HERMANA

   Hizo del novio de la otra, su perra…

   -Deja de gritar, esta es la única manera como las putitas como tú sienten placer… -brama Xiomara, sonriendo malosa, sacándole y metiéndole el falo de goma a Gregorio del culo.- Apréndetelo de una vez.

   Toda la vida a la sombra de una hermana dos años menor, pero más voluptuosa, más hermosa y coqueta, que le quitaba los novios de adolecentes, ahora la mujer, profesional y dominante, le que quitaba todos los de ella. No había nada mejor que acosarlos sexualmente, y luego gritarles en la cama, burlarse de sus “chicos” atributos sexuales, decirles que deberían llevar pantaletas, ponérselas, luego colocarle collares al cuello por ser tan sumisos y terminar fallándoselos. Lo disfrutaba bastante. Todos iban por sexo seguro con la “cuñada” calentorra y cuando venían a darse cuenta estaban atrapados en los juegos de confortación con su hermana. Al final no les quedaba otra que gritar:

   -No tan duro, mami; suavecito, por favor.

   -¡Cállate, puta! –llegaba el grito y las nalgadas. ¡Y cómo le gustaba a ese coñito!

OBLIGACIONES CONYUGALES

Julio César.

UNA ESPOSA COMPLICADA

mayo 2, 2015

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

UNA CHICA, SU AMANTE, SU MARIDO Y EL SEMEN

   Aunque la culpa era de un marido rutinario.

   -¡Trágatela toda! –le advierte riendo, sabiendo que no necesita decírselo.

   Tres años antes aquella unión estuvo a punto de naufragar, por la rutina, las decepciones, el nunca tener tiempo de su marido. La pobre mujer estaba frustrada. Ni siquiera las aventuras a escondidas le divirtieron porque en todo momento pensaba en él, en el hombre a quien, frente al altar, juró amar para siempre. Por ello le involucró, y aunque reacio al principio, este pronto participó con delirio, viéndola estremecerse, oyéndola gemir y medio lloriquear mientras esos amantes le reventaban el coño o el culo con sus vergas enormes, siempre duras y calientes, como la tiene todo el que coge a una hembra frente a su marido. Pero aún no estaba contenta, algo por dentro le decía que no alcanzaría la total satisfacción hasta que compartieran más. Algo faltaba. Y así era, la pobre mujer, a pesar de todos sus esfuerzos, de los muchos amantes, no alcanzaba el clímax hasta que no veía a su marido tragarse hasta la última gota de semen de esos tipos. Verla resbalar, cubrir sus labios y lengua, se sentía casi tan bien como cuando le veía chuparla de esos palos todavía tiesos, saboreando también sus jugos. Por no hablar de cuando enterraba la lengua en sus orificios buscando lo que todavía quedara. Así, y sólo así, sabiendo que su marido tiene en la lengua los restos de las leches de sus amantes, era feliz.

POR LA RIVALIDAD ENTRE HERMANAS

Julio César.

JUEGOS DE MUJERES CASADAS

abril 25, 2015

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

AVENTURAS DE CASADAS

   Luchó y lo logró, ahora es su puta…

   -¿Te gusta, mamito? –se burla ella, sonriendo, cepillándole la pepa del culo, consciente de sus gemidos de gozo.

   Cara roja, de lujuria y vergüenza, Héctor se vuelve sobre un hombro para mirar a Bárbara, su vecina y amiga de su mujer, quien le sonríe divertida al tenerle así, bien ensartado en su agujero con el largo y grueso juguete. Como tarda en contestar con palabras, en expresar en voz alta lo que su cuerpo tenso de lujuria experimenta, la mujer vuelve a clavárselo todo, comenzando su vaivén rítmico. Sonriendo cuando el hombre, atacón y mujeriego, lanza un ahogado gemido de gozo, su culo subiendo y bajando sobre el dildo, sus ojos casi blancos cuando los echa hacia atrás como su cabeza.

   -¡Ahhh! ¡Ahhh! ¡Ahhh! -grita perdido todo el control, estremeciéndose, ese juguete llenándole, frotándole, estimulándole, dándole donde es.

   -Eso es, putito mío, alcanza tu orgasmo, uno como nunca antes has experimentado. –se burla ella, nalgueándole, cogiéndole duro, viéndole tensarse, correrse, oyéndole gemir, oliendo toda esa leche derramada sobre la cama, el anillo de su culo violentamente cerrado alrededor del grueso consolador.

   -Hummm… -ojos cerrados y boca abierta, babeando, Héctor deja caer el rostro sobre la cama, temblando todavía, dominado aún por la fuerza de su clímax. Ella se le tiende encima, el juguete aún más clavado, arrancándole una tenue sonrisa a su varonil rostro.

   -¡Y te decías un hombre! –la oye reír, desdeñosa.- ¿Quieres vivir esto como se debe, menearte como una perra total, pedir y suplicar por más como una zorra caliente y cachonda? Ven esta noche cuando esté mi marido. Él te dará todo lo que necesitas y pides con urgencia. Pero recuerda, eres mi putita. Sólo mía.

UNA ESPOSA COMPLICADA

Julio César.

SIEMPRE LAS HERMANASTRAS

abril 6, 2015

LAS MALVADAS HERMANASTRAS DE CENICIENTO

   Se lo hacían día y noche.

   Grita y se estremece, odiándolas y odiándose por someterse así. Ellas ríen, le azotan, penetran inclementemente su culo, abusan llamándole de todo. Cuando su papá se buscó una novia rusa, el muchacho se emocionó cuando supo que venía con dos hijas buenotas a las que seguramente vería por la casa en pantaletas, pero esas mujeres eran malas. Pronto estuvieron gritándole, empujándole, asustándole con amenazas y exigencias, reduciéndole a la impotencia. Le botaron sus calzoncillos y le obligaron a usar pantaletas, a llevar un candado de castidad alrededor de su falo, un collar en su cuello, le encadenaban y lo sodomizaron una y otra vez con sus juguetes, obligándole a gritar que le gustaba. Y hacían fiesta donde venían sus amigas, viejas y nuevas, y él era la diversión, el ex chico heterosexual convertido en juguete sexual de esas mujeres que lo penetraban y le orinaban encima, que gemía de dolor y placer cuando le clavaban por el culo uno de esos gruesos dildos de goma. A veces lloraba por ese destino, soñando con escapar. Incluso habló con su madrastra y sólo consiguió que está le desnudara y echara de panza sobre sus piernas, azotándole el trasero con fuerza, obligándole a suplicar piedad.

   -¡Ahora yo! ¡Ahora yo! –exigía en ese momento Irina, la más ruda cuando culiaba, mientras él gemía totalmente sometido y entregado, como le gustaba a las mujeres.

JUEGOS DE MUJERES CASADAS

Julio César.

NOTA: No pude evitar otra categoría viendo estas imágenes. Por cierto, tengo entendido que el blog tiene cierta capacidad de almacenaje de fotos, cuando se me acabe se acaba el blog.