Archive for the ‘MOMENTO ‘G’’ Category

DISFRUTANDO LOS DEPORTES

noviembre 12, 2017

LA POSICION DE SIEMPRE

   Gozándolo todo.

   Así como era cierto que competir le emocionaba y excitaba (la idea de vencer a esos otros recios atletas, fantaseando muchas veces con darles bien duro con su largo remo), el público también disfrutaba viéndoselo… Es decir, viéndoles.

Julio César.

UN DURO MOMENTO

junio 30, 2017

LA POSICION DE SIEMPRE

   De decisión.

   Jadea y se quiere morir, rojo de cara, escuchando las carcajadas del público, su colegio y sus amigos, cuando se dan cuenta de lo que ha ocurrido mientras ese tipo insoportable, engreído y grosero le controló en la lucha, se burló, lo llamó mamita, le retuvo y dominó: se había excitado, le había gustado. Y mientras todos ríen del incidente, el sujeto le gruñe que le espera en las duchas en media hora para que comience a servirle, de rodillas o en cuatro patas.

   -Como sabes, muy en el fondo, que quieres.

DISFRUTANDO LOS DEPORTES

Julio César.

CELEBRACION

mayo 23, 2017

LA POSICION DE SIEMPRE

   Nada como el triunfo.

   El griterío comienza, los aplausos y rechiflas de felicidad también; han vencido, se han coronado campeones derrotando a todos y ganado la medalla. La gloria a las puertas cuando regresen a casa. Y sin embargo, para el grueso del público, que disfrutó la competencia, unos alegres con el resultado, otros indiferentes pero emocionados de la competencia, o tristes porque los suyos perdieron, no pueden dejar de notar los sólidos cuerpos velludos en apretados y chicos speedos mojados, que a veces abultaban con lo emocionado de la justa, las luchas bajo el agua, los toques y apretadas. Cuerpos sólidos de tíos normales que seguramente en sus tierras son herreros, taxistas, gerentes o maestros que se reunían para esos encuentros, a quienes, embriagados por el éxito, los brazos se les escapan, las manos tocan y erizan, la piel caliente y pulsante por el esfuerzo latiendo contra unos labios traviesos, un trasero apenas contenido cayendo con desmayo, o como sin querer queriendo, sobre una pelvis evidentemente muy masculina que le sale al encuentro, empujando un poco, maraqueando… Lo típico en este juego.

UN DURO MOMENTO

Julio César.

CON GANAS DE… LUCHAR

julio 2, 2016

LA POSICION DE SIEMPRE

   Y ya vienen las olimpiadas…

   “Oh, mierda”, pensó el entrenador. “Oh, mierda”, dijeron para sí o entre ellos los compañeros de Renato al verle quedar debajo de su contrincante, con un bulto protuberante refregándosele de la cara. El combate estaba decidido, lo sabían, el entrenador y sus compañeros de equipo, quienes en una que otra práctica, por accidente, había quedado así y sabían que Renato dejaba de luchar mientras se estremecía, aspirando ruidosamente al tiempo que se refregaba de la entrepierna contraria. Era su debilidad. Su kriptonita. Un paquete endureciendo contra su nariz o labios. Porque, invariablemente, el contrincante, como le ocurrió al entrenador y a cada uno de sus compañeros de equipo en algún momento, lo notaban y se les… levantaba la vena competitiva, y no podían abandonar ni dejar de frotar, no le dejaban hasta que, y ocurría, Renato gritaba contenido y dejaba su propio uniforme fuertemente oloroso y humedecido, momento cuando el réferi, excitado de verles, terminaba de declararlo vencido.

CELEBRACION

Julio César.

EL MOMENTO EXACTO

marzo 22, 2016

LA POSICION DE SIEMPRE

MOMENTO MAGICO EN LA LUCHA

   El orgulloso paso del ganador.

   Victorioso se pasea joven e insolente frente a las bocas abiertas de sus admiradores que lo idolatran… como atleta. Unos miran disimuladamente, fingiendo que no notan su enorme resolución, otros lo siguen con adoración. Quienes lo conocen mejor miran sus ojos, esperando el contacto, el silente “ven conmigo que voy a darte una cosa si de rodillas ruegas por ella”; saben que se emociona al entregarse con todo en la lucha y que luego necesita drenarlo. En los vestuarios cálidos, llenos de vapor y olores a zapatos y ropa interior transpirada. El mejor lugar para darle un respiro.

CON GANAS DE… LUCHAR

Julio César.

¿EL ENCANTO DEL FUTBOL AMERICANO?

marzo 1, 2016

LA POSICION DE SIEMPRE

   De otra manera no se entiende.

   Ah, el futbol universitario. Chicos que sonríen mientras corren por toda la cancha con la arrogancia y vanidad de la juventud, salud y vitalidad, es decir sensualidad. Se esfuerzan, se muestran. Inconscientemente saben que gustan. Mucho. A las chicas… y algunos compañeros de clases. Claro que también son consientes de los cazadores, siempre allí, como caimanes en boca de caño, mirándoles, evaluándoles, invitándoles luego a hablar, prometiéndoles una y mil cosas. Y, por supuesto, los cazatalentos deportivos que desean contratarles a futuro. Hay algo en esas prácticas que…

EL MOMENTO EXACTO

Julio César.

MOMENTOS DUROS EN LA LUCHA

septiembre 10, 2015

LA POSICION DE SIEMPRE

ESOS MOMENTOS GAY DE LA LUCHA

   Desde que salió supo que terminarían dándole…

   El público estaba al borde de sus sillas, todos exhalando testosteronas mientras el negro y el catire se frotaban, ataban y tocaban sobre la colchoneta, cada uno deseando someter al otro; con el enorme morenazo derribándole, controlándole con su cuerpo, reteniéndole las manos. Dejándole de panza sobre la colchoneta y cayéndole encima le inmovilizaba, frotando y moliendo la pelvis sobre su trasero. El catire agitado, ojos muy abiertos, confuso, quieto, tan sólo subía y bajaba sus nalgas, ¿para comprobar si lo que siente detrás, duro y caliente, es real? Como fuera, cuando el macho se endereza, el público exige el sacrificio del perdedor.

   -¿Qué esperas, hijo de puta? Baja y termínalo, ya lo tienes montado en la olla. –grita uno.

   -Sigue, no te detengas hasta que llore pidiendo más. –Rugía otro.- Dale duro.

   Los guerreros se miran, el victorioso y el derrotado, quien se echa nuevamente de panza y separa un poco más las piernas. Y el ganador baja para cogérselo todo.

¿EL ENCANTO DEL FUTBOL AMERICANO?

Julio César.

MIRAN, AFORTUNDAMENTE NO VEN

julio 2, 2015

LA POSICION DE SIEMPRE

LUCHAS CALIENTES

   Pero qué coño hacía, se pregunta temblando.

   Leonardo, de espalda contra la colchoneta, con Fermín entre sus piernas, reteniéndole y aplastándole, pela los ojos. No era simplemente que el chico resultaba increíblemente fuerte, que sudaba copiosamente sobre él, que su piel ardía, que olía de una manera intensa que casi le marea, sino que estaba totalmente duro bajo la pantaloneta. Lo sentía claramente.

   Quiere decir algo, apartarle, pero afincando su agarre, empujando sus caderas hacia adelante, el otro le obliga a alzar aún más sus nalgas de la colchoneta, sus entrepiernas totalmente pagadas. La pieza pulsando con ganas, como si le encantara estar allí. Le mira con furia, arrojándole uno que otro golpe, que él mismo nota sin fuerzas, mientras afinca el agarre de las piernas contra su cuerpo de manera automática, como para que no se le bajara. Y más dura, se la sentía, parecía chorrearle de algo caliente.

   -¡Detente! –le gruñó al oído.

   -¿Eso quieres? –contraatacó todo chulo.

   Y cuando comenzó otro vaivén, dureza de por medio, Leonardo se dejó llevar. Caliente también, cerrando los ojos, mientras alrededor la gente gritaba, aplaudía, aupaba y pedía por más acción. Todo excitándole más.

MOMENTOS DUROS EN LA LUCHA

Julio César.

LA POSICION DE SIEMPRE

febrero 10, 2015

EQUIPO GANADOR

LA LUCHA CALIENTE Y SEXY

   Había… comodidad.

   Tragando en seco, paso decidido, su trasero tragando algo del traje rojo al andar hacia su rival, se le monta con seguridad. Se conocen, muchas veces se han encontrado así, y entre pujos, sometidas, manos que se meten, cosas que se frotan en batalla, luego se reencuentran en los vestuarios para uno sucio y rapidito. Más tarde tomaban una copa por ahí, con las novias. A los americanos siempre les ha gustaba un buen palo ruso… de vodka.

MIRAN, AFORTUNDAMENTE NO VEN

Julio César.

MOMENTOS EN LA LUCHA

enero 21, 2015

EQUIPO GANADOR

EL PORTE DE UN CAMPEON DE LA LUCHA

   Hay algo en la lucha que…

   A todos les encanta ver a los tíos sobre esa colchoneta, apretándose, cubriéndose, transpirando uno sobre el otro, los gruñidos y jadeos bañando las caras, el brazo entre las piernas, las manos aferrando posesivos y dominantes en los traseros, los brazos rodeando cinturas y aprisionando, derribando y montándosele. Todos sueñan con estar allí, luchando con ese joven y altanero campeón, tumbarle, meter la cara y darle una buena mordidita.

LA POSICION DE SIEMPRE

Julio César.

ARNOLD, MOMENTOS DEBILES DE UN DURO

enero 12, 2015

EQUIPO GANADOR

ARNOLD SCHWARZENEGGER AND FRANCO COLOMBU SEX

   Hay algo de comodidad compartida que…

   En esos días, disfrutando el verse bello, compartiendo esa afición con otros, admirándola también en sus oponentes, el duro Arnold caía en fácil descanso junto a uno de sus colega, ambos comentando cositas en voces bajas, en cómoda camarería que terminaba en: “te ves increíble”, “también tú”, “tu torso se ve tan fornido y duro”, “así es, tócalo, recórrelo y pellizca”, y las risitas se dejaban escuchar mientras el otro bajaba una mano, “tu muslo se ve también bastante desarrollado”, “y sigue, que hay más”.

……

   Me agrada Arnold Schwarzenegger, sus películas son amenas, llenas de aventuras y emociones. Ahora es un duro de la acción, ya no el chico nuevo, ¿llegará presidente alguna vez?

MOMENTOS EN LA LUCHA

Julio César.

AH, LA LUCHA

octubre 15, 2014

EQUIPO GANADOR

LUCHADOR ERECTO

   Victorioso se pasea, el otro todavía jadea.

   -Me lo clavé. –gruñe gañán, sonriendo totalmente complacido.

   -Y se te nota con qué… -responde el réferi.

   ¡Las cosas que pasan en este deporte!

ARNOLD, MOMENTOS DEBILES DE UN DURO

Julio César.

NUESTRO MOMENTO

junio 29, 2014

EQUIPO GANADOR

TOCANDO CULOS EN EL FUTBOL

    Temblaba al acercarse el instante.

   Se estremece, vivía para ese momento entre el bullicio bajo el sol candente, rodeado de colegas y de público, todos los ojos pendientes, pero no le importa. Él aguardaba, era lo único que iba teniendo sentido en su vida… cuando el juez de línea pasa y le soba, lento y acariciante, como de pasada, pero con propiedad, como diciéndole: “es mío”. Y quiere dárselo.

AH, LA LUCHA

Julio César.

LA HORA LOCA DE BATMAN Y ROBIN

septiembre 4, 2013

EQUIPO GANADOR

BATMAN AND ROBIN HOT

Se la pasaron Batibomba…

En la discoteca más loca de Ciudad Gótica a todos les entraron moscas en las bocas de lo abiertas que las tenían ante el espectáculo, el dúo dinámico estaba celebrando como pocas veces, entre bailes eróticos, increíbles tongoneos de caderas, toqueteos y caricias por todos lados en el medio de la pista, siendo rodeados de tanto en tantos por calientes sujetos que les metían manos y se les refregaban duro, alejándose y dejándoles cada vez con menos ropas, pero también más riente y felices. Los mal pensados creía que era un plan de sus enemigos para descubrir sus identidades secretas, otros, los que estaban en la pomada del secreto, imaginaban que el joven millonario, Ben Affleck, andaba muy feliz por la sociedad recién montada con Superman, y salió a celebrarlo con su mejor amigo Matt Damon.

NUESTRO MOMENTO

Julio César.

MOMENTOS DORADOS DEL GOL

julio 17, 2013

EQUIPO GANADOR

ESTOS FUTBOLISTAS

   Anotar siempre emociona más allá de lo previsto.

   Cae sobre él, y dejándose llevar, le besa con todo, metiéndole la lengua a fondo. El otro gime; joder, ¿cómo le dice ahora a su mujer, que seguramente estaba viendo, que sólo eran amigos y que dejara de ponerle mala cara cuando se quedaba a pasar la noche, con él, cuando ella salía de viaje de negocios?

LA HORA LOCA DE BATMAN Y ROBIN

Julio César.