Archive for the ‘PARA OPINAR’ Category

¿BOXERS O BIKINIS?

agosto 3, 2016

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

TANGAS COQUETAS

   No, es como demasiado… poco.

   Como ocurre con toda la gente del mundo, cuando me reúno con amigos de años, aún algunos más nuevos que todavía están acoplándose a los otros, discutimos tonterías, y una de las últimas fue sobre ropa interior. Dos panas me acompañaban a una clínica donde a papá le practicaban una resonancia y una joven y bonita TSU en Radiología nos atendió. Era amable y reilona, llevaba una bata blanca chica y un jeans bastante ceñido. En un momento dado se inclinó para abrir una gaveta y le vimos la ropa interior, un hilo dental rosa, de una tela que parecía tejida como con pabilo. Si, en un vistazo; el cerebro nos faculta para notar todos esos detalles en fracciones de segundos aunque podamos estar toda una velada con una dama y no notar que ha cambiado su peinado.

   Saliendo de allí, y con otros conocidos, lo comentábamos y caímos en esa conversación, el hombre ¿qué debe usar, bóxer o calzoncillos tipo bikini? Por el blog, y por cierto capricho o fetiche que tengo, los amigos me miraban como esperando una guía autorizada al respecto, ¿qué tal? Dentro del grupo, con escándalo y pitas, unos estaban a favor de una cosa, otros de otras.

BOXER HOT

   Okay, los bóxers. Me parece, realmente, que las mujeres prefieren vernos usar esta ropa interior, y saber que las llevamos; tal vez por cierto sentido de machismo latino. Parecen prendas más serias. De hombres, pues. Por ahí he encontrado que, en preferencias, un sesenta por ciento de las damas aman que los hombres los usen, con un treinta por ciento (que no es una cifra baja), que encuentra atractivo a los hombres con calzoncillos tipos bikinis. Un diez por ciento prefiere otras cosas.

   Y es cierto, un bóxer viste mucho cuando uno se quita la camisa y se ve su cintura al bajar el pantalón. ¿Quién no ha asistido a un evento donde alguien le pica el ojo y la cosa pinta bien, felicitándose internamente por llevar un buen par de bóxers? Igual, esas fiestas que terminan en borracheras en la playa, un río o una piscina, no se desentona tanto cuando los tipos se quitan las ropas y terminan en las aguas en bóxer, tanto sean ellos solos o esperando que las damas les acompañen. Por otro lado, ¿quién no ha sentido la molestia del paquete moviéndose de manera libre, o sentado con las piernas cruzadas formando un cuatro nota que se forma una bolsa que no es estética? Es por ello que son preferibles los cortos y ajustados, ayudan más en este aspecto.

CALZONCILLOS TIPI BIKINI

   Ahora los bikinis, tangas y otros…

   No puedo ser totalmente imparcial, sufro ese fetiche de las tangas e hilos desde mis primeros tiempos de abrir los ojos al porno, de esas revistas de chicas tetonas con diminutas bragas. Eso siempre hizo arder mi piel. Y un sujeto en bikini, o tanga, como fue la moda de años atrás en cada playa, río o piscina venezolana, también se veía bien. Fuera de que sirven decididamente para mantener todo en su lugar, los bikinis son sexy, carajo. Toda esa piel expuesta, el misterioso triángulo de tela que atrae miradas, y en el caso de los tíos hasta paquetes se forman, y que apenas contienen trasero. Hay algo muy caliente, de manifiestamente erótico cuando alguien se desnuda y muestra una chica prenda interior. Pero… en nuestras culturas se ve poco serio. Poco macho, en mente de muchos; aunque siempre he dudado de tales comentarios y tales sinceridades. Repito algo con lo que inicié una novela que llevaba aquí, Luchas Internas. La primera escena de un tipo vigilando a otro que se cambia y usa bikinis, lo tomé de alguien a quien pillé viendo hacia un gimnasio. Un vecino del momento. Y nunca he creído que fuera gay.

   Imagínense ahora, estar en la Caracas de finales de los noventa e inicio del dos mil, cuando atracaban bancos y restaurantes y aplicaban la operación desnudo (no mataban gente alegremente como ahora), quedando uno con una vaina inconveniente, como una tanga más atrevida que las de las mujeres, quienes, para eventos cotidianos muchas veces usan sostenes grandes y pantaletas cacheteras. Ah, ¿pero y si hay una salida donde se preste el momento para enseñarla ya que representa una ventaja táctica, notándose el éxito cuando no dejan de mirar?

   Para serles totalmente sincero, prefiero usar bóxers. Para mí, fuera de los horribles bikinis de licra que llevábamos en esos locos años de finales de los noventa e inicio del nuevo siglo, como era la moda, no me gusta la ropa interior pequeña… aunque reconozco que en otros queda muy bien. Me parece que prefiero mirar.

   ¿Qué?:

-¿Bóxer o bikinis?

-¿Te animarías a jugar un partido de futbol en bóxer con amigos?

-¿Miras cuando alguien se cambia y lleva bikinis?

Julio César.

SE DISCUTE EL BLOQUEO A CUBA… OTRA VEZ

noviembre 15, 2012

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

   -Recuerden: se hablará del bloqueo no de los presos…  

   ¿En qué mes estamos? Debe ser ese durante el cual, todos los años, se discute en la ONU el bloqueo a la isla de Cuba. Como se sabe, Cuba está fuera de la OEA desde que Venezuela, con Rómulo Betancourt a la cabeza, una dirigencia política responsable y unos militares decentes pararon su carro de muerte cuando intentó invadirnos e imponer su hegemonía en estas tierras, ese que volcó en Centroamérica obligando a tantos a huir y a crear grupos violentos que todavía causan dolor en muchos países. Lo de la crisis de los misiles cubanos sólo sirvió para que Estados Unidos, con la excusa de la violación de los derechos humanos y su origen golpista, les bloqueara en represalia. Que todos vieran lo que ocurriría a quienes conspiraran con los soviéticos contra suelo norteamericano. El hoy un vil anciano lo sabía y se jactaba de ello, ahora, después de haber hecho tanto daño, él y el hermano piden cacao, quieren voz y voto en el mundo.

   Cómo se dicen cosas en esos inútiles corrillos diplomáticos, cómo se condena tan horrible mecanismo de control imperialista… y ni una sola palabra de aliento para los cubanos que padecen semejante cáncer, gente que no debe confundirse con el régimen que les controla. Los Castro y sus funestos funcionarios agachan las orejas y claman por dignidad en esta lucha, haciéndose coro de ancianos que llegaron a viejos sin admitir sus errores, o los intelectuales que gustan de los mimos que el régimen les ofrece como parte del turismo en busca de carne joven, o los pillos que hacen negocios bajo la mesa. Pero no llega este plañidero claror a favor de los bandidos esos, como suele ocurrirle a los regimenes atorrantes, en el mejor momento.

   Así como Venezuela que va a ocupar un lugar en la Secretaria de los Derechos Humanos en la ONU, hablando de una gran batalla con no sé cuántos votos del “mundo libre” (cuando llevan años impidiendo toda visita de los veedores sobre Derechos Humanos), le llega cuando hay tres lugares a ser ocupados por Latinoamérica… y habían sólo tres postulados. Y pretenden que el mundo lo vea como una victoria diplomática. Dios, ¿cómo perder? Lo extraño y difícil de explicar sería que habiendo tres cupos y tres solicitantes, quedaran por fuera. Algo así le pasa a los Castro con este apoyo a “la dignidad cubana”. Mientras los viejos adulantes y socios del cruel y decrepitito tirano cubano le hacen la cama en la ONU, para que “se respete el derecho a ser del pueblo cubano”, Yoani Sánchez y otras voces que piden apretura, libertad y democracia son llevados a una celda. Detalle ignorado en esos corrillos inútiles de la diplomacia de opereta pero evidente de cara a las galerías. Nada les sale bien a estos sujetos roñosos.

   Es como una mala comiquita, un grupo de cancilleres, enviados por sus presidentes, gritan y condenan tal bloqueo, pero ninguno de ellos pide el fin del sanguinario y dilatado régimen dictatorial. El derecho a ser de los cubanos, su dignidad, sólo está referida a una corrupta y envilecida cúpula gobernante, del resto que vendan a los muchachos para ver si llegan más turistas. Son ellos, los presidentes, ese club exclusivo y exquisito creado para cubrirse los culos unos a otros de las iras de sus pueblos, quienes reclaman el fin del bloqueo. Y puede ser cierto, ¿por qué un cubano no puede contarse como cualquier otro latinoamericano? El problema es el régimen que padecen, y que los lamebotas que exigen cariñitos para los Castro, obvian olímpicamente. Esto debe llevarnos a ciertas consideraciones.

– ¿Puede un gobierno cualquiera exigir algo a nombre de su país sin haber consultado con la gente de este antes? ¿Se ha preguntado a los ecuatorianos, venezolanos y colombianos si queremos que a los dictadores cubanos se les den más ventajas y privilegios?

– ¿Debe permitirse una dictadura por vieja que sea en nombre de una “autonomía de los pueblos” cuando cubano que habla y reclama era antes fusilado, y ahora encarcelado hasta que muere?

– ¿Debe permitírsele al régimen cubano el ingreso de mercancías y el cuadrar negocios con el mundo cuando tiene una población cautiva y casi esclava? ¿O hay que esperar democracia, la detención de los criminales y confiscación de sus cuantiosas fortunas alrededor del globo para que ese mundo les abra las puertas a los cubanos?

– ¿Por qué se tiene que tolerar a un criminal como este y a sus herederos?

   Sería bueno saberlo, que esos necios que gritan y condenan tal o cual actitud, averigüen primero qué piensa la gente a la que dicen representar. De todo este desastre que ha ocurrido en Venezuela desde que nos convertimos en una colonia cubana entregados por las viejas malinches de antes y ahora, es que la gente ya ha comenzado a ver al ex dictador y su régimen como lo que son. Lejos quedaron los tiempos de juventudes aclamándoles (a no ser que les paguen la estadía y los viáticos). Al menos eso se logró.

¿BOXERS O BIKINIS?

Julio César.

UNA TRANSEXUAL… ¿REINA DEL UNIVERSO?

junio 11, 2012

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

   -Por encima de su cadáver muerto…

   Pasado el Miss Canadá y todo el vendaval que levantó al aceptar entre sus participantes a una transexual (que se veía increíblemente bien), se puede opinar sin herir susceptibilidades o perjudicar a nadie. A medias. La mujer, porque mentalmente y después de su tratamiento se convirtió al menos físicamente en una, parece haber competido más para alzar la voz que para ganar. Bien pudo llegar a la final y confiar en sus atributos o suerte, pero el hecho de declarar lo que es, era colocar un reflector sobre el muro: ¿puede una transexual competir entre las mujeres más hermosas del planeta como una más? El Miss Universo, gente que sabe tanto por viejos como por diablos, dio carta blanca a la idea… lo que desató la gran polémica.

   La hermosa Lupita Jones fue una de las más apasionadas en sus señalamientos. Deberían conocerla por ser la organizadora del Nuestra Belleza México, del cual fue una fue la ganadora; pero seguramente la conocen mejor por ese horrible reality show que tiene llamado nuestra belleza o algo igual de tonto, donde ella y Osmel Souza hacen un circo de sus vidas. Y también esas concursantes, ¿para qué se prestan para ser tratadas de esa manera por el par de dos? Gente en la ofician discute sobre el programa, yo les mando a ver History o Discovery, pero eso parece que les divierte y llena más.

   En fin, una vez que los organizadores del Miss Universo diera carta blanca para que transexuales pudieran participar del concurso de belleza, fue, repito, Lupita Jones una de las que se opuso con mayor fiereza, alegando que era hacer trampa que esas “mujeres” participen cuando no cumplen el requisito de ser mujeres, cosa que sería injusta para quiénes si deben pasar ciertos requisitos o ser rechazadas. Sostiene que respetará la decisión del certamen, pero que en México no harán valida tal disposición (se cumple pero no se acata); si no son mujeres no pueden competir así se tache tal postura de “discriminación”. Y no fue la única en pronunciarse.

   Osmel Souza (quien deberá seriamente recapacitar en eso de aparecer en televisión), alega que los transexuales deberían competir en concursos de transexuales, aunque el Miss Venezuela como institución guardó silencio. Fuera de Canadá, al parecer, en el Miss Bolivia una también intentó inscribirse.

   Ahora bien, en Venezuela la noticia ha sido recibida con burloso desdén por los hombres, y con sorpresiva indignación de parte de las mujeres que conozco. Creo que en todo esto juega el fuerte prejuicio contra el transexualismo; un hombre que insiste en vestirse de mujer y desarrollar atributos sexuales femeninos, comenzando por el atuendo, la voz y los senos, son objeto no ya de burlas, sino muchas veces de agresión. Se le trata como a un ser grotesco. Un homosexual puede pasar muchas veces desapercibido en estas nuestras tierras, un travesti o un transexual no. También que se les vea así, como hombres burdamente intentado pasar por mujeres, juega contra ellos. O ellas. Recuerdo que la expresión utilizada por una pasante de la oficina, una hermosa joven de 23 añitos, fue la de “aaaasco”.

   Bien, personalmente me encuentro en un dilema, por un lado, la razón, me dice que ninguna persona va a pasar por todo el proceso de sentirse diferente, vivir la angustia de saber lo que es teniendo que mostrarse ante familiares, amigos y conocidos (con un posible rechazo), pasar por tratamientos y cirugías para convertirse en otra entidad, si en verdad su mente, su corazón o lo que sea no está en ese lugar: es una mujer, o un hombre, que nació en el cuerpo equivocado, por lo tanto, el único esfuerzo de toda su vida será corregir ese “error”. Y así como ya la medicina ha aceptado finalmente que la homosexualidad no es una enfermedad, ni un simple estilo de vida, creo que este grupo sexual todavía lucha por su espacio, y cuando la ahora ex candidata al Miss Canadá da ese paso es tan sólo otra escaramuza sobre el terreno que deben batallar, lograr reconocimiento, que se les permita competir con el resto de las hermosas “mujeres”. Como parte de la lucha por derechos y aceptación, me parece que es justo que den esa pelea…

   Pero la parte elemental, la mecánica de mi mente, entiende que es, si no imposible, difícil. Un concurso como el Miss Venezuela vende ilusiones, el que una chica común y corriente puede sentir en el fondo de su corazón al ver desfilar y coronarse a una de esas bellezas, que ella también, de proponérselo, puede ser la más bella del Mundo o del Universo. Es un sueño de mujeres para mujeres; sentir que tienen que competir con “hombres que se dicen mujeres” puede ser difícil de aceptar. También son esos concursos fuentes de fantasías masculinas, desde el muchacho que jadea viéndolas a todas, altas y curvilíneas en trajes de baño, hasta hombres que cruzan comentarios y apuestas sobre quién de ellas la tiene mejor. Y para un hombre normal, heterosexual, es difícil entender la lucha por derechos civiles, sexuales o humanos cuando se le dice que en su sueño erótica debe incluir a una mujer que antes no lo era.

   Pensando en todo ello, en frío, hay que responder:

   -¿Se debe permitir a una transexual participar en semejantes concursos de belleza?

   -¿Se debe tratar el asunto como una moda, una barrera más que un grupo quiere derribar, o es una brecha a recorrer para ayudar a reconocer a un grupo humano algo más oscuro y marginado?

   -¿Estará listo el mundo para una reina universal que no nació mujer?

   Suena difícil. Por cierto, antes de que concluyera el Miss Canadá y esas mujeres en la oficina se volvieran locas de disgusto, les dije que, de obligárseles a esos concursos a aceptar transexuales, ya se las arreglarían para que no pasaran de una primera ronda. La que participaba en el Miss Canadá fue eliminada, ¿menos belleza o gracia que las otras… o más pasado?

SE DISCUTE EL BLOQUEO A CUBA… OTRA VEZ

Julio César.

EL DESTINO DE PASCUA LAMA… Y DEL FUTURO

agosto 27, 2010

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

   En línea más o menos directa, la historia ya va hacia los seis mil años, desde el momento cuando los hechos comenzaron a ponerse por escrito. Han sido milenios de civilizaciones que nacieron, prosperaron y murieron, de guerras y desastre. De avances y retrocesos. Una sociedad languidecía y era sustituida por otra, catástrofes naturales borraban algunas. Sin embargo, la gente continuó. Hombres y mujeres hemos perdurado. Mirando hacia el pasado más remoto, en tumbas casi prehistóricas, encontramos tazones, platos y artículos para cortar carne o machacar, como tendría cualquiera de nosotros en la cocina. Y en esas cosas pequeñas podemos aprender las lecciones de la historia. Nacemos, crecemos, prosperamos, después debemos dejar paso a los otros y partir.

   Desde el mes de abril hay un bote de petróleo en el Golfo de México, ecosistemas enteros están amenazados de muerte y todavía hay quienes lo miran como algo puramente económico, o una curiosidad lejana. Como catástrofe ambiental es algo que todavía no se contempla. Llevamos décadas discutiendo y leyendo, sentados y con una taza de café en las manos, sobre la destrucción de la capa de ozono, la contaminación ambiental por los residuos de combustibles fósiles e industriales, el recalentamiento global. Y lo miramos como quien lee “tal vez llueva esta tarde, cuidado si va a salir”. Está bien, es posible que fuera de tornados y ciclones que maten a miles, producto del cambio climático, la mayoría de nosotros muera medianamente cómodo en sus camas. Pero semejante pensamiento encierra la negligencia más monstruosa: hoy, ahora, matamos el futuro de los que vienen detrás.

   Atacamos el planeta a un ritmo que a este le cuesta recuperarse o defenderse; más allá del punto de no regreso sólo vendrá uno de esos futuro horribles descritos en mil cuentos. De alguna manera creemos que sólo nosotros contamos, que llegamos aquí por obra y gracia divina con una patente de corsos para hacer lo que nos de la gana, por lo tanto sólo a nosotros nos debemos. No tenemos obligación hacia la casa madre, tampoco con los que nacen cada día. Haya ellos, que se la resuelvan como puedan. Y no es que estemos gastando hasta el último de los recursos naturales (petróleo y árboles que oxigenen el planeta, para comenzar), sino que muchas veces son por motivos fútiles, como cuando la denuncia de los fluoro carbonados en latas de lacas, desodorantes y ambientadores, que destruían el ozono. Consumimos como si nuestro fuera el derecho de utilizarlo todo.

   Este corre me lo envió la amiga Myrian.

……

Necesitamos ser mil personas para que el asunto sea tratado!!!

Grandísimos depósitos de oro, plata y otros minerales han sido encontrados bajos los glaciares. (NOTA: Nada para generar oxígeno, ozono o combustibles no contaminantes).

Para llegar hasta ellos será necesario quebrar y destruir los glaciares -algo nunca concebido en la historia del mundo- y hacer 2 grandísimos huecos, cada uno tan grande como una montaña, uno para la extracción y otro para el deshecho de la mina. (NOTA: ¿Qué sería del glaciar con la ya de por sí actividad minera?).

El proyecto se llama PASCUA LAMA. La compañía se llama Barrick Gold. La operación esta siendo planeada por una multinacional de la cual es miembro George Bush padre…

El gobierno Chileno ha aprobado el proyecto para que empiece este año. La Única razón por la cual no ha empezado aún, es porque los campesinos han obtenido un aplazamiento. (NOTA: Bravo por esos hombres y mujeres valientes. Pero están solos y hay algo que llaman bien superior, el gobierno chileno puede alegar que necesita esos minerales –el dinero, pues- y es cierto, les pertenece, pero nada ahí es valioso desde un punto de vida ecológico o para bien del planeta, son sólo cosas materiales –oro- y herramientas para la industrialización).

Si destruyen los glaciares, no solamente destruirán la fuente de un agua especialmente pura, contaminarán permanentemente los 2 ríos de tal forma que nunca volverán a ser aptos para consumo de humanos y animales debido al uso de cianuro y ácido sulfúrico en el proceso de extracción del mineral. (NOTA: Monstruoso).

Hasta el último gramo de oro será enviado a la multinacional en el extranjero y ni uno le quedará a la gente a quien le pertenece esta tierra. A ellos sólo les quedará el agua envenenada y las enfermedades consiguientes. Los campesinos llevan bastante tiempo peleando por su tierra, pero no han podido recurrir a la TV por una prohibición del Ministerio del Interior.

Su única esperanza para frenar este proyecto es obtener ayuda de la justicia Internacional.

El mundo debe enterarse de lo que esta pasando en Chile… El lugar por donde empezar a cambiar el mundo es nuestro lugar.

Se ruega a la persona numero 1.000 que reciba este mensaje mandarlo a noapascualama@ yahoo.ca, para que sea remitido al gobierno Chileno.

No a la mina abierta Pascua Lama en la cordillera andina sobre la Frontera entre Chile-Argentina .

Pedimos al gobierno Chileno que no autorice el proyecto Pascua Lama para proteger la totalidad de 2 glaciares, la pureza del agua de los valles de San Félix y El Tránsito, la calidad de la tierra cultivable en la Región de Atacama y la calidad de vida de la gente afectada de la Región.

MUCHAS GRACIAS POR TU ATENCIÓN … APÓYANOS !

……

   Cuando lo recibí ya iban por 588 respuestas. Lo que me deprime un poco es pensar que, fuera de lo poco que hacemos, seguramente muchos lo recibirán y ni les interesará. Pero es hora de que cada hombre y mujer se detenga un momento y responda a conciencia:

   -¿Es criminal utilizar y consumir en una sola generación hasta el último de los recursos naturales?

   -¿O tenemos la autoridad sin detenernos a pensar con qué trabajaran los que vengan mañana?

   -Chile tiene todo el derecho del mundo de explotar sus riquezas, pero ¿al precio de destruir el glaciar, envenenar ríos, matar especies enteras y contaminar el suelo donde hombres y mujeres ya viven, con el agravante de que las ganancias no serán para la zona?

   -¿O debe preservarlo como reservorio natural, y como un bien ahorrado, para otros en un mañana distante?

   Es que yo imagino una paisaje como este, talado, sus aguas muertas de lo toxico, rodeado de smog y sin sus eternas nieves, y no puedo menos que sentir dolor. Porque, de que se trataría de un crimen, se trataría; entonces ¿no haremos nada?

Julio César.

PATRICIA RODAS, ¿INOCENTE MARIONETA O FARSANTE DE MARCA MAYOR?

julio 30, 2009

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

HONDURAS-PRESIDENTE RODAS

   La política parece, definitivamente, asuntos de gente villana. Y esa idea, ese asco por la política y lo político ha permitido que una recua de bandidos vivan, prosperen y se reproduzcan en ella como ratas en la basura. Pero aún gente tan descarada debería moverse dentro de ciertos límites que permitan sospechársele algo de seriedad. Algo así ocurre con esta señora que todavía se hace llamar canciller de Honduras, Patricia Rodas, negada como está a perder el poder.

   Por allá en mayo de este año, antes de caer en la ‘pesadilla’ de perderlo todo, la señora Patricia Rodas, representando como canciller al gobierno de Manuel Zelaya, habló en Brasil a favor de Cuba y del fin del bloqueo a la isla, al que calificó de brutal y criminal (es difícil contener la risa ahora), cuando en la OEA se hablaba de eliminar las sanciones a la isla cubana por intentar invadir por las armas a un tercer país, Venezuela. Con ardor la mujer decía, seria y hasta con mirada brillante de justa indignación que: “Nadie tiene derecho a excluir a otro país”. Y en este caso no es que vaya a sospecharse un sometimiento canino como el de Evo o el mismo Zelaya a los dictados del eje La Habana-Caracas, sino a la buena fe de gente necia que llora por el viejo y sádico dictador, aunque les importa poco la tiranía a la que ha sido sometido el pueblo cubano.

   Ah, pero la vida da demasiadas vueltas. Expulsado Manuel Zelaya del poder al tratar de violentar esa constitución tan extraña que tienen, que lo tacha de traidor; la mujer, cuan basilisca (casi dejando como niño de pecho al bárbaro de Bush), exige (¡exige!) que los países, especialmente los latinoamericano, pero también Canadá y Estados Unidos, impongan duras sanciones económicas al pequeño y pobre país. Quiere la retirada del visado a todas las nuevas autoridades, prohibición de ingreso a otros países, el corte de toda ayuda fiscal, el cese de todo tratado comercial y congelamiento de cuentas bancarias en el extranjero. Que se les cerque y se les obligue a regresarlos al poder, o que perezcan de hambre, eso es lo que Zelaya y la peligrosa Patricia Rodas piden para ‘su’ país; parece que los hondureños tuvieron suerte en salir de semejante joyitas.

   Lo que condenan cuando toca sus intereses o afectos, exigen que se aplique con dureza cuando los perjudica. Tan democrático, tan de estadistas. A estas alturas uno debe suponer que la señora está desesperada porque no ha habido un baño de sangre en las talles de Tegucigalpa. Ah, es que esta gente que se gira a la izquierda intentando quedarse para siempre con el coroto parecen todos cortados por el mismo molde.

   Pero es posible que sean ideas mías. Después de todo Zelaya y la doña son peones en el juego de Hugo Chávez para exportar la miseria y el atraso del siglo 21, por lo tanto mis enemigos. Es posible que sea yo quien vea todo en blanco y negro. ¿Qué opinan?:

   -¿Realmente no hay disparidad de criterios cuando se condena un bloqueo a un déspota pero se recomienda uno a otro país?

   -¿Se moverá por nervios, angustiada a tal extremo que tiene que pactar con el Diablo mismo para regresar al poder; o sencillamente es la manera de actuar de los farsantes de la izquierda?

   -¿Qué país se ofrece para cargar con el peso muerto de Zelaya, la mujer y la canciller, para que, Dios no lo permita, no se vengan a Venezuela? Alguien debe apoyarlos y compartir sus puntos de vista, ¿pedirá públicamente que el grupito se quede en su país?

   Ojala alguien los pida.

EL DESTINO DE PASCUA LAMA… Y DEL FUTURO

Julio César.

FERNANDO LUGO, ¿MENTIROSO… O HABIL POLITICO DEL TERCER MUNDO?

junio 12, 2009

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

FERNANDO LUGO

   En verdad no debería sorprendernos que el ‘obispo’ Fernando Lugo nos saliera echando la cochina pa’l monte. Es la historia de Latinoamérica. Este hombre que llega al poder, a la presidencia de el Paraguay, haciéndose pasar por una persona honesta, distinta, un dechado de virtudes y monerías, nos resultó no sólo un mentiroso tradicional, sino todo un sátiro desatado (“en esos campos no quedaba una flor…”). Cosa que puede provocar sonrisas, somos latinos, estamos acostumbrados a la viveza del pillo, al carajo que intenta abusar de la esposa del amigo o de las hermanas de la mujer (viéndose como una virtud; es el problema del machismo, debe probarse a todo rato o caen en depresión de mariconerías), pero este pillo en particular… era cura. Un padre de la iglesia católica. Uno imagina que cuando una de esas mujeres, confundidas por algo, sintiéndose emotivas y vulnerables, acudían buscando ayuda o apoyo, se encontraban al zángano con una botella de vino en las manos. Tal vez el de consagrar.

   Porque ese es su peor ‘pecado’, ¿cómo puede el pueblo del Paraguay esperar nada bueno, lo que sea, de un carajo que todos los días se paraba frente al altar de una iglesia y fingía transformar el vino y el pan en sangre y cuerpo de Cristo, de quien se decía un soldado? ¡Qué burla! Claro, tal vez nunca creyó en Dios, eso lo exculparía. A Dios seguramente no lo engañaba, pero al resto del mundo sí. Y creyéndolo un ser recto y decente, casi un ‘santo’ (era un cura, carajo) muchos votaron por él para que dirigiera el destino de su pueblo, y todo para que al final les resultara esto. Posiblemente yo esté predispuesto en su contra por sus coqueteos con Chávez; este régimen es tan indecente, brutal y sanguinario que cualquiera que se sonría con el Autócrata ya cae bajo sospecha. De entrada uno celebraba que en el Paraguay se alternaran en el poder. No es aconsejable que una misma gente permanezca tantos años en el poder, como pasaba allí con el gobierno de los Colorados, o como el PRI en México; eso tiende a crear políticos que se creen dueños de vidas y destinos, infalibles, que terminan creyendo que sus caprichos son mandatos. Era bueno que otro llegara… pero no un sujeto con prontuario. En el orden natural de las cosas, en países serios, el hombre habría sido detenido a la salida del palacio presidencial por corrupción de menores, actos libidinosos e ilícitos.

   Por lo que tengo leído, el vicepresidente paraguayo, Federico Franco, ha marcado distancia del sujeto; pero no por su sangre caliente y fértil, sino por ‘no querer gobernar’, evitando tomar medidas que aunque desagradables, puedan traer beneficios después, como hacen los políticos sensatos en Chile, a pesar de la Bachelet y su admiración a los autócratas militares. Al parecer el ‘cura’ se niega a tomar el toro por los cuernos, pero ya comienza a coquetear con ideas como confiscar propiedades ajenas. No les digo, la izquierda es la misma cochina en todos lados, siempre pa’l monte como la cabra.

   Pero, repito, tal vez esté predispuesto contra él. Otros pensarán distintos:

   -¿Es Fernando Lugo un falso hombre de fe capaz de tomar ron en medio de sus relajos, del cáliz de su iglesia, o tan sólo es otro ladino de la picaresca latinoamericana, ni mejor ni peor?

   -El que halla mentido sobre sí, ocultado su verdadera calaña, ¿podría ser un inconveniente para que gobierne, o al contrario, nada tiene que ver una cosa con la otra?

   -¿Cometió una estafa moral contra el pueblo del Paraguay que lo hace merecedor del desprecio público y la defenestración política, o hay que darle tiempo al tiempo y esperar que no tenga la costumbre de hacer con los dineros de la nación lo que hacía con sus votos de castidad?

   Pobre Paraguay, y miren que esta gente me agrada. Mientras otros pueblos más ‘desarrollados económicamente’ como Brasil y Argentina se dejan pasar la mano por el lomo, por Chávez, y le ríen y alcahuetean toda barbarie, persecución y violación de los derechos humanos, este pequeño pueblo se niega a que Venezuela entre al MERCOSUR porque saben lo que ocurre en estas tierras. Ojalá corran con suerte.

PATRICIA RODAS, ¿INOCENTE MARIONETA O FARSANTE?

Julio César.

MUJERES SACERDOTES EN LA IGLESIA

diciembre 14, 2008

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

mujeres-sacerdotes

   Aunque en líneas generales estoy a favor de una postura conservadora dentro de la iglesia (desde que leí EN EL NOMBRE DEL PADRE, el antipapa llegado a la silla de San Pedro para destruir la iglesia desde adentro, era liberar y partidario de los cambios), en lo que respecta a la ordenación de mujeres como sacerdotes (sacerdotisas es otra vaina), y la negativa de Roma a esto, estoy de parte del alegato femenino. Eso de decir que fue Dios quien destinó a los hombres para ser únicamente ellos los dadores de la verdad, es absurdo. Jesús, como todos mientras por aquí anduvo, fue un hombre de su tiempo y su momento, llegó al mundo en una época y un lugar donde la mujer era segregada, un ciudadano de segunda, como aún se observa en muchas de las aberrantes costumbres del Oriente Medio, cosa que los condenó al atraso frente a otras culturas, y era lógico que el Carpintero se viera rodeado de aquellos señores. Pero quien lee con atención sus andanzas observa que siempre se rodeó de mujeres, y que estas, en buena medida, eran descritas como más valientes, decididas y mostraban una mayor fe que los mismos apóstoles. Se qué no es cierto, o no lo sabemos, pero del Jesús de Narazareth de Zeffirelli, recuerdo la escena cuando Pilatos pregunta ¿a quién desean que se libere, a Jesús o a Barrabás?, y como la que interpretaba a la Magdalena gritaba ella solita, intentando sonar a multitud, “Jesús, liberen a Jesús”.

 

   Se alega, como en lo tocante al celibato (¡brrr!) que Jesús dijo a sus apóstoles que abandonaran a sus mujeres para ser sus seguidores. Esa es una interpretación acomodaticia, que no se siguió con suficiente rigor en lo referente a no levantar ídolos e imágenes y postrarse ante ellas como si fueran dioses. El pasaje se refería a que los hombres (como humanidad, hombre y mujer) no debían amar las cosas del mundo por encima de las espirituales pues estas a la larga le darían vida eterna y felicidad, cosa que no tendrían jamás en la Tierra. Se puede ser feliz por un rato, pero no para siempre. Ahí está el hampa, la crisis económica, las enfermedades, incluso los años que pasan y van arrebatándonos a quienes amamos sumiéndonos en el dolor. La Biblia misma no era antifeminista como alegan muchos (cosas de ociosos) al referirse a las culpas de Eva. Rut fue una gran mujer, Esther una heroína, y María es la madre espiritual de todos nosotros, ¿y quién osaría levantar su mano contra su madre?

 

   En estos momentos la iglesia católica atraviesa por el peor momento de una larga crisis, por una parte un grupo espera que los conservadores que no murieron con Juan Pablo Segundo, el grande, lo hagan con Sixto XVI, e iniciar reformas que no se sabe dónde puedan terminar. Cuando hablan de cambios y revoluciones de esto y aquello me da escalofrío imaginando a Chávez y su gente metiéndose para revolverlo todo. Cada vez menos personas piensan en las cosas del espíritu, pocos asisten a sus iglesias, especialmente en Europa, en América Latina avanzan los evangélicos; y en casos como el venezolano cada vez hay menos sacerdotes (en la urbanización de La Rosa, en el estado Miranda, no mandan curas jóvenes, tres ya han colgado los hábitos); también los escándalos de tintes sexuales, sobretodo de pederastia han causado mucho daño. El Papa alemán fue valiente al abordarlo, pero el mal está muy extendido, años de silencio cómplice y de mandar de aquí para allá al aberrado han causado su daño. Y en momentos cuando las mujeres desean prestar su hombro, poner en las tareas del espíritu, de ayudar a la iglesia con toda esa carga de determinación, entrega, paciencia e imaginación, les cierran las puertas en las narices. Mal asunto.

 

  Voy poco a misa, generalmente a un acto determinado, un bautismo, una boda, un funeral (que me dan alergia), pero me gusta que mis sobrinos escuchen sobre Dios, de ese algo que está por encima de todos, que todo lo sabe y todo lo ve, quien se entristece cuando somos malos y se alegra cuando somos buenos (así nos lo dijo, cuando tenía ocho años, la seca monja de rostro regañón, que sin embargo sonreía al hablar de Dios, cuando me preparaba para la primera comunión). Deseo que mis sobrinos, esos niños adorables y hermosos aunque llenos de una energía terrible, escuchen sobre honrar a padre y madre; que no se debe mentir ni levantar falsos testimonios; que robar es malo, sin atenuantes ni medias tintas; y que por encima de todo, no matarás. Esos son los valores con los que ha crecido la sociedad Occidental durante siglos, cuando la iglesia tenía voz; ahora somos más hedonistas, fue nuestra elección, como nos vaya es nuestra responsabilidad.

 

    Pero no quiero sermonear, me gustaría saber:

 

   -¿De verdad puede haber algo ‘malo’, desde el punto de vista espiritual, a nivel de Dios, que impida que las mujeres puedan oficiar misas?

 

   -¿No debería llamar el clero a formar parte de sus filas a todo el que desee ayudar por vocación, por “amor al Padre”?

 

   Creo, de corazón, que una mujer sabría encontrar las palabras que muchas veces hacen falta para llamarnos al redil, como aquella monja, que en medio de su severidad nos decía que…Dios, es amor.

 

FERNANDO LUGO, ¿MENTIROSO… O HABIL POLITICO?

 

Julio César.

ALÓ, ¿MARTE?

noviembre 19, 2008

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

silueta-en-marte

   Hace poco apareció una nota de prensa marginal, casi oculta, sobre unas cámaras que habían captado movimiento sobre la rojiza superficie marciana. Aparentemente la NASA distribuyó una serie de imágenes recibidas en enero del ‘Spirit’, sonda que recorre el planeta rojo fotografiando toda su superpie, allí, en el borde de un cráter llamado Gusev, se observó una silueta de lo que podría ser un humanoide, alguien sentado descansado tal vez de una larga marcha. ¿No sería algo increíble? ¿Imaginan lo que significaría que hubiera vida, después de todo, en Marte? Sin embargo, debemos mirar la nota con recelo, la NASA no ha vuelto a decir nada.


   Tal vez lo estudian en secreto (los conspiratólogos piensan que intentan reservarse el mayor número posible de datos, tal vez el que encontraron ciudades subterráneas o algo así), pero como se sabe no hay nada secreto que no sea rápidamente dado a conocer. Durante la Guerra Fría había un chiste así: Si quieres saber qué trama la CIA, pregúntale al embajador soviético. La existencia de hielo en la superficie marciana es conocida desde décadas atrás, hay quienes teorizan sobre seres capaces de tomar la mínima fracción de oxígeno de la atmósfera y sobrevivir con ello (deberán ser muy chicos, en el orden de los micro, no algo como un humanoide), o seres que se adaptaron al anhídrido carbónico. Como sea, no estamos seguros del todo aún. Pero la existencia de vida en Marte, por minúscula que sea, abre nuevas puertas… y trae dudas morales.

   Vida allí, del tipo que fuera, garantizaría que ‘todo’ tipo de vida podría existir, incluso la humana, si se resuelve el problema del agua y la poca atmósfera, que podría ser fabricado artificialmente si se deshielan los polos marcianos y se siembran plantas adaptadas para tales condiciones de frío, poca gravead y tenue aire. Serían plantas resistentes que deshelarían los glaciares, volviéndolos agua líquida, y poco a poco irían llenando la atmósfera de oxígeno. Suena a ciencia ficción, pero es un tema que debe tenerse en cuenta. Somos demasiados en La Tierra, y dentro de cien años, a menos que ocurra algo catastrófico, repentino y global, seremos aún muchos más. Aunque se tomen medidas conservacionistas, tal masa humana generará tal cantidad de calor y desechos que intentar detener el calentamiento global será prácticamente imposible. A menos que se logre traer frío del espacio a zonas en especifico, o energías frías, pero aún así, seremos muchos en masa, se necesitarán tierras.

   Bueno, dentro de cien años yo no estaré, pero por quiénes dejamos atrás debemos mirar qué hacer. ¿Ciudades subterráneas como de las que hablaba Isaac Asimov en su horrible futuro metalizado? ¿Vivir bajo el mar y cantar como Sebastián? El caso es que se necesitará espacio, el que está en poder de los desiertos, bosques y montañas, aún de las costas, obligando al mar a retroceder, por no hablar de las tundras. Necesitaremos tierra… y puede que en Marte la halla en abundancia. No será fácil. Habría que resolver problemas como el buscar una manera que la atmósfera marciana no escape; protección adicional contra la radiaciones solares, al menos hasta que se cree una capa de ozono; la búsqueda de agua, y esta es la más sencilla, al respirar las plantas y la fauna, se generara oxígeno e hidrógeno en el anhídrido, lo que llevaría, en el ciclo del aire, a que se forme hielo de agua, como en nuestros polos y cimas de montaña.


   Claro que estoy simplificando demasiado, seguramente saltándome muchos estudios, problemas y factibilidades, pero hace sesenta años cuando el abuelo se llevaba a la abuela, construía una casa grande y sólida para los hijos y luego para los nietos, previendo el futuro, preparándose para él, así debemos enfrentar nosotros la responsabilidad que tenemos con los que vendrán. En cuanto a lo moral, Carl Sagan sostenía que de haber vida en Marte, por simple que fuera, convertiría a ese planeta en prohibido, que Marte sería únicamente para los marcianos, pero:


   -¿Debe detenerse nuestra búsqueda de espacio y recursos por eso? (a menos que luego ataquen como en esa fea película FANTASMAS DE MARTE). Claro que no se llegaría a los extremos de Homero Simpson cuando los delfines atacaron y él grito: Vamos humanos, hemos extinguidos otras especies, con esta también podremos (qué no pudieron).

   -De no haber vida, ¿valdría la pena intentar transformar otro mundo en una nueva Tierra?

   -Sería costoso, exigiría compromisos y esfuerzos, llevaría mucho tiempo (cien años en tiempo galáctico, midiéndolo con la vida de una estrella, nada significa pero para nosotros, limitados por nuestra mortalidad, si), entonces ¿deben gastarse mejor esos recursos en resolver los problemas de recalentamiento y de contaminación? Pero ¿qué será dentro de cien años si no buscamos ese espacio nuevo? ¿Qué una familia tenga un único hijo y otras dos familias no, como en LA FORTALEZA?

   El futuro es la tierra desconocida, se supone que lo vamos creando día a día con la suma de todas nuestras decisiones. Ojalá sea así, y que ya halla gente pensando en cómo encararlo. ¿Qué creen?

MUJERES SACERDOTES EN LA IGLESIA

Julio César.

OJALÁ NO SEA TODAVÍA

julio 28, 2008

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

   Hace tan poco como el 18 de junio de este año varios departamentos bolivianos se encontraron declarados en emergencia bajo las aguas que arrasaron con casas, carros y gentes, afortunadamente pocos, pero enorme en el daño material que causó. Las reconstrucciones siempre son mil millonarias, generalmente en dólares, pero para el hombre y la mujer de a pie, que perdió sus cositas, la situación es terrible. Mal que bien tenían algo, algo propio y lo perdieron todo. Como gente normal, o como debería ser la gente normal, no tienen muchas esperanzas puestas en políticos o gobiernos, ¿quién ayuda al pobre en su día a día para salir de abajo, juntar sus cosas y prepararse más o menos bien para el futuro? Sus pérdidas son lamentables. Estas inundaciones, generalmente atribuidas a un fenómeno natural llamado La Niña (debe ser una de mis sobrinas, son terribles), lleva cierto tiempo causando estragos en la zona, aunque en el pasado era el Perú su víctima preferida, se había encariñado con ellos.

 

   Por otro lado, un volcán que llevaba tiempo preocupando en el Ecuador, el Tungurahua ha comenzado a atormentar a todo el mundo con sus temblores, humo y llamaradas más resientes. No la han tenido todas consigo los ecuatorianos, por un lado ese problema, y por el otro su frontera que limita con la guerrilla en palabras de su presidente, Rafael Correa, es testigo de escaramuzas entre los irregulares y el gobierno colombiano; es que cuando se está de malas todo llega junto. Igual ocurre en Chile y su volcán Chaitén. Colombia se ha visto sacudida por una serie de temblores, que han afectado también la zona andina de Venezuela.

 

   Pero las cosas no van mal sólo en estos lados del mundo, aunque no pienso hablar de Sri lanka, realmente no entiendo cómo esa gente vive todavía por allá, hace tiempo que yo me habría lanzado canoa abajo y abandonado esa parte del planeta; o Birmania, que fuera de la feroz represión de una dictadura militar, la naturaleza se las juega; o China con su pavoroso temblor; no, hablaré de Estados Unidos. Las cicatrices que los más o menos frecuentes tornados han ido causando en La Florida, que nadie puede ignorar, han ganado en violencia y fortaleza de manera inquietante; pero a pesar de sus víctimas y destrozos materiales, son nada comparado con la herida mal curada de Katrina sobre Nueva Orleáns. Y ahora aparece otro, y otro, azotándolos en su propio territorio. Creo que esas campanadas de alerta, estridentes, van a terminar despertando a la sociedad norteamericana.

 

   Ya no puede hablarse de problemas aislados, de fenómenos más o menos violentos que surgen de la nada. Algo está ocurriendo en su conjunto, no sólo con el clima, sino con la estabilidad misma de todo el planeta. La serie de pequeños (y otros no tan pequeños) terremotos que han sacudido la cordillera de Los Andes durante los últimos cuatro años, como la violencia de los tornados, maremotos e inviernos, por no hablar de las sequías y calorones capaces de achicharra todo ser viviente, no pueden seguir observándose como cosas que pasan por caprichos de la Madre Naturaleza. Es obvio que algo sí está pasando, que afecta y afectará al mundo globalmente, y que puede terminar siendo muy serio y desagradable para todos. Las sequías condenan a muerte muchas cosechas, como ocurre en La India y China, y cuando no hay alimentos, no hay sustitutos para paliar el hambre, y no sé otros, pero a mí me gusta comer cuando tengo apetito, y me pongo mal si no lo hago.

 

   ¿Qué piensas?

 

   ¿Estará deteriorándose el clima? ¿Estamos preparados para enfrentar temblores, olas gigantes, cerros que van deslizándose entre barros y escombros arrastrando gente, sucediéndose uno tras otro o simultaneadamente, sin dar tiempo para el socorro internacional o para cubrir todas las necesidades de los sobrevivientes? ¿Podemos hacer frente a la ruina de cosechas tras cosechas por lluvias o sequías, contando con reservas de alimentos ocultos bajo las camas de nuestros líderes políticos?

 

   ¿Llegaremos a tener que elegir entre nuestro modo de vida, consumo acelerado sin querer ver consecuencias molesta que arruinan los buenos momentos, o el freno a los mismos? ¿Tenemos el derecho de destruir el mundo donde nacimos sin dejarle chance a los que vendrán después, repitiendo con esa irresponsabilidad tan nuestra aquello de… después de mí, el diluvio?

 

   ¿O serán simple imaginaciones mías y me dejo llevar por el tremendismo y no está pasando nada, o al menos nada grave?

 

   Ojalá lo sea, ojalá todo esté bien. Ojalá que nuestros líderes y capitanes de empresas sepan lo que están haciendo, mientras yo continuo navegando alegremente por a red, envío mis mensajitos de texto citándome para ir a la playa a tomar cervezas y luego me recuesto a ver una buena película. Sería terrible tener que abandonar todo eso, así que espero que piensen que no, que todo está bien y que no debo preocuparme (nota: es la única respuesta que me gustaría).

 

ALÓ, ¿MARTE?

 

Julio César.

EL FUTURO

mayo 5, 2008

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

   Cuando se hablaba del dos mil, al menos para mi generación, se hablaba de eso, de un futuro que sonaba lejano, como lejano parecen los treinta cuando se tiene quince años de edad. Imaginábamos muchas cosas, no en guerras entre sudamericanos defendiendo postulados de hace cincuenta años, no en el cierre de fábricas y empresas para regresar a una economía de bodegas y trueques con poblaciones enteras sin autoabastecerse. ¿Qué la gente seguiría muriéndose de hambre en bastos sectores del mundo? ¿Qué la gripe continuara matando personas? ¿Qué el cáncer continuara imbatible? No, nada de eso podíamos suponerlo, o esperarlo. Para el desarrollo tecnológico que se desató a finales de los cuarenta después de las dos grandes guerras mundiales, parecemos habernos estancado en algún punto. Con decir que hoy en día, más que el ninguna otra época, más gente cree en las propiedades mágicas de piedras, en baños con delfines que curan, en brujos y en ¡lecturas de cartas! Es asombroso.

 

   Si tienes más de treinta como yo, ¿cómo pensaste que sería el futuro, qué esperabas que trajera en su saco de regalos?:

 

   -¿Casas bajo el mar, en las tundras heladas y en la Luna? ¿Creíste y esperaste que ya hubiera una base permanente en Marte de gente que tomara ese mundo como el suyo? ¿O esperabas que ETA, la narcoguerrilla y el pleito entre judíos y palestino durara hasta el día de hoy y seguramente hasta la consumación de los siglos cuando el sol se trasforme en un gigante rojo?

 

   -¿Creíste que enfermedades congénitas, el cáncer, diabetes y enfermedades renales ya estarían erradicadas? ¿O sospechabas que la gripe, la gastroenteritis y el paludismo continuarían allí, como hace cien años, con el consabido cuchillo bajo la almohada del enfermo para ‘cortar’ la enfermedad?

 

   -¿Esperabas el fin de las guerras, del hambre y de la contaminación? ¿O imaginaste que todo continuarías no exactamente igual sino peor, con mil reycitos guerreros alzándose en pequeños países como los caudillos de hace un siglo?

 

   Cuando se hace el balance no resulta nada alentador. Para nada. Y cabe preguntarse ¿qué falla entonces? A vece parece que lo que no hay es sentido común, pero tal vez sea una simplificación demasiado grande. Todos deseamos un mundo mejor, pero no sabemos cómo lograrlo. Eso suena inquietante, ¿no les parece?

 

OJALÁ NO SEA TODAVÍA 

 

Julio César.

EVO MORALES Y EL DESTINO DE BOLIVIA

febrero 15, 2008

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

evo-morales.jpg

   Me cuesta mucho ser objetivo al respecto. Odio demasiado al chavismo como para sentirme cómodo con este títere del eje La Habana-Caracas, aunque uno sospecha que a los venezolanos, a Chávez, se lo están viviendo esta parranda de chulos caros que lo saben… eh, bueno, no muy centrado y sin mujer y sin familia. Durante la cumbre en Chile, famosa porque un rey soltó la frase ¿por qué no te callas? (cómo les dolió), al señor Morales se le notaba apartado, callado, no se sumaba a ningún grupo de participación, temeroso de hacer un acuerdo que fuera a traer sobre sí las iras del venezolano. Parecía un empleadillo de esta Asamblea Nacional, temeroso de expresarse por si al Comandante no le parecía. Cuando Álvaro Uribe Vélez, ese hombre odioso, se le acercó ofreciéndole que hablaran con los delegados de Perú y Uruguay, fue lastimoso verlo negarse, evasivo. No se movió hasta que Chávez llegó, ¿cómo puede eso ser presidente de una nación soberana, y que encima le reclama a los que se le oponen en su país? ¿Con qué cara?  

   La forma en la cual la oposición boliviana enfrenta los garrotazos bárbaros es notable, pues hasta instituciones como la Corte de Justicia se entrega al poder del momento sin sopesar las cosas duraderas como la nación, la república, las leyes, de lo que se colige que magistrados de verdad, no son. Por suerte esta oposición actúa de una forma coordinada, ojala no sigan llegando maletas y petro dólares, por experiencia sabemos que eso calla muchas conciencia. Pero eso es nada comparado con el valor y el arrojo con el cual la gente común se lanza a las calles, a favor o en contra, por lo que cree. Hace tiempo trabajé con una boliviana, eran los tenebrosos tiempos de Carlos Andrés Pérez cuando todas las semanas había un rumor del golpe de estado; ella me dijo que aquí en Venezuela no sabíamos hacer las cosas, que en Bolivia la gente se cansaba del gobierno, se juntaban cien e iban y lo tumbaban. Así me dijo. Por ese entonces pensé: que envidia, y aún ahora lo pienso; aunque por otro lado, ningún país del mundo avanza así. 

    No se trabaja, no hay un esfuerzo largo, sostenido y constante. Un país donde cada cierto tiempo todo comienza, con la dichosa costumbre de países pocos serios donde la historia, el progreso y lo bueno comienza con el gobierno de turno, y siempre se empieza de nuevo abandonando lo ya hecho, no hay tiempo para cosechar metas pasadas. Si todos los años se saca la mata de mango que se sembró el año anterior para plantar una nueva ¿cuándo llegan los mangos y la sombra? Como en muchas otras naciones sometidas a los abatares de la pobreza y la improvisación de años y años de malos gobiernos, los bolivianos parecen querer dar un salto al vacío a ver si todo lo resuelven con un golpe de suerte; un grupo recorre las calles gritando abajo lo viejo, péguenle candela a todo y luego levantaremos algo mejor, y muchos prestan oídos. Por suerte hay gente común, sensata, que notan que quienes gritan no dicen cómo, ni cuándo ni con qué van a levantar ese mundo mejor (lo único que parece importarles es la reelección, y si es indefinida mejor), y se resisten a quemar la sabana. Ante eso, acosado por Caracas y La Habana, Evo Morales y el MAS se lanzan en una de cogerse todo el poder para ellos, vía habilitarte y reconstituyentes, ilegalmente, ya que las normas que la propia Constitución prevé, se la saltan a la torera, porque son arrechos y el resto no cuenta, reunidos entre media noche y gallos para dar el madrugonazo. 

 

    Sin embargo no todo le salió bien, hay sectores y provincias enteras que le salieron respondonas, y ante la imposibilidad de matarlos a todos, aunque talvez lo deseen, deben pactar. Hace tiempo viene barajándose la idea de ‘separar’ provincias, cosa que no quiere Evo Morales ni su gente ya que al parecer son las más ricas, cosa curiosa, las separatistas. Y al parecer no se trata únicamente de que sus dirigentes o ricos defiendan lo que tienen, sino la gente común que vive en esas zonas. Tal vez relacionan seriedad, gerencia, ley y orden a ese progreso, cosa que no se ve en otras provincias más dadas a quemar lo viejo y saltarse la ley a lo macho. Un dirigente del MAS, no apunté su nombre pero aparecía en CNN, gritaba que era una barbaridad, que no permitirían la desintegración del país ahora que esos separatistas intentaban llamar a una consulta popular. En todas partes los vagabundos son iguales. Es legal, porque él y Evo lo quieren, modificar la Constitución en una encerrona sin los dos tercios del Congreso, pero es un delito que otros pretendan algo que ellos no quieren. Es la vieja ley del embudo, ellos pueden llamar a un referéndum para hacer lo que quieran con las leyes, pero si otros llaman a una consulta para algo opuesto, es una monstruosidad.  

   Hace tiempo se corrió el rumor en Venezuela de que el Gobierno iría contra la gobernación del Zulia, en manos de la oposición, porque planeaban separase del territorio, por intrigas de Estados Unidos (Dios, que mentes tan siniestras; pobre chavismo, no duermen ni trabajan pendiente de esa gente). Yo dije, y creí ser original pero como cien ya se me había adelantado en la oficina, que si el Zulia se separaba, yo vendía todo y me iba para allá antes de que cerraran la frontera. Como juego, broma, está bien, pero eso de separar un país así como así es un asunto delicado, sobretodo con Perú y Brasil ahí, como caimanes en boca de caño, esperando caer sobre los más débiles; y que no se engañen los bolivianos como una vez nos engañamos los venezolanos, aún con Colombia y Brasil; si llegan a tener problemas graves, no esperen ayuda de nadie, no existe eso de países hermanos, sólo hay intereses de bolsillos.  

    Pero, por otro lado, caer bajo la bota de la sanguinaria represión castrista, como en Venezuela, o la incapacidad y corrupción descarada y muerta de hambre (no disimulan los cobres) de la izquierda tampoco es grato. Las opciones parecen pocas, delicadas y contrapuestas. Llegados a esa encrucijada muchos prefieren no hacer nada y ver si la cosa se resuelve sola. Esa forma de pensar y actuar es peligrosa, y peor, nos responsabiliza totalmente después de lo que pase; aunque hay personas que lanzan un escupitajo por una ventana y jamás parecen meditar en: ¿y si cae sobre alguien? No les importa porque carecen de un sentido natural de responsabilidad. También el miedo, legitimo o no, paraliza. Se quiere actuar, se piensa mucho en ello… pero no se hace nada sólo para lamentarlo después (como pudo pasarle a un tipo en una tienda de campaña en una montaña una noche si no se hubiera decidido a levantar una mano). Dicen que el mal triunfa cuando la gente buena se abstiene de actuar. Será.  

   ¿Qué puede hacer Bolivia?:  

-¿Dividirse, desgarrando a la pequeña nación, con el riesgo de que una porción se empobrezca más y la otra quede bajo la tutela’ de otros, y aún a riesgo de que se desate una guerra civil?  

-¿Someterse a la bota cubana y soportar por quién sabe cuánto los dictados de diosecitos que se creen dueños de vidas y destinos (y dígame si el líder está loco)?  

-¿Llamar a elecciones anticipadas y comenzar de nuevo?  

-¿Fingir pactar y rectificar sin hacerlo en verdad, siempre en pugna mientras el tiempo pasa?  

   Todas tienen trampas, son delicadas y no pronostican nada bueno, ni en lo inmediato ni en el futuro; no se puede comenzar indefinidamente, los recursos ni la paciencia soportan tanto. Ojala tengan suerte, aunque no parecen tener mucho sentido común, es raro que no vieran que ese desastre estuvo pasando en Venezuela antes. Parece que sólo Perú prestaba atención, y a México lo salvó la Guadalupe. Dicen que la patrona de Venezuela es la Coromoto, yo ya estoy recogiendo firmas para pedir cuentas… 

EL FUTURO 

Julio César.

JAKE GYLLENHAAL, ¿EL MÁS GUAPO…?

diciembre 29, 2007

talento-y-guapura.jpg

   Podría ser talento, claro, pero yo creo que es él…   

   Discutiendo con conocidos y amigos, por algo que leyeron que escribí sobre el sex apel, el carisma (que palabrita tan fea y peligrosa), comenzamos a discutir sobre la veracidad de ciertas afirmaciones. La idea de la belleza, o el atractivo, lo grato, varia tanto como aquello de la inteligencia. Madonna, más que una belleza, tiene una gran figura, pero su talento la hace brillar como una estrella en medio de un mar de menos talentosos. Su personalidad, su música, su canto y baile, hace de ella esa personita menuda pero fascinante.   

   Igual ocurre con los hombres. Hay deportistas que son considerados iconos de belleza, más por su habilidad, vitalidad e incluso su aire de salud y energía, que por rasgos físicos armoniosos, aunque los halla, como el detestable señor David Beckahm. En casos como el señor Brad Pitt, se le reconoce que es apuesto, y mucho, hay que admitirlo, aunque no sea el preferido de nadie. Lo suyo viene dado más por una genética privilegiada. En la cinta ¿CONOCES A JOE BLACK?, se le montó un reflector encima para que marchara sobre él durante toda la película, ese tipo se veía realmente ‘bonito’ en es filme; que fue, supongo, lo que deseaban lograr. Y no actuó ni mal.   

   Hay artistas que transmiten más de lo que es posible ver por encima, y al ser algo subjetivo, algo que cada quien decide, es difícil que otros lo noten a simple vista. Matthew Brodericx me parece un actor genial, alguien amable, buena gente y agradable, porque en sus cintas transmite eso, ternura, vulnerabilidad. Harrinson Ford es la fuerza, el aguante, el que luchará hasta el fin, como el Presidente de una nación amenazada o el padre de familia que toma sobre sí la responsabilidad de defenderla con sus manos. Bruce Willis tiene encanto, ángel, es el tipo duro y peligroso que debe enfrentar al mundo y lo vence, bañado en sangre y sucio, pero irónico e indomable todavía. Y son tipos bien parecidos además (para colmo, agregaría yo).   

   En esa categoría entró, hace tiempo, Jake Gyllenhaal aunque no me quieran creer ahora los conocidos, creyéndome víctima de la fiebre de su última cinta. Desde que lo vi en CIELO DE OCTUBRE (October Sky)  y como en EL CHICO DE LA BURBUJA (Bubble Boy), me pareció un tipo increíble, alguien capaz de transmitir ternura, cariño, pesar; era el chico aparentemente débil que enfrenta con mirada limpia y brillante, y sin embargo retador, un mundo más fuerte, mundo que tiene que doblegarse y ceder ante él. En JARHEAD uno decía, guao, de dónde sacó ese cuerpo, pero el personaje, aunque más fuerte físicamente, mantenía ese rasgo de la personalidad que lo hace atractivo: sufre, enfrenta fuerzas superiores, es un rebelde al que no se le quiere vencer en verdad; uno lo imagina secuestrado ganándose a sus captores quienes llegan a amarlo.   

   Pero fue en BROKEBACK MOUNTAIN donde uno terminó de quererlo, por ese personaje tan cálido y tierno que creó. Era el sujeto que intentaba saltar por encima de sus fuerzas para alcanzar su lugar en el mundo, fracasando, viviendo a medias, atormentado por una vida no realizada. Expresando tantas cosas con silencios y miradas, no tan intenso como Heath Ledger, a ese nivel, pero igual de sobrado. Para mí se convirtió en el mejor, el consentido. Me volví su fan, y como tal me parece que es inteligente, amable, buena gente, buen amigo, desinteresado y maravilloso. Me molestaría descubrir un día que golpea mujeres, o a niños, o sale por ahí en una campaña idiota protegiendo a dictadores de islas caribeñas contra su Gobierno en lugar de ponerse de lado de los prisioneros del dictador que sueñan con su libertad (dicen que es inteligente en verdad, y como aparentemente no gusta de las drogas seguramente no caerá en esos exabruptos). Gente como él tiene demasiadas responsabilidades a ciertos niveles.   

   Pero dejemos la intensidad. No sé si realmente alguien lee estas páginas, pero me interesa saber qué piensan:   

   ¿Será cierto que el atractivo o la belleza de otras personas radican en la mirada de quienes miran y admiran?   

   ¿No es Jake más atractivo que la mayoría?    

   ¿Es realmente un tipo guapo, o sólo un buen sujeto sostenido por su talento?   

   Espero que estemos en contacto. 

EVO MORALES Y EL DESTINO DE BOLIVIA

Julio César.