Archive for the ‘QUÉ HACES AHÍ, GUAPO…’ Category

EL ESPIRITU

diciembre 11, 2017

EL AZUCAR DE LA FIESTA

   Cuando entra, es que cambia…

   -Hey, vecino… -saluda en la puerta del apartamento.- Me dicen que no celebra la navidad, ni asiste a las reuniones con los demás, ni participa en el intercambio de regalos, así que vengo a enseñarle lo que se pierde después de las doce, cuando ya los niños y muchas de las vecinas se han retirado y están dormidos. ¿Paso y le muestro?

Julio César.

EL AZUCAR DE LA FIESTA

diciembre 6, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Si, no debió amenazarle con dejarle si no iba.

   -¡Roberto! –chilla la joven, por sexta vez en menos de veinte minutos cuando su novio, al que está presentándoselo a los compañeros de trabajo de la fábrica, hace su oferta.

   Este, después de negarse a asistir a la reunión, de quejarse por todo el camino mientras iban, había tomado bastante y se sentó junto a los regalos del intercambio, quietándose la ropa y proponiéndole a todo el que se acercaba:

   -¿No quieres ir conmigo al cuarto donde tienen las carteras y chuparme el caramelo? Lo tengo duro y sabroso.

   Riendo, las chicas se alejaban, todo coloradas… pero más de uno de los chicos, incluso su jefe, parecieron dispuestos a probar y saborear el curioso momento.

EL ESPIRITU

Julio César.

EL PELIGRO CON LOS VECINOS

diciembre 6, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Cuando se mudó, Juanito casi lloró…

   …Porque le pareció terrible que se mudara justo al lado de su casa uno de sus profesores más estrictos del colegio. Uno que vivía llamándole la atención. Y si, era un problema, el hombre, en cuanto su mujer salía a trabajar, y si él estaba libre, se dedicaba a llevar sol en el patio y a darse largos baños de piscina, siempre muy ligerito de ropas. Era un problema de tamaño directamente proporcional al bañador que usaba. Enorme mientras más chica la tanga. Eso pensaba mirándole a escondidas, sin poder apartarse, con la boca seca. Enrojeciendo acalorado más de una vez al ser pillado por este, que sonreía como si comprendiera que eso le pasara. Hasta esa mañana, que acercándose a la verja, le habló directamente.

   -Oye, necesito que me apliquen bronceador en la espalda y en las piernas, no te molestaría, ¿verdad? –le preguntó, sonriendo con cierta sorna, sabiéndole dominado por un calor extraño, tembloroso de emoción mientras asiente en silencio con la cabeza.- Vamos, pasa; mi mujer aún tarda. –parece prometerle algo sucio y secreto.- Eres el papá de Juanito, ¿no?

……

   Un buen corto de esa firma JockButt. Vamos a ver si Youtube no me lo borra… y me llama la atención otra vez. Estoy en salsa. Le queda un poquito al video, pero no me atreví a subirlo allí. Si quieren, vayan a: EN LA BOLSA

EL AZUCAR DE LA FIESTA

Julio César.

SANTA PRONTO LLEGARA

diciembre 2, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Y te va a buscar con su bastón de caramelo en la mano…

   Santa traerá obsequios a todos los chicos y tipos buenos, muchos encontraran sus fálicos juguetes bajo su colchón; algunos gritarán de emoción y lo usarán todo el día, sin querer salir de sus camas; otros los ocultaran de la vista de esposas, novias y amigas… Pero también viene a meter en cintura a los chicos malos. Repartirá muchas nalgas sobre su regazo.

EL PELIGRO CON LOS VECINOS

Julio César.

RECOMPENSA

noviembre 27, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Ya preocupaba a su familia…

   El profesor de Matemáticas no vio la necesidad de regresar a su casa después de las clases, ansioso como estaba por llegar al gym y comenzar a ejercitarse, viéndose recorrido por una ola de excitación al bombear en las máquinas, empujándose a los límites, obsesionado por verse más y más musculoso y fornido, mientras más ajustada, chica y… rara era la ropa que vestía como indumentaria obligatoria del lugar. Mirarse al espejo mientras flexiona su cuerpo, notar todos esos músculos tersos, le gustaba, aunque su mujer no lo aprobara, creyendo que exageraba. Pero no le importa, se dice sonriendo vacíamente, la mente desconectada. A él si le emocionaba, como las sobadas con aceites que algunos chicos le daba después de las rutinas, frente a los amigos, tratándole como a un tonto aunque hermoso objeto de deseo. Idea que le encantaba, como las manos osadas que iban a sus tangas.

SANTA PRONTO LLEGARA

Julio César.

LA PRACTICA DIARIA…

noviembre 18, 2017

TIEMPO DETENIDO

   …Aún, ser feliz, lo requiere.

   Ser la estrella del rudo equipo le había brindado satisfacciones, ser el centro de atención era una, otra ser el sexy pedazo de carne tan deseado por los fans, chicos y chicas que lloriqueaban mostrándole su amor, el tamaño de las ganas que le tenían. Cosas que le divertían. Los aplausos, los gritos, ver las expresiones cuando se quitaba la camisa, los casi desmayos cuando salía de sus pantalones y corría ligero de ropas. Todos los ojos clavados en su persona. Sonriendo, sin pensar en nada, se exhibía. Cuando alguien, generalmente algún tipo (parecían ser los que conformaban la mayor audiencia en aquellas prácticas), se le acercaba y quería tocar sus bíceps, se encogía de hombros con una sonrisa y disfrutaba de verles tan emocionados, embobados… y calientes. Oh, sí, todos deseándole, fantaseando con él. Reía de las suplicas de los más jóvenes, que le ofrecen masajes, secar su sudor o lavar su ropa interior. Cuánto se ha carcajeado, en los vestuarios, arrojándole el bóxer a más de uno, quien casi cae de culo por la dicha. Si, amaba ejercitarse cada día frente a su público, casi tanto como jugar y ganar. La vida era buena, bonita y valía la pena ser vivida.

RECOMPENSA

Julio César.

APUROS ANTE SANTA

noviembre 3, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Con ese ayudante, el viejo suda tinta…

   Cuando les dijo a sus padres y a su novia, que por fin había encontrado empleo y que tal vez le duraría un buen tiempo, primero no le creyeron, luego todos se alegraron. ¡Era tan vago! La felicidad les duró hasta que le vieron con el uniforme de trabajo, ensayando sus movimientos como “Santa” de una tienda de porno para hombres adultos. La cosa ya no se veía tan clara… Aunque algunos amigos de su papá le calmaron diciéndole que no hacía nada malo; eran tíos madurones que admiraran su destreza, y lo mingoneaban dándole muchos regalitos, especialmente, y por alguna razón rara, tangas atigradas, que este compartió generosamente con sus amigos, quienes, de pronto, también se morían por disfrutar de  sus presentaciones de baile.

LA PRACTICA DIARIA…

Julio César.

RECLUTAMIENTO

octubre 31, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Bryan Hawn, puro talento, ¿no?

   Amigo, ¿terminaste tus estudios superiores y sigues sin saber qué hacer con tu vida? Visítanos en California, tierra de sol, playas y bellezas, te ofrecemos la oportunidad de formar parte de nuestra familia de salvavidas. Buscamos líderes, conductores, agresivos machos para capitanear a la tropa. Contamos con muchos miembros fuertes físicamente, bien constituidos, capaces de todo, de cumplir y satisfacer cualquier orden pero necesitados de la conducción de alfas que los controlen con manos firmes y les enseñen su lugar. Ven, se mueren por conocerte. Tienen mucho que ofrecerte en todas esas largas guardias de noche y las de fines de semana. Les urge en verdad ser manejados, adiestrados, someterse a quien sepa lo que deba hacerse; tanto que arden de ganas. 

APUROS ANTE SANTA

Julio César.

BAÑADO

octubre 17, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Y mientras más tibia, mejor.

   Lo hace a veces, de tarde en tarde, temblando de lujuria, sintiéndose acariciado, cubierto, cobijado con toda aquella leche… recordando aquella noche cuando se embriagó en la despedida de soltero de su mejor amigo y gritó que si no llegaba la puta él tragaba lo que se le pusiera por delante… ¡Y vaya que tragó a manos, por decir algo, de aquellos amigos alborotados! Y se mojó todo. De eso más nunca se habló, fingían no recordarlo por la borrachera, pero él, de tarde en tarde temblaba deseando que se repitiera.

RECLUTAMIENTO

Julio César.

RESPUESTAS A LA RUTINA

octubre 6, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Si le tocas por aquí, la cosa salta por allá

   Le encanta llegar y sorprender al chico de la máquina de al lado, generalmente más bajito y delgado, quitándose la camiseta de su enorme cuerpo, mostrándose con la tanga con la cual se ejercitará allí, junto a él, transpirando, gruñendo ronco como si follara. Y mientras lo haga, con voz entrecortada, le contará a ese chico de los amigos que tocan su cuerpo grande y musculoso, que jugando a veces le pellizcan las tetillas comentando lo duras que son; deteniéndose le preguntará: “¿quieres comprobarlo?”, flexionándose cuando las trémulas y emocionadas manos vayan a su encuentro. Y si, diría ese chico, estaba caliente, húmedo y duro bajo su tacto nervioso y ansioso; será cuando le escuchará gemir al apretarle bíceps y pectorales. Ruido que le agitaría las pelotas. Pero serían las tetillas, oprimidas una y otra vez, las que le regalarían el momento de su vida:

   -Joder, amigo, no sé qué conexión tienen, pero cuando me las tocan me alborotan la polla, pero aún más el… -y se vuelve, medio inclinándose, ofreciéndole el premio mayor, ya humedecido y listo para ser tomado y llenado en los vestuarios.

BAÑADO

Julio César.

NOTA: El video fue tomado de un portal gratuito, no conozco a este amigo (aunque no me molestaría sentarse en una máquina a su lado, para verle trabajar, ya que ejercicios no hago), ni sé de su vida. Esto es sólo juego.

NATURAL

septiembre 26, 2017

TIEMPO DETENIDO

   Se movía con una seguridad que arrechaba…

   El grupo de amigos, después del juego de futbol, escusa para salir de sus casas los martes por la tarde, lejos de las esposas y los niños aunque los amaran, tomaba cervezas frías cerca del lago del parque haciendo mil comentarios jocosos, inventándose cuentos. Reían exageradamente contentos hasta que ese carajo apareció no se sabía de dónde, caminando con donaire, lanzándoles una leve mirada, un saludo casi imperceptible con la cabeza, dedicándose a observar como atardecía sobre las aguas. No beben, no hablan, tan solo le miran y secretamente cada uno de ellos se estremece, enrojeciendo cuando, por accidente, sus miradas chocaban con la de algún colega, temiendo que adivinaran que bajo las ropas, por alguna razón, se les alborotaba viéndole. Finalmente el sujeto se volvió y todos casi pegaron un bote, sintiéndose culpables y pillados en falta. Este sonrió y la cosa fue peor, a algunos de ellos, literalmente, se les salió la baba.

   -Tranquilos, que tengan ganas de trocarme y sobarme, de lamerme y hacerme cositas, por delatante o en la retaguardia, no los hace homosexuales, es que así estoy de bueno, compadres.

RESPUESTAS A LA RUTINA

Julio César.

TIEMPO DETENIDO

septiembre 25, 2017

EL MOMENTO ESPERADO CADA TARDE

   ¿O perdido? Todo chico bueno merece mimos y cariño…

   Hey, chico, ¿qué tienes?, ¿por qué esa carita? ¿Por qué tan solitario en esa práctica deportiva un lunes por la tarde? ¿Por qué no estás con amigos, riendo y hablando paja? ¿Por qué no hay un guapo muchacho sonriéndote desde el agua? ¿Por qué ese lindo joven no está sentado a tu lado, mirándote con adoración, presto a tomar tu mano, o tocarte en la pierna y pasar el rato? ¿Qué no tienes a nadie? ¿En serio, muchacho? ¿No serás muy tímido, no temerás demasiado un posible rechazo? No es tan complicado, alza la mirada, busca y encuentra la del joven que hace latir tu corazón; sonríele y ve a dónde te lleva dar un primer paso, sólo necesitas reunir un poquito de valor.

NATURAL

Julio César.

CADA NOCHE UNA CITA

septiembre 13, 2017

EL MOMENTO ESPERADO CADA TARDE

   Hay detallitos de los hombres que…

   Una tarde, no sabe cómo, se mezcló una conexión de cámara web que tenía con su novia, a quien no le agradaba mucho verle hacer eso, con un sujeto que le dijo que se veía rico. Riendo apenado, quiso cortar, pero el otro le rogó que le dejara mirar por un ratico, quería verle ese cuerpo musculoso. No sabe por qué lo dejó, pero lo hizo, mostrándose, leyendo en sus comentarios que se veía guapo, muy sexy, y que ojala estuviera allí para darle un masaje, como seguramente querían darle todos sus amigos. Riendo, gruñendo los “¡ay, marico!, deja las vainas, deja las vainas”, se exhibía picado en su vanidad. Eso fue la primera vez, y la segunda, la tercera y ya ha perdido la cuenta de cuantas veces le ha dejado mirarle. Ya no piensa en ello, ni le pregunta si estará al otro día, tan sólo regresa a casa y enciende la cámara, riéndose burlón, llamándole maricón, cuando el otro le dice que se toca y se soba viéndole, pidiéndole, voz vehemente y urgida, que no corte hasta que termine. ¡Qué marica!, se decía, sonriendo, abultando los bikinis que ahora usaba y que ese tipo celebraba, pidiéndole la dirección de su apartamento para enviarle cositas bellas.

   No, eso no, se dice, todo erizado… No, todavía.

TIEMPO DETENIDO

Julio César.

FASCINANDO SOLO OBSERVANDO

agosto 19, 2017

EL MOMENTO ESPERADO CADA TARDE

   Ya se estremece sintiendo su mirada…

   Le encantaba ejercitarse, cultivar su cuerpo en arduas horas de gimnasio. A su novia no le interesaba, no más allá de una inicial fascinación de enamorada. Otros eran como él, en el gym, y aunque era grato compararse secretamente en esos momentos, debía compartirlo con ellos, que también tenían lo suyo. Y eso no le gustaba. Por ello, cuando el vecino le alabó el corpachón, un tipo flaco y reilón, de dientes grandes, casi le obligó a ser testigo de sus rutinas, encontrando en el brillo de sus ojos, mientras recorría su musculoso cuerpo, un estimulo nuevo que calentaba su interior, obligándole a mostrarse más y más. Cada vez más encerrados para esos show, cuidando que no llegaran de improviso las novias y los pillaran. Cada vez en una trusa menor, más chicas, apretaditas, bien llenadas y mojadas. Más estremecido al flexionar ante los gruñidos roncos del otro, los “sí, sí, enséñamelo, muéstramelo todo”. Temblando a pesar del tamaño cuando las flacas manos ahora le aplicaban el aceite, lentamente, endureciéndosela bajo la trusa, cerrando los ojos y respirando pesado cuando esas manos iban y sobaban su trasero… prácticamente lubricándole el agujero.

   Oh, sí, eso iba a terminar muy mal… para su novia descuidada.

CADA NOCHE UNA CITA

Julio César.

ORAL

agosto 12, 2017

EL MOMENTO ESPERADO CADA TARDE

   El sabio usa lo que tiene…

   -Verga, pana, ¿qué haces? –pregunta alarmadamente divertido, el chico entrando en el salón vacío, encontrando al flojo compañero de estudios, quien le dedica un gesto displicente de cabeza mientras sigue aceitándose.- Volviste a irte de farra y no estudiaste para el examen oral, ¿verdad?

   -No lo vas a saber tú. –responde el cretino.- Espero resolverlo con un bailecito y que el oral termine dándomelo el profe, antes de aprobarme. Después de probarme. –responde tal cual; ¡sí su padre supiera lo que hacía en la escuela!

   -Eres una sarna. –replica el otro, ojos brillantes.- ¿Te ayudó con el aceite en el trasero? Parece que no llegas.

   -Zape, sé que me le tienes bastante ganas.

FASCINANDO SOLO OBSERVANDO

Julio César.