JUEGOS ENTRE LOS MUY MACHOS

noviembre 10, 2015

NOCHE DE MUSCULOS DUROS

   Eran competencias vistosas.

   Fue hasta natural que terminara compitiendo así aquel grupo de jóvenes sujetos mazacotudos, pendientes de sus cuerpos, de sus músculos, amando el cómo se ven, adorando tocarse cada uno, ansiosos de encontrar miradas de admiración, adoración, envidia y ganas de tocar en otros ojos, sin importarles ya que fueran chicas o tíos, lo que importaba es que miraran y desearan. Comenzaron aquel club de pelea para eso, mostrarse, que los ojos de otros recorrieran con hambre sus figuras, pero allí, sobre el ring, el verdadero rostro del problema se levantó, con fuerza, dureza: el deseo de someter, de controlar a otros carajos, de derribarles y hacerles sentir su poder.

   Pero claro, y aunque jamás lo admitirían, también había un grupo de amaba, que adoraba sentirse sometido, aprisionado, controlado bajo el peso de un poderoso macho.

¿TAN SOLO TRAVESURAS?

Julio César.

MENSAJE

noviembre 10, 2015

LA AGARRADA

UNA MALLA PARA PESCAR MACHOS

   A nadie molesta cuando se pasea en calzoncillos…

   Tiene un cuerpo grande, muchos musculosos, y esos calzoncillos, con los cuales va de aquí para allá, agachándose a recoger cosas. Nadie está muy seguro, pero sienten, con un cosquilleo en sus pelotas, qué algo más ocurre. Pero ni ellos ni el otro, el tío musculoso en calzoncillos así, están muy consientes. No como el chico bajito, delgado y de mirada burlona que asea los vestuarios, esperando el momento de hacer su movimiento. Estar a solas y admirar abiertamente su cuerpo, especialmente su trasero, y tocárselo, metiendo un día o dos después, la mano y acariciándoselo. Lo siente en el aire, el enorme chico estaba enviándoles mensajes hormonales a los machos, de que necesitaba atenciones y mano dura para que le obligaran a atender a todos los carajos.

VIAJE A LO PROFUNDO

Julio César.

SEXUALIDAD, DROGAS Y ARMAS: NORTEAMERICA DURAMENTE CONSERVADORA, LATINOAMERICA ALEGREMENTE LIBERAL

noviembre 10, 2015

27 DE FEBRERO,  RETAZOS DE COLCHAS

HOMERO SIMPSON, SIMBOLO DE LOS TIEMPOS

   Hay un viento de…

   Qué extraño es el mundo; mientras el fin de semana pasado estuvo caracterizado por un grupo de referéndums a nivel de votantes sobre asuntos que afectan a los norteamericanos, ganando de calle el conservacionismo más recalcitrante, entendido como tal el más férreo control sobre cualquier brisa liberal, América Latina, en tribunales, produjo dos sentencias que causaron sensación, algo incómodas, la verdad sea dicha. Lo notable es lo contrastante, los curiosos resultados cuando las cosa se plantean entre votantes o magistrados de altos tribunales que determinan qué es legal o no. O lo mejor para la gente.

   En ese fin de semana, varias elecciones estatales dieron nuevamente ventaja legislativa a los republicanos sobre los demócratas, cosa que debe encender las alarmas dado los bandazos idiotas que anda dando esta gente con caricaturas como Donald Trump en plan de candidato presidencial (qué locura) y la aparente aceptación de los republicanos de sus ideas fascistas al mejor estilo de la Italia de los veinte y la Alemania de los treinta. Es lo que ocurre cuando el modelo se desgasta en agotadores juegos presidencia-congreso, batallas inútiles, estériles y vacías de políticos ineptos divorciados de la realidad que las personas perciben como que este, el sistema, ya no responde a sus necesidades (peligro que corre de una manera alarmante, actualmente, Colombia). Pero fuera de ello, se dieron tres resultados refrendarios que llamaron la atención.

NO EN OHIO

   En Ohio se le preguntó a la gente si deseaban que se legalizara el uso de la marihuana, ya saben, con la vieja cabronería de decir que para usos médicos, pero en sí era legalizar el consumo de drogas (eso da demasiada plata, y el narco consumo es un mal endémico norteamericano, país que representa el diez por ciento de la población planetaria y consume casi el cincuenta por ciento de todas las drogas que se producen en el mundo; no sólo no es una sociedad muy cabal sino un enorme mercado para políticos y legisladores vagabundos); daba por sentado que dirían si… pero dijeron que no. Sesenta y cuatro por ciento de los electores dijeron “No”. La gente como que pensó, por una vez, que con tantos problemas permitir que la población, especialmente los jóvenes, vivieran drogándose libremente, no terminaría bien. Eso me alegró. Lo insólito es que en México se dio vía libre para legalizar el consumo de marihuana, y esa para comenzar.

FIESTA EN MEXICO

   Se hicieron las aclaratorias de siempre, el fingimiento, el disimulo de esto y aquello para legalizar un problema que lleva décadas acosándoles una vez que Colombia se decidiera a expulsar buena parte de sus carteles. No sería extraño que una cierta narco influencia pesara en el ánimo de muchos magistrados a la hora de votar; en sociedades donde este negocio se instala maneja tantos recursos que todos terminan salpicados o deseando meter las manos. El problema es que México, dando pie a la entrada de drogas en la vida cotidiana, abre una brecha enorme en toda Latinoamérica, repito, las drogas son un negocio horripilantemente rentable, creo que aún más que el petróleo (la leyenda dice que Pablo Escobar Gaviria le ofreció a los políticos colombianos cancelar la deuda externa del país si le dejaban actuar libremente), una sociedad donde la delimitación entre delito y “exceso”, no queda claramente delimitado, y los mandatarios se creen con derecho divino a hacer lo que les da la gana con sus países y legislaciones (desde delinquir por televisión a perseguir gente y luego inventarle juicios), es peligroso esta patente de corso. Si tenemos políticos, jueces, militares y policías medio delincuentes, ¿dejar abierta la posibilidad de actuar “legalmente” en el negocio de las drogas fue un paso inteligente?

   Lo confieso, me sorprendió lo de México, no tanto que se llegara a la suficiente cantidad de personas importantes como para que tal cosa se diera, sino que fuera en el Máximo Tribunal mexicano. Ni siquiera se dio un largo debate de diputados, una batalla campal en un congreso, no, se saltaron todo eso. Con el agravante de que en nuestros países a la gente no suele preguntársele nada, simplemente debemos aceptar lo que nos imponen y ya.

NO EN HOUSTON

   Volviendo a Estados Unidos, en Houston (tenía que ser), se refrendó otro asunto, una cosa que parece hasta boba, pero el caso fue que a los transexuales no se les otorgó el permiso de utilizar los sanitarios públicos del sexo al cual sienten que pertenecen; ninguna chica atrapada en el cuerpo de un hombre puede usar el baño de damas. Y aquí se nota no sólo el feroz sello de los conservadores, sino hasta del puritanismo, esa vieja característica de la manera de ser que de tarde en tarde ataca a los norteamericanos aunque muchos dudan de ello (y que no pocas veces ha revolucionado esa sociedad desde su seno, como lo fue comenzar el nuevo despertar espiritual que dio pie a la lucha contra la esclavitud). Aquí lo conservador del parecer triunfo abiertamente. ¿Es justo?, ¿no lo es? Es difícil decirlo, aunque intelectualmente podemos sostener que cada quien tiene derecho a vivir su vida, a manifestarse sin temores o complejos porque es algo que no puede controlar, o no buscó, que es su forma de ser, imaginar un sanitario de damas donde están las sobrinas y que entre un hombre que se siente y actúa como mujer, puede ser algo chocante. Todos los temores al demonio de la Edad Media se desatan. No hemos evolucionado tanto. Tal vez por eso la gente votó que “No”. Y, repito, es discutible. En Colombia, por otro lado, un tribunal sentenció que las parejas homosexuales pueden adoptar niños independientemente de su estado civil.

DIVERSIDAD DE LA FAMILIA

   En este caso me sorprendieron dos cosas, y no fue el que se les permita a toda clase de parejas adoptar niños independientemente de su composición; cualquiera es capaz de sentir ternura, desear proteger y amar, de sentir orgullo ante la criatura que crece, bella, sana, inteligente y amorosa. Aunque abiertamente maternales como son nuestros pueblos, negar que los hombres pueden sentir igual grado de amor y compromiso en la familia, es una tontería. A veces tal capacidad está algo atrofiada porque culturalmente no se levantan latinos para que den teteros, cambien pañales o paseen con el niño por las calles, aunque ya se ve. Las mujeres se han encargado de asfixiar, desde la cuna y durante generaciones, tal capacidad para mostrar ternura. Al machista lo paren, amamantan y educan nuestras mujeres. Es un monstruo de creación personal (y al haber un padre machista, creado por otra mujer, sólo se refuerza el problema).

   Sin embargo, cualquiera puede sentir el deseo de procrear, o criar niños, amándoles, mirando en sus logros la justificación de sus vidas, desear escuchar la palabra mamá o papá, dichas con cariño, con un nudo en la garganta. Pero en este caso me sorprendió que la decisión saliera de una sociedad como la colombiana, que externamente tiene dos componentes distintivos, en el imaginario regional por lo menos. Lo de una oligarquía sensata y responsable trazando los destinos del país (y que está fracasando miserablemente, en Colombia se reproduce, hecho a hecho, la receta que creó a Hugo Rafael Chávez Frías en Venezuela y que nos ha hundido en esta miseria y angustia); y lo conservadores que son en sus modos de vida, indicándoseles como “gente bien criada”.

   Lo segundo que llamó mi atención, y aquí si veo cierta falla, pero desde afuera, opinando sobre cosas que no son asuntos míos, es que procediera de una sentencia de un tribunal y no de una consulta directa a la gente. Seguramente se hicieron dichas consultas (aquí dicen eso cada vez que quieren imponernos algo, que se discutió con un amigo, una comadre, una ex novia, y a eso le llaman “consultar a todos los sectores de la sociedad”, aunque, claro, esto es sólo fascismo), ¿pero realmente se les preguntó a los colombianos qué pensaban sobre ello? Para bien o para mal, las leyes que afectan a todos, o que la gente siente que la afectan, deben ser consultadas, con todo y lo peligroso que sea para las minorías, que deberían ser escuchadas y tomadas en cuenta (aquellos que prefieren el beisbol al futbol). Pero ni siquiera eso fue lo que encontré extraño, ¿es legal en Colombia el matrimonio homosexual? No, todavía no.

   Entregar un niño a una pareja cualquiera es un asunto muy delicado, porque un nacimiento natural no garantiza que un niño sea cuidado, protegido o amado, aunque debería, y a los tribunales, a los jueces, debería preocuparles que quienes se pronuncian por obtener un niño no sólo estén en capacidad de protegerlos, darles de comer y amarles, sino que  brinden estabilidad, así estén obligados por un papel. Los hijos no garantizan el éxito de un matrimonio, que los niños nazcan de una unión legal heterosexual no garantiza que obtengamos niños felices, pero entregarlos en adopción a parejas casadas los ata, legalmente, en un juicio de divorcio el destino del niño, cómo se le mantendrá, qué arreglos se harán para su estabilidad emocional, que se garantice en un documento que luego puede volverse y morderle el culo a alguien que no lo cumpla; así que eso de otorgar el derecho a adoptar a gente que no está unida legalmente por un papel, así sea un concubinato, me parece, personalmente, una temeridad. No hablo de amor, ni de gente buena o mala, hablo de una obligación legal real ante la sociedad de responder por los niños.

   Los jueces no están para dictar sentencias contando con “la capacidad de amar de las personas”, están allí para formar el marco donde los derechos de todos sean respetados y garantizados. “Okay, papá, te divorcias de mamá (o de mi otro papá) para ir en pos de otra vida, pero recuerda que aquí estoy yo, y si no lo recuerdas, si es más fácil pretender que no estoy, aquí está este papel que te lo recuerda”. ¿Qué es frío, qué no resuelve nada, qué no garantiza algo?, al menos es un comienzo. Si el tribunal colombiano deseaba conceder derechos a parejas con una capacidad tal de amar, de desear cuidar y proteger, muy bien, pero antes debieron legalizar las uniones homosexuales, el matrimonio gay, o cuando menos el concubinato (¿qué es una imposición grosera y condenable?, suena a alguien que no desea comprometerse con una causa mayor a sí mismo), por mucho que un matrimonio no resulte en garantía de nada, pero al menos, frente a las leyes y la sociedad, brinda algún tipo de protección. Matrimonio, adopción, familia, son palabras, conceptos, instituciones que no son buena ni malas, no tienen culpas o responsabilidades en nada, quien falla, siempre, es la gente, por eso se les debe prensar con leyes para que cumplan lo que ofrecen o prometen.

DOS HOMBRES Y MEDIO

   La escena de la imagen es totalmente posible, cualquiera pueden sentir el deseo de amar a otra persona y estar en su derecho a vivir su realidad (lo demás es condenar a la gente a la infelicidad), y anhelar que en su vida halla más y más, como los hijos; hay quienes guardan y comparten sentimientos de una manera maravillosa, pero a los niños debe protegérseles a toda costa. Legalmente, quiero decir. No sobre quién puede amar o no, sino que existan obligaciones claramente señaladas a no maltratarles física o mentalmente, a darles de comer y vestir, a poner un techo sobre sus cabezas, a garantizarles la educación. Que los estados y legislaturas fallen en brindar protección a los infantes de “familias tradicionales” (nada más hoy se escuchaba, en Bogotá, de un bebé de ocho meses asesinado por el padrastro, y protegido por la mamá de la pobre victima), no puede utilizarse como excusa o justificación para nada (si eso lo hacen los padres, imagínate a “esos”), sino tratarse como una horrible tara que debe ser corregida por la sociedad.

POELIGRO EN TEXAS

   Lo otro que pasó ese fin de semana en Estados Unidos, y que parece ser únicamente un problema de ellos, es que reglas que regularizan la caza protegiendo especies, sufrió un serio revés. Casi un retroceso. Se eliminaron normativas que protegían a las especies, y sí algún grupo quisiera proteger a los últimos Dodos si aparecieran por ahí, se les haría casi imposible con la nueva maraña legal. La gente violenta siempre necesita crearse su ámbito, pero esto es delicado, un día, al paso que llevan los republicanos, especialmente dentro de los límites fronterizos de lo que una vez fue México y lo tomaron a la fuerza, tal vez llegue a ser legal “cazar”, en el término más literal de la palabra, a los latinos. También aquí se impuso la tesis de “yo soy yo y lo que me gusta es mi derecho, los demás que se vayan al carajo”. Por suerte no tienen problemas de juventudes extraviadas que salen a matar a todo el que se les cruza por el camino, en ello son tan faltos de responsabilidad como en el daño que causan los tornados dado el cambio climático.

   Repito, asustan los tintes que toma Norteamérica; hoy, ahora, causan graves daños a todos (lo del calentamiento global), sin responsabilizarse de ello; imagínense con todo el poder de esa gran nación en manos de unos locos fascistas con cruces gamadas en sus corazones.

EL PESEBRE

Julio César.

EL TRABAJO DEL ABUELO AQUEL VERANO

noviembre 10, 2015

LOS VIEJOS BUENOS TIEMPOS

CHICO SEXY Y CALIENTE DEL AYER

   Lo contaba de cierta manera, pero se sabía…

   Cuando se le preguntaba que hacía en el verano del cuarenta y seis, finalizada la Guerra, el hombre les contaba a sus nietos y bisnietos que estuvo estacionado en el Japón ocupado, obedeciendo la orden de tender puentes con los antiguos señores guerreros en el pueblito costero donde se alojaba. Y era amistoso con ellos, juguetón, travieso y bonito… de trato, tanto que los poderosos guerreros lo aceptaron con brazos abiertos. Claro, no les cuenta cuánto se divirtió como acompañante durante esos días, ni de las grandes camas o los kimonos de seda.

Julio cesar.

NOTA: Hay algo en lo antiguo, o vintage como le dicen los gringos, que llama la atención. Por ello subí un video retro, aunque no tanto, uno de esos que siempre me han parecido buenos. Al lado de una piscina, bajo un implacable sol, un terrible calor y en speedos, dos tíos se asolean y uno tiene una fantasía de lo más caliente. La pregunta es, ¿cómo pudo manejarlo después con ese traje de baño? Si les interesa, vean: PAPIS EN VACACIONES DE ANTES

ESPERANDO…

noviembre 10, 2015

NO TAN MACHOS MEN

EL SEXY JEFE TE ORDENA

   Nadie se iba hasta que el gerente llegaba, no por subordinación, sino por su humor. No, no es bromista, es agresivo, masculino, testarudo y hasta intimidante a veces, con un poderoso e intenso olor a macho que hacía estremecer abiertamente a mucho de los muchachos. “A ver, perras”, ruge llegando, “quien necesite de un hombre que me acompañe a las duchas. Si quieren, vengan dos, que estoy caliente”. A veces, simplemente, se llegaba al lado de cualquiera, y metiéndole mano dentro de la ropa interior, sobándole el culo todavía cubierto, le decía: “Sígueme, que lo tienes hambriento”.

UN HOMBRE CALIENTE DENTRO DE SU PANTALETA

   Se estremece sintiendo la suave textura de la tela envolviéndole, metiéndosele entre las nalgas de una manera que le excita. Aunque sabe que es la mitad del cuento. Desde que su mejor amigo le descubrió usando pantaletas, en un descuido en el trabajo, se encontró atrapado; no por presiones, sino por las palabras del otro, sobre lo bien, lo sexy que se veía en femeninos encajes. Incluso tocándole. Y le regaló otras y atrevidas prendas, preguntándole con voz ronca, sensual y masculina al oído, en un ascensor lleno de gente, si lleva bajo su trae y corbata alguna de esas tangas. Era terrible, como el casi roce de los labios en su cuello o el fantasmal toque de los dedos sobre su trasero. Por eso una tarde le preguntó, “¿quieres que te modele algunas?”, a lo que este respondió que sí, muy excitado. Ahora le espera, ya oye que lega, justo en cuento Martina, su mujer, salió para el cine con sus amigas.

EN CUEROS CALIENTES

   Oye el ruido del motor que se acerca y se agita. Sabe que pronto entrará en los estacionamientos, que saludará a la gente que encuentre como el gran sujeto, guapo y triunfador que es, subiendo por el ascensor, silbando saldrá al pasillo, seguramente sonriendo ya. Sabiendo que le estaría esperando consumido de pasión, llevando únicamente lo que desea que use, preguntándole si fue al gimnasio, como debe hacer cada día aunque no vaya a la oficina, para ejercitar su trasero y tenerlo más musculoso y duro. Le nalgueará un poco, riendo, diciendo que así es que quiere a su socio y cuñado, el marido de su hermana, con ese gran culo parado. Era vergonzoso, pero sabe que se sonrojará y sentirá orgullo, y que al otro le gustará cuando su musculoso trasero se agite mientras le da.

QUERERLO ES INTENTARLO… AL MENOS

Julio César.

LIZZIE, SAM, DEAN, AMARA Y LAS ALMAS… 5×11

noviembre 10, 2015

FINAL DE TEMPORADA, PURA OSCURIDAD

LA DULCE AMARA

   ¿No es adorable?

   El quinto episodio de esta temporada de Supernatural, 11×05 – Thin Lizzie (con mi total ignorancia del inglés ni idea de qué quisieron decir, fuera de mencionar a cierta dama), fue increíblemente extraño. El caso era de una simplicidad increíble, los motivos que impulsaban las acciones eran casi fútiles, muy humanos, eso sí, ¿quién no ha deseado alguna vez que le estalle la cabeza a otro?, de fantasmas que no existían y sin embargo fue sorpresivamente bueno (Dean gritándole a Sam un “para qué seguía oprimiendo el rociador de aquella agua de colonia para abuelitas”, olor lavanda, quedó genial). Hubo tres cosas que me gustaron: el fetiche de Sam, Lizzie Borden, y Amara sonriendo pensando en su futuro encuentro con Dean. Fue un episodio de Sam y Dean… con Amara. Aunque extraño a Castiel y Crowley. Incluso a Rowena (es un gusto que va adquiriéndose).

UNA CHICA ASUSTADA ES UNA CHICA CARIÑOSA

   Todo comienza en un cuarto de hotel de lo más recargado de viejos mobiliarios, en una supuesta pensión embrujada; cosa que no debería extrañar, me recordó un episodio de una muy vieja serie, Zafiro y Acero, donde personas desaparecían por monstruos que venían del pasado por puertas abiertas por gente que se aferraba a lo antiguo. Bien, un chico lleva a una joven a dicha hostería embrujada para ponerla en ambiente, seguramente planeando algo más, y coloca una vieja canción, Daisy, que se encantó (esa música tiene un encanto innegable, y sirve hasta para matar extraterrestres al ataque). Las luces parpadearon, se oyeron gemidos, una puerta rechinó y pensé, guao, ahí sí que hay fantasmas. El chico abre la puerta, no hay nada, sonríe y se vuelve en una escena típica, detrás de la muchacha se encuentra una figura con un hacha que la ataca. Y el hijo de perra ese intenta correr, dejándola, pero la puerta está asegurada y le alcanzan también.

   En el bunker los hermanos investigan y no hay noticias de Amara, Castiel sigue recuperándose (como cuando “tenían” a Kevin allí y no aparecía nunca), no tienen nada y Sam propone investigar un caso, una pareja de jóvenes muertos de un cuarto de hotel, uno supuestamente embrujado. Dean reconoce el nombre, Lizzie Borden, y le preguntas sí es un caso real o quiere darle rienda suelta a su fetiche por los asesinos seriales. Sam lo niega, pero Dean se ríe. La muerte ocurrió en la casa donde la mujer asesinó y destazó a su padre y a su madrastra. Y esos temas interesan, generalmente a los hombres (a las mujeres parecen gustarle los asesinos en sí), no me agrada para nada la Crónica Roja, ni nada de eso, pero, por ejemplo, Jack, El Destripador, es para mí una personaje fascinante.

LIZZIE BORDEN

   Esta Lizzie Borden es interesante, y es icónica en Estados Unidos. Formó parte del jurador infernal, reunido por el Diablo cuando este se peleaba el alma de Homero Simpson, la cual este vendió por una rosquilla, fue ella quien leyó la sentencia. También apareció en una muy buena película de vaqueros y fantasmas, Purgatorio, cuando un grupo de violentos ladrones de bancos llegan a un pueblo extraño donde todos son famosos pecadores y asesinados, quienes esperan allí el momento de ir al Cielo o al Infierno; allí ella se enamora del chico de la película y admite haber cometido esos crímenes para escapar del abuso. Y era bonita, la de la imagen tiene algo extraño.

LOS WINCHESTER Y LA PENSION DE LA MUERTE

   Como sea, llegan a la pensión donde está este hombre extravagante, cuya madre es una bruja que le maltrata, y por un segundo pensé que podíamos estar en un caso de Psicosis. Curioso, el hombre no hizo un comentario sexual cuando Sam y Dean escogen la misma habitación (uno los extraña, sobre todo las malas caras del mayor). Este odia el cuarto, los edredones, los arreglos, el aire a viejo, comenzando por una colonia con la cual un emocionado Sam impregna el aire. Hay una señal electromagnética fuerte. Pero todos se descubre, la interferencia electromagnética es por un aparato, las luces tienen sensores para fallar de vez en cuando y en algunas habitaciones hay dispositivos también de tiempo para que se escuchen susurros y llanto. Un fraude total, pero muy bien montado (y siendo así tal vez sería hasta divertido para una noche en tal lugar). Mientras investigaba, Dean nota a un sujeto con una cámara que espiaba hacia adentro. La cosa es, ¿quién asesinó a los muchachos?

SUPERNATURAL 11X05

   Matan a la dueña de la pensión, y mientras se dirigen a ver al tipo que Dean vio por la ventana, saben de otro asesinato y los hermanos se separan. Alguien mató a un hombre llegando a su casa, la niñera del hijo lo encontró, llega la esposa, fría e indiferente a la muerte del marido pero preocupada de que su hijo viera algo, la cual echa a Sam de la casa.

DEAN Y EL FRIKI SUPERNATURAL

   Dean y el tipo son divertidos, es un fan de las casas embrujadas, y por un momento parecía cierto, hasta que Dean ve en un sobre el símbolo que la Oscuridad y la niña Amara comparten. Encara al sujeto, quien narra su encuentro con la solitaria y extraña chica de doce años, Dean se sorprende de lo mucho que ha crecido y va a irse pero este le retiene, ella le quitó algo. Su alma. Se siente vacio. Cuando lo comenta con Sam, este piensa que la esposa del sujeto, la cual tiene un amante, pudo ser la asesina del hacha. Se llevan al sujeto, no pueden dejarle libre pero tampoco matarle (si, tus nuevas reglas, le recuerda Dean a Sam), le esposan al auto y entran a la casa del amante de la reciente viuda.

DEAN EN LA CAZA

   Entran a investigar después de ver signos de pelea; en el sótano Dean encuentra el cadáver de la pareja y le noquean.

SAM Y SU ARMA

   Sam encuentra atado al chico del hombre destazado, que ve algo sobre su hombro y resulta ser la niñera, que lo derriba. Como siempre, los hermanos terminan atados, serán un regalo a la nueva amiga de la Nanny, Amara. Y yo deseaba que llegara, que se presentara y encontrara a Dean atado. La chica cuenta su historia de amor y dolor, el novio la deja, lo ve entrar al museo pensión con otra y los mata a ambos, a la dueña porque le quedó debiendo dinero de un trabajo de verano, y a la pareja por arruinar la vida del chico, en este caso la movía su deber de niñera, de protectora del infante. Las cosas que hizo fueron terribles, pero básicamente fue empujada a ello… como lo son todos los jóvenes que comienzan en la vida. A esa edad piensan que el mundo se acaba con un mal trabajo o un amor no correspondido, los años dan perspectiva y sentido común, al menos para cosas tan banales. Hizo lo que hizo porque sin alma, no contó con frenos morales, tan sólo hizo lo que deseaba. Su mente atormentada encontró consuelo, paz y hasta sentido en la sin razón que le ofrecía la Oscuridad, llegando a amarla; un ejército de seres humanos podrían seguirla por eso, a la diosa antigua, y si a eso sumamos cierta reunión extraña de un ángel desmoralizado y un demonio que siente que el Infierno pierde sentido, Amara, una vez unificada con la Oscuridad, podría contar con un ejército impresionante. La nueva antigua diosa. Eso me recordó, otra vez, el relato sobre Nyarlathotep, el terrible, con su regreso a este mundo, de novelista Lovecraft.

   Sam se desata, hay una pelea, ella tiene un arma pero el chico sin alma la mata. No siente culpa, no lo hizo por ayudar, era porque algo le decía que era lo correcto, aunque le es indiferente aún eso. Y aquí hay que diferenciar entre los desalmados. Sam, sin alma, continuaba cazando, por rutina, aunque tuviera que disparar a través de una chica para alcanzar a un demonio. Ese joven hizo eso no sólo por ayudar a los cazadores a detener a una asesina sino que luego confiesa esos crímenes a la policía para que le encierren y no pueda hacer más daño, porque si, también algo oscuro crece en su interior. La chica, Jenna, bajó y mató a su abuela, ¿resentimiento por una estricta educación religiosa?, eso podría explicar la destrucción de las figuritas. A la esposa infiel no podía importarle menos su marido muerto, su instinto maternal si se fijó en su hijo. También lo de esta chica, libre de culpas, de frenos, necesitada de saciar lo inmediato, se entregó a la matanza. Hay ciertos atributos de la Oscuridad que ya se perfilan, la enfermedad contagiosa que recuerda el virus Croatoan, la perdida de almas y el deseo que algunos pueden sentir de seguirla.

   Pero lo que me encantó fue el final, fuera de Dean confesándole a Sam que no se sintió en peligro frente a la Oscuridad, de quien piensa que le salvó de algo, es cuando se marchan y la chica aparece con esa sonrisa despidiéndose con un “adiós, Dean; pronto nos veremos”. Lo sé, me repito una y otra vez, pero la perspectiva de una pasión terrible y poderosa (carnal, me refiero), entre Dean y la mujer que representa a la Oscuridad, me atrae. Eso que Chuck pintó de su visión entre Sam y Lilith, En el monstruo al final del libro, en la cuarta temporada. Imaginen a un ser todo poderoso, terrible, a quien ángeles, demonios y monstruos temen, encaprichada con Dean.

   Por cierto… ¿cómo se le escaparía Amara a Crowley?

PEQUEÑO MUNDO DE PELUCHES, 6×11 – 7×11

Julio César.

CONSIDERADO

noviembre 10, 2015

LEY NATURAL

UN TIO, UN HUECO, CARNE Y LECHE

   Y lo hacía dos o tres veces por semana.

   -Querida… -la llamó por teléfono, entre jadeos, unos que contenía a duras penas, ojos brillantes viéndola pulsar frente a sus ojos.- No te preocupes por prepararme nada de cenar. Aunque el lugar está lleno como siempre, encontré un huequito en la cafetería y estoy comiendo. Prácticamente tengo la boca llena. Si, cariño, algo caliente y nutritivo. Carne, tu sabes que es lo que más me gusta. –todavía tuvo el descaro de sonreír, antes de cortar la llamada y regresar a la mamada.

MUY AGRADECIDO, MUY AGRADECIDO

Julio César.

ALFAS EN RESERVA

noviembre 10, 2015

FANTASIAS Y TORMENTOS

SEXY MUSCLE MAN

   A veces le dan pena los chicos nuevos en el almacén, con sus cuerpos cultivados en gimnasios, sus estudios y títulos, con sus aires de grandeza, pero con sus pequeños paquetes de bebés. En cuanto se desnudaban en los baños del almacén, sus ojos quedaban atrapados invariablemente en su entrepiernas, con las bocas ligeramente abiertas, mejillas rojas, ojos sorprendidos y, si, fascinados. Sentía algo de piedad por ellos, intentado parecer hombres capaces de llevar una sana y activa vida sexual, satisfaciendo mujeres con sus mini miembros. Notaba los ojos brillantes y anhelantes sobre su cuerpo transpirado, era cuando suponía que si intentaba algo, atraparles por los cuellos, halarles y hacerles caer de rodillas, o en cuatro patas, les convertiría fácilmente en sus nenas. Ni se resistirían. A veces, cuando alguno era especialmente insolente cuando llegaba del colegio a decirle cómo hacer su trabajo, y luego casi ovulaba al mirarle sin ropas, tentado estaba a feminizarle. Un día tomaría a uno o dos y lo haría…

MUSCLE MAN

   -Mi ex mujer vive molesta conmigo, y eso que del cuento no sabe ni la mitad. Me dejó por ese tipo bonito que conoció en su trabajo, que la llevaba al cine y a restaurantes, pero que en cuanto vi supe que algo le fallaba. Me llegué una mañana a la casa que compartíamos, y la cual quedó de su lado en la repartición, y cuando el tío me pilló llevando sol en la piscina con uno de mis apretados speedos, el mundo se le vino abajo. Intentó mostrarse tranquilo, algo alterado por mi intrusión, pero los ojos los tenía clavados en el paquete que abultaba mi bañador. No intentaba nada, se los juro, pero le atrapé por el cuello y le arrojé de espaldas sobre una de las sillas de jardín, calleándole encima, y sólo se agitaba contra mi cuerpo y me tocaba mientras yo le decía que si seguía mirándome así sabría lo que era sentirse lleno de hombría. Sé que fue algo malvado de mi parte, pero le dejé que tocara, que sobara, que rogara con los ojos. Fue algo sucio de mi parte con el pobre tipo… -sonríe.- …Pero todavía pienso en llegarme otra vez y encontrármelo en la cama que comparten, obligándole a ponerse una de sus pantaletas y tomarlo. He hablado con amigos, del asunto, porque me era confuso, pero dicen que no hay nada raro en que un macho de verdad quiera follarse lo que encuentre, que sea follable y pida ser follado. Que es nuestro derecho. ¿Será que lo hago?

Julio César.

¿IMPORTA LA FORMA DEL MENSAJE?

noviembre 10, 2015

INCOMODO DENTRO DE SUS ROPAS

EHHH!

   En todo hay señales…

   Después de una larga vida de oraciones, sacrificios, privaciones y piedad para con los demás, Sor Agnes de Acagua se acercaba a su final. Había sido la suya una existencia agotadora y azarosa, como la de todos quienes se dedican a un apostolado de entrega. Algo encogida, rostro muy arrugado, aún se levantaba para sus oraciones, sintiéndose levemente culpable al yacer tanto tiempo en la cama o la mecedora que las más jóvenes del convento se aseguraban de tenerle cerca. Ya, sintiéndose muy débil, llamó a capellán, para su confesión y último pedido, que la regresaran y sepultaran en el viejo cementerio del pueblo de sus padres, y que sobre la lápida se leyera:

   -Aquí yace Sor Agnes, nació virgen, vivió virgen y virgen regresa al Padre. –cierta vanidad flotaba en el ambiente.

   Se le aseguró que el mensaje sería conocido y finalmente cerró los ojos la buena mujer, pero como suele ocurrir, entre las indicaciones del capellán, y lo que cancelaron por honorarios a tal fin, el mensaje sobre la pequeña loza de piso terminó por informar a la eternidad:

   “Aquí yace Sor Agnes, devuelta sin usar”.

Julio César.

CALAMBRES

noviembre 10, 2015

TODOS GANAN

UNA SOBADITA RICA

   Hay dos fijas cuando a un pana le da un calambre al ejercitarse: lo peligroso de la zona… y que siempre un amigo quiere masajearle.

GUERRERO

Julio César.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores